Índice de contenidos

1979

Propiedad, vida humana y libertad

Autores
1979
Volver
  • Índice

Crónica de la XVIII Reunión de amigos de la Ciudad Católica

ORONICA DE LA xvm REUMON DE LOS AMIGOS
DE LA CIUDAD CATOLICA
Los amigos de la Ciudad Católica, fieles en el camino emprendido
e incansables en el afán, han celebrado su XVIII reunión en el Se­
minario Mayor de Valladolid los .días 12, 13 y 14 de octubre de
1979.
Su tema: Prot,iedad, vida humana y libertad, tema fundamental
cuando las doctrinas colectivistas y socializantes están desmelenadas
y muestran. su faz amenazadoras.
Esta reunión ha servido para saludar a viejos amigos, para cono­
cer a nuevas personas, para insuflarnos de esperanza ante los proble­
mas que nos acechan, para concertar actuaciones conjuntas y coor­
dinadas, y, sobre todo, para repasar la doctrina católica de la propie­
dad privada
y de su función social.
Sin olvidarnos,
por supuesto, de que ha de ser Nuestro Señor
Jesucristo quien bendiga nuestras actividades y dé
fruto a nuestros
trabajos, para lo
cual -y por intercesión de su Santísima Madre­
hemos rezado con firmeza y devoción el Santo Rosario, con dnlce
,eguridad en el
triunfo final.
El número de participantes
ha sido semejante al de años ante­
riores, no obstante lo cual se han visto caras nuevas que, en general,
han quedado entusiasmadas con el ambiente de amistad y camara­
dería vivido.
Los amigos franceses del Office lnternational han estado repre­
sentados por Amaud
De Lassus, por Patricio Jobbé Duval, viejo
conocido y participante en tantas de nuestras reuniones, y por Jean
Pierre Moreau, que vino por segunda vez
y con un español sensible­
mente mejorado.
Los portugueses de Retistenda y Vector han estado también pre­
sentes por medio de José Vaz Pinto, cuya presencia con su stand de
libros se ha hecho ya entrañable. El, que nos había profetizado tantas
calamidades si seguíamos el camino de su patria, ha podido ver el
triste cumplimiento de lo que nos había señalado.
En el capítulo de ausencias
ha habido importantes faltas, muchas
de ellas excusadas con telegrama de adhesión. Pero entre todas hay
una que
es irreparable: es la de José María Gil Moreno de Mora,
1121
Fundaci\363n Speiro

XVIII RBUNION DE WS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
que ya no nos alumbrará con sus lúcidas lecciones sobre el problema
del campo, de tanta gravedad y actualidad.
Juan Vallet,
antes de su conferencia, le dedicó unas palabras
in memoriam, y por su eterno descanso se ofreció la Misa del sá­
bado día 13. Pero a esto ya nos referiremos más adelante.
A continuación pasamos a reseñar el contenido de las conferen­
cias y foros.
Viernes 12 de oetubre
Comenzamos la celebración de la festividad de Nuestra Señora
del Pilar con una
Misa oficiada por el padre Antonio María Cas­
cales, secretario provincial de las Escuelas Pías en Valencia, que ani­
mó a los congresistas y comentó las lecturas en su sermón. Nos habló
de
«la atención del entendimiento y la intención de la voluntad»,
nos instó a escuchar y cwnplir con María, y nos recordó una frase
de los filósofos clásicos llena de interés para comenzar las jornadas :
«Haz lo que haces».
Nos trasladamos inmediatamente a la sala de conferencias donde
el catedrático de Filosofía, Rafael Garnbra Ciudad, nos ofreció una
mtr()(/11cció11 di fem,, sugestiv No es preciso justificar la propiedad, nos dijo, recurriendo a la
ley natural. Basta con conocer al hombre, con conocerse, pues sin
extender el yo y el super-yo le es imposible vivir al hombre. De ah!
la gravedad de las falsas concepciones antropológicas, como la de
considerar al hombre encerrado en una cápsula y teniendo que libe­
rarse
de todo lo que le rodea.
Pero el hombre, sin lo -que ama, sin lo que hace, es pura poten­
cialidad. La forma de hacer libre al hombre no es desvincularle de
lo que le rodea, sino hacer
que ame su mundo.
Llegado a este punto nos
leyó nna parte del cuento filosófico
Le petit prince, la conversación entre el príncipe y el zorro: «Sólo
se conocen las cosas que se domestican ... »
Parafraseando a los liberales dijo que «los males de la propiedad
con
más propiedad se curan>> y proclamó el derecho fundamental
del hombre a tener
· algo propio y diferenciado, a proyectarse en las
cosas. «Esta, concluyó, es la fundamentación última de la propiedad.»
Acto seguido, el notario
de Valencia, Jerónimo Cerdá, nos habló
de
Familia y p-ropiedad. Fue la suya una conferencia profunda, do­
cumentada y larga, largu!sima, como todas las suyas.
Fue exponiendo sistemáticamente las respuestas de la historia y
1122
Fundaci\363n Speiro

XVIII REUNION DE WS.AMJGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
del pensamiento a la cuestión de la división de 105 bienes del mun­
do. Dentro de la respuesta del pensamiento aludi6 a Arist6teles, al
Génesis, al cristianismo y a Santo Tomás.
Aludi6 también a la funci6n social de la propiedad, al bien co­
mún de ]05 cuerpos intermedios y al bien común familiar; pasando
revista a la herencia, «perpetuación del derecho de propiedad», y
distinguiendo entre herencia familiar y herencia voluntaria.
En la lucha moderna contra la propiedad y familia habl6 del in­
dividualismo
y del socialismo, y para su defensa -vital en la actua­
lidad-n05 remiti6 a la doctrina social de la Iglesia, terna ya de
otra conferencia.
Hubo de abreviar y esperamos su publicación en estas páginas
para poder estudiarla reposadamente.
Dado lo avanzado de la hora subi6 inmediatamente
al estrado
de los oradores José Iturmendi Morales, profesor agregado de Fi­
losofía del Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, que
desarroll6 el tema
Propiedad y ectmomfa.
Comenzó exponiendo su situación. El no es economista, sino
experto en Filosofía del Derecho. Por eso, excusándose, se permitió
llevar
el tema al campo de sus conocimientos y explic6 las relaciones
de
la propiedad con la economía desde la perspectiva del pensa­
miento tomista, lleno de interés y tristemente olvidado.
Concluy6 su conferencia recordando a un amigo de la Ciudad
Católica que el Señor nos arrebató hace
ya · dos años y que hoy será
valedor nuestro en el Cielo,
al profesor Ellas de Tejada, del que se
consideró disdpulo.
También nos refiri6 c6mo tuvo conocimiento de Speiro por el
ilustre jurista don Federico de Castro, quien, a
su vez, le present6
a Juan V allet.
Tras el almuerzo, comenzó la primera serie de foros con algunos
cambios sobre lo inicialmente previsto:
- El doctor Felipe Fernández Arqueo, en su foro sobre
Medí,
cin" libre y medicin" soda/izada, present6 la asistencia médica como
área de ejercicio de la propiedad y de la libre circulación del dinero,
tanto de
]05 que la facilitan como de los que la reciben. Se ha de
utilizar como un procedimiento
más para devolver a los individuos
la afici6n
al ahorro y a la propiedad, es decir, para sustraerles a la
masificación socialista..
-El ingeniero de caminos Luis González-Iglesias nos habl6 de
1123
Fundaci\363n Speiro

XVIlI REUNION DE LOS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
La pequeña y mediana empresa, que tienen gran importancia, tanto
por su número (6o0.000) como por el número de trabajadores
(5.000.000).
Desde el momento de su creación comienzan .sus dificultades, es­pecialmente por las cargas fiscales que se le imponen. Así resulta
que la mejor defensa que de ellas
podemos hacer se basa en la li­
bertad y en la propiedad.
Todo el
mal, concluye, viene del intervencionismo del Estado,
contrario a la función supletoria de éste, pues no se puede ser árbitro y jugador a la vez.
-El abogado del Colegio de Maddd, Julián Gil de Sagredo,
expuso La enseñanza como ~presa privada. Comenzó afirmando
que no iba a tratar los aspectos doctrinales sino los económicos. Así,
dijo, la finalidad de la educación
es espiritual, pero para tener lugar
precisa de elementos materiales y económicos.
Respecto a este problema hay tres sistemas:
a) El capitalismo liberal que no considera límites a esta em­
presa.
b) El totalitarismo estatal que la extingue.
e) El corporativismo católico que supone un respeto de la li­
bertad dentro de las normas de la economía y de la ley moral.
En este último sistema el Estado ejerce una misión subsidiaria,
lo que otorga a este sistema varias características, como son la liber~ tad, .la competencia y el sentido social.
El señor Gil de Sagredo propuso
como conclusión una modifi­
cación social de
la enseñanza, unas pautas lentas y realistas de ac­
ciéln terapéutica.
En
el animado coloquio que le siguió hubo interesantes interven­
ciones de
los señores Gambra, Lamsdorff y Estanislao Cantero, todas
en
el sentido de rechazar la acción del Estado y la trampa saducea de
la enseñanza gratuita.
La siguiente conferencia trató sobre La función soda/ de la pro­piedad, siendo el ponente el profesor de Sociología de la Universidad
de Barcelona José María Alsina Roca.
El señor Alsina comenzó afirmando que el derecho de propiedad
se tiene que liberar de las tensiones dialécticas liberal-conservadoras
y socialistas.
En este sentido recordó la visión integradorá de
Juan Pablo II que ha captado la doctrina social tradicional superadora de estas
tenSiones.
1124
Fundaci\363n Speiro

XVIll REUNION DE LOS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
. Aludió con el Papa al magisterio patrístico (San Ambrosio espe­
cialmente), al de Santo Tomás y recordó las exigencias sociales de
la propiedad, hoy desgraciadamente olvidadas.
«La concepción socialista -afirmó-atenta contra el derecho
a la propiedad, y la concepción liberal
es una desviación respecto de
la doctrina ortodoxa al derecho de propiedad, pues lo considera ab­soluto e ilimitado».
Los puntos claves que el Magisterio de la Iglesia ha señalado
siempre, han sido:
a) El derecho de propiedad está limitado por el bien común.
b) Esta limitación no quiere decir estatificación.
e) Hay que fomentar el acceso a la propiedad al mayor número
de personas.
Concluyó su disertación
--que fue presidida por Amaud de Las­
sus, representante del Office Interna/ion,,/-pidiendo que el Papa
venga a nuestra patria, porque así po mos solución a los problemas que nos agitan;
Tras
el intervalo del Rosario tuvimos oportunidad de escuchar
al notario de Madrid, Francisco de
Lucas Femández, que desarrolló
el tema
Propiedad y empresa.
Como se puede estudiar la empresa bajo múltiples perspectivas, se
centró en las relaciones entre propiedad y empresa, especialmente con
1a sociedad anónima propietaria de la empresa.
Pasó revista, después, a algunos puntos problemáticos en las em­
presas, como:
a) La cogestión, de la que existen fórmulas bien distintas. Lo
importante es que surja espontánea y que tenga lugar en empresas de creación nueva, sin imponer nunca el modelo a las ya en funciona~
miento.
b) Las actividades extraordinarias.
e) La participación en los beneficios, participación que ha de
ser pactada y no impuesta, pues si se pide participación en los bene­
ficios habría que pensar en que los trabajadores
tuvieran responsabi­
lidad en
las pérdidas. Pero de éstas, claro, no quieren saber nada.
Defendió una remuneración que se centre en un· salario justo,
estable y constante, y reafirmó que la participación en los beneficios
había de ser libre. Concluyó su conferencia con la aguda observación
de que el fenómeno empresarial más importante de nuestro tiempo
era el de propietarios que pasan a ser funcionarios para evitar riesgos.
La solución está, pues, en recuperar el riesgo _como e~etnento clave
de
la iniciativa privada·, riesgo que es lo único que justifica el bene­
ficio del empresario.
1125
Fundaci\363n Speiro

XVIII zy,UNION DE WS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
Sábado 13 de oetum-e
Con renovadas ansias -y con la inteligencia descansada-ini­
ciatll05 la seguru:la jornada, Abrió el programa una Misa ofrecida por
el eterno
de;canso de José Maria Gil Moreno de Mora. Mosén
Enrique Doménech, en un emotivo sermón, recordó con lágrimas en
los ojos los días en que correteaba ~aún niño--Pepe Gil.
Destacó el temperamento artístico

del fallecido, especialmente
esos esmaltes que tanta fama le han proporcionado.
Aquí enlazó con una meditación sobre la muerte, esa muerte que
no asustaba a José Gil, que nos conmovió a todos.
A continuación, tuvo lugar la segunda serie de foros:
-El licenciado en Ciencias Biológicas Javier Urcelay Alon­
so, en su Qué p{ldó'fnrJS hacer, nos recordó aquellas palabras de Pío
XII :
«Es la hora de la acción».
Tras lo cual explicó
las leyes que debe cumplir una acción de
caridad política:
Lª Ley de las minorías selectas. Siempre han sido minorías va­
lerosas las que han efectuado una acción resonante.
2.ª Importancia de los hombres formados que actúan.
3 .ª Ley de la supremacía de las ideas, porque el triunfo final
no
será de la fuerza, sino de las ideas. Citó a Federico Le Play ( «el
error, más que el vicio, es quien pierde a las naciones») y afirmó que
son pulcras manos de catedráticos y escritores quienes cargan los fu­
siles de la revolución.
4.ª La acción social ha de ser homogénea con el medio.
- El abogado del Ilustre Colegio
de Madrid, Juan José Morán,
en su foro sobre
Propiedad y el fisco, nos fue demostrando la
influencia que tienen las
leyes fiscales sobre la propiedad: Cuando
el Estado intervencionista
va promovieodo leyes fiscales cada vez más
absorbentes, va asfixiando poco a poco la propiedad.
Definió el bien común como_ el ton junto de bienes y condicio­
nes que hacen posible al hombre la máxima perfección, tanto cor­
poral como espiritual, ya que el bien es perfección, .incumbiendo al
Estado tender precisamente a
la satisfacción de esas necesidades co­
lectivas y públicas, para el bien de la sociedad, para lo que necesita
procutarse los medios necesarios con que subvenir a tales necesidades,
entrando con. ello en el estudio de los ingresos públicos y tributos,
concretando
las condiciones necesarias que deben concurrir para que
el tributo sea justo y obligue en conciencia, criticando la concep-
1126
Fundaci\363n Speiro

XVIII REUNION DE WS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
ción socialista y comunista, que no considera atributo en su aspecto
mera.Qlente fiscal, o sea, como recursos del Estado para satisfacer sus
necesidades legítimas, sino como medio o procedimiento para el
reparto de la renta y del patrimonio nacional.
En el coloquio posterior se recordó la teoría de que sólo hay
obligación moral de pagar el impuesto justo.
Aquella «objeción de conciencia al fisco» que propusiera humo­
rísticamente don Rafael
Gamhra hace añoo, debió de engrosar nue­
voo partidarios después de este foro.
-El profesor de Historia, Jesús Fernández del Hoyo, noo
habló de La propiedad y el arte, y comenzó circunscribiéndose a las
artes plásticas y estableciendo
unoo criterioo indicadores de la pro­
piedad referida
al mundo artístico:
a) Propiedad como uso y disfrute del arte. Comparó la Edad
Media (
en la que el arte era colectivo y patrimonial y había una
estabilidad
en las corrientes estéticas) y la Edad Moderna ( en la que
el arte se
convierte en propiedad Je la burguesía, y el individualismo
atenaza la producción).
Actualmente
se quiere vol,,er a destacar la dimensión pública del
arte, como
se ha manifestado en el París de 1968.
b) Propiedad espiritual de la obra de arte. Esta, ¿es el resultado
de la libertad omnímoda del artista
-tesis idealista-, o es un reflejo
pasivo de
las circunstancias sociales, convirtiéndose el autor material
en
un medium que dota de espiritualidad a la obra --tesis materia­
lista-?
El ponente resolvió que en la obra de arte influyen tanto la li­
bertad del artista como el entorno ambiental.
e) Aspecto económico del arte. Que destaca a la obra de arte
como valor de cambio, Jimensi6n
hoy acentuada e incluso exagerada.
-El ingeniero industrial francés Patricio Jobbé Duval trató
el tema de loo Centros de Estudios sobre las Empresas y nos expuso
que la empresa, como comunidad de hombres_ que debe perseguir el
bien común, está en crisis, porque se abusa de sistemas de organiza­
ción que ignoran al hombre en su condición de ser racional dotado
de
alma e inteligencia. Estos sistemas crean un dima de tensión dia­
léctica y lucha del cual
es preciso salir.
Esto no se logrará en tanto no se restablezcan las relaciones ma~
!eriales de hombre a hombre, dejando a cada uno su responsabilidad
dentro de la esfera que le corresponda.
El Centro de
Estudioo de las Empresas, de París, está orientado
a _perseguir este objetivo. Este centro no hace_ sino poner armonía
1127
Fundaci\363n Speiro

XVIII REUNION DE LOS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
donde la dialéctica triunfa, restablecer el clima de trabajo allí donde
está enrarecido, crear
lazos de relación humana donde sólo hay ma­
quinismo.
-Elisa Ramírez Carbajosa, catedrático de Latín, disertó después
sobre
La propiedad de la Igksia, señalando que si la propiedad es
un derecho natural para los hombres, la Iglesia, como comunidad,
podría tener bienes.
Quizá, piensen algunos, no debiera tenerlos, por ser sociedad es­
piritual, aunque formada por hombres. Sin embargo, el espíritu de
pobreza (individual)
es compaginable con la posesión de bienes ( co­
lectiva), porque este espíritu es independiente de los bienes que se
posean.
Los bienes de la Iglesia se pueden clasificar en :
a) Votos de los fieles ;
b) precio de los pecados: limosna penitencial, y
e) culto de Dios y patrimonio de los pobres.
Históricamente,
hasta el Código Napoleónico no hubo ataques
a la propiedad de la Iglesia
por la legislación. Sólo ante la absor­
ción estatal de
sus bienes la Iglesia tuvo que responder.
Expuso la
consideración de los bienes de la Iglesia como sustan­
cia de Dios, esto es, vinculados y no enajenables, que son entrega·
dos a la Iglesia para su administración.
Después pasó a estudiar las
desamortizaciones· del siglo XIX en
España, haciendo especial mención a la de Mendizábal. Puso ante
nuestros ojos el panorama de
una España a bandazos entre progre­
sistas
y conservadores ( que conservan la Revolución según la opinión
balmesiana) en la que la Iglesia perdió siempre.
Tras el almuerzo tuvo lugar la tercera serie de foros:
-María Teresa Morán, en su foro Pr<>piedad y arraigo, nos
explicó la necesidad existencial que tiene el hombre de echar raíces.
Porque el hombre no tlace aislado, sino vinculado.
Las sociedades actuales -dijo--dejan al hombre solo. El libe­
ralismo favorece la aparición de la clase proletaria, caracterizada por
no tener raíces, lo que la convierte en la clase revolucionaria. Por
eso, en un mundo en el que el hombre estuviera arraigado no cabría
el socialismo.
Citó a Simone Weil: «El desarraigo es la enfermedad más malig­
na de nuestro tiempo», y señaló que la familia y la propiedad son
las dos. instituciones que más favorecen el arraigo.
A continuación dijo que si la familia ha de tener independencia
para lograr
sus fines, es la propiedad la que permite esta indepen-
1128
Fundaci\363n Speiro

XVIII REUNION DE WS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
dencia; y habló de la vida en las ciudades como modelo de desarrai­
go, pues crea hombres iguales, con casas iguales y problemas iguales.
El campesino, sin embargo,
es ideal de arraigo, de sujeción a la
tierra, a la casa y a la experiencia transmitida por varias generaciones.
De ahí que concluyera diciendo que sólo a partir del amor a la
propiedad se puede llegar al amor a la patria, pues ésta no
es algo
abstracto, sino _ íntimamente vivido.
En el coloquio que siguió a la exposición se produjeron intere­
santes intervenciones de Eugenio Vegas Latapie, de Germán Alvarez
de Sotomayor y de Javier Urcelay.
-Carmen Llorente, catedrático de Latín, nos habló de La pro­
piedad
y lar virtudes teolo,gales, y comenzó definiendo la propiedad
desde distintos campos.
Después
pasó a ver la relación de la fe, la esperanza y la caridad
con
la propiedad, diciendo que ésta ha de basarse en la certeza de
la diguidad del hombre, y la verdadera dignidad del hombre sólo
se comprende cuando se conoce a Dios.
La fe -dijo-es un asentimiento no tanto al mensaje como a
la persona. Supone asentimiento incondicional y sin reservas.
Después de citar varios textos evangélicos en los que Nuestro
Señor Jesucristo alude
a la propiedad, afirmó que para el cristiano
la propiedad sólo cobra sentido cuando se considera hijo de Dios y
pone sus bienes al servicio de los demás. ·
Comentando la relación con la esperanza, explicó que el hombre
es un peregrino en la tierra y que tiene -eomo esperanza el Reino
de Dioo.
Puso en evidencia que el hombre ha de administrar sus bienes
materiales y espirituales consicente del fin que Dios les ha dado
y
sin considerarlos como bienes absolutós.
_La caridad -di jo finalmente-es consecuencia de las otras dos
virtudes, es el amor, es el núcleo del hombre; y terminó recordán­
donos unas preciosas palabras de San Pablo sobre la caridad.
En el coloquio se aclararon varios aspectos, distinguiéndooe entre
la propiedad del ser
y la del tener. La propiedad del tener es con­
seruenda
de la justicia, y de su regulación se ocupa el Estado, mien­
tras que la propiedad del ser proviene de la caridad, y se ocupa de
ella la Iglesia.
- La propiedad de los medios de comunicaci6n social fue el
foro dirigido por Enrique Mendoza Delgado.
Establecidos los principios de
propiedad, autoridad y subsidia­
riedad, expuso
cómo pueden aplicarse a un objeto de peculiares ca-
1129
Fundaci\363n Speiro

XVIII RJJUNION DE LOS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
racterísticas por su capacidad de influencia sobre la opinión pública,
como son los medios de comunicación social.
Demostró que existe el derecho a la propiedad privada de estos
medios; que el Estado puede también poseerlos subsidiariamente y
que, en todo caso, siempre debe garantizar su contribución al bien
común de la sociedad y su respeto a la ley.
Describió a continuación las doctrinas liberal y socialista sobre
este
tema, y concluyó haciendo un análisis detallado de las formas
jurídicas
y de propiedad de estos medios que existen en el mundo
actual, para finalizar exponiendo algunas de las posibles formas
de
actuación individual y de grupo en este campo en la España de hoy.
El coloquio
se centró en torno a la posibilidad de influir sobre
los medios de comunicación_ social, especialmente sobre una televi­
sión que hasta ahora es un elemento corruptor.
Al terminar la tercera serie de foros, y tras unos minutos de
esparcimiento, volvimos a la sala de co,nferencias. Tomó la palabra
Eugenio Vegas Latapie
para presentar a Francisco José Fernández
de la Cigoña, y refirió cómo-le conoció, ensalzando a continuación
su labor historiográfica.
-Femández de la Cigoña comenzó su conferencia, La propie­
dad
de la. patria, recordándonos que la patria es una propiedad afec­
tiva que sólo está al alcance de los que aman. Pero como solamente
aman los que saben decir «tú>>, hoy no amamos ni a la familia ni
a la patria.
Nos releyó
la conversación entre el príncipe y el zorro de El
principito y nos pidió que aprendiéramos a ver a España con el co­
razón ..
Cantó las riquezas de la patria y suscribió, de la cruz a la raya,
el famoso brindis del Retiro de don Marcelino Menéndez y Pelayo,
deleitándonos con
su lectura.
Después tuvo uµ emocionado recuerdo para ·1os amigos que por
amar a la patria están en dificultades, están sufriendo. Y dijo que
todos son su patria, porque todos son su patrimonio.
Concluyó su lección con la lectura de unos párrafos de la Elegía
a la Tradici6n de España, de don José María Pernán.
Todavía muchos ojos con lágrimas, arrancadas por el anterior
orador, rezamos con fervor el Rosario y volvimos para escuchar a
Estanislao Cantero Núñez, en .su tema Propiedad· r tJrden político.
Comenzó indicando que los dilem4S que con frecuencia se plantean
entre capitalismo o socialismo
y entre democracia moderna· o ,tota­
litarismo, son falsos y no sitúan en términos adecuados el problema
1130
Fundaci\363n Speiro

XVIII REUNION DE LOS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
o la cuestión de la propiedad y el orden político. Señaló qne la li­
bertad de los hombres no es algo abstracto, sino concreto, que ha
de plasmarse
en la vida. cotidiana, ya se consigne a través de las li­
bertades concretas, entre
las cuales las libertades civiles son la base
de toda auténtica organización social y polltica, que solamente se
pueden conseguir cuando cada una
de las agrupaciones humanas que
componen
la sociedad -es decir, 105 diversos cuerpos intermedios---,
son libres en sus respectivas esferas de poder; y son el mayor freno
a la extralimitación del poder del E.stado y garantía de las libertades
concretas.
La propiedad privada de los medios de producción es
condición necesaria para esa libertad y esa organización, al impedir
la concentración del poder económü;:o en el E_stad.o, quien al unir
poder político
y poder económico, lleva a una sociedad de adminis­
trados y siervos.
El liberalismo conduce a que la propiedad privada degenere en
capitalismo liberal, que, a su vez, conduce al capitalismo monopo­
lista de Estado o al continuo intervenciorúsmo del E.stado, con lo que
la propiedad privada resulta insuficiente
para garantizar las liber­
tades, al convertirse en una falsificación de ella misma.
El
socialismo y el marxismo conducen directamente a una socie­
dad donde toda la vida del hombre, desde que nace hasta qué muere,
se encuentra absolutamente dirigida por el poder de quienes se han
apoderado de un
E.stado que se ha. ·confundido con la sociedad,
ahogando a ésta.
Pero
si bien la propiedad privada es condición necesaria para
la vida social auténticamente libre, sin embargo, no es condición sufi­
ciente, pues, para ello, junto a ella debe .existir una sociedad orgá­
nicamente constituida, donde los cuerpos intermedios desempeñen
sus específicas funciones, impidiendo tanto la falsificación de la
propiedad privada como la
concentración de tod0$ los. poderes socia­
les en el Estado que aniquile la sociedad.
Después de cenar se programó una charla sobre el viaje de Juan
Pablo II a Méjico
el año pasado.
Imprevista e improvisada,
se debió al interés y a la generosidad
del periodista mejicano Víctor Manuel
Sáru:hez Steinpreis, que
había vivido de cerca los acontecimientos y que consiguió llegar a
Valladolid para esta Reunión, no sin antes superar escollos y difi­
cultades
•.
Durante una hora y cuarto la pasi6n desbordada de este perio­
dista logró levantar nuestros corazones, logró ·-entusiasmarnos con las
delicadezas de un papa que < Méjico.»
1131
Fundaci\363n Speiro

XVIll REúNION DE WS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
En su narración entendimos que el amor profundo del pueblo
mejicano por el Vicario de Cristo consiguió superar todas las trabas
que un gobierno laicista y masónico fue levantando.
Para concluir su charla nos
deseó que el Papa viniera pronto a
España, porque sembraría de esperanzas nuestros corazones y se pro­
duciría un resurgir de la fe.
Con esta desbordada lección de fe y esperanza concluimos nuestra
segunda jornada.
Domingo 14 de octuke
Al igual que los anteriores, comenzamos el último día de nuestra
reunión con 1a asistencia al Santo Sacrificio de la Misa, ofrecido esta
vez por el padre Arredoodo, S. l. En su sermón tuvo un recuerdo
para doña Mercedes Semprúu, una mujer buena, incansable y cul­
tísima que el Señor llamó hace unos meses. También comentó las
lecturas del día, muy relacionadas con el tema de la propiedad.
La cuarta -y última-serie de foros siguió a la Misa:
-El doctor en Economía por la Universidad de Roma, José
María Carballo Femández, nos explicó
el Riesgo y venlurá de
la propiedad en los sistemas de economía mixta. El contenido del
foro se limitó a analizar los abusos de la propiedad en la época de
la burguesía liberal y del capitalismo, así como la servidumbre que
se deriva de una propiedad centraliz~da en los sistemas colectivistas.
Aludió al fracaso de las llamados · terceras vías ( cogestión, auto­
gestión, etc.), y en especial de la experiencia yugoslava, como expe­
riencias fallidas en
el intento de hallar una solución para la encru­
cijada
socioecooómica de nuestro tiempo.
En la tercera parte analizó las díficultades que existen para
hallar un equilibrio económico, pues no se puede apoyar ni en el ex­
clusivo interés personal
ni en la intervención del Estado, actor y di­
rector, juez
y parte de la economía.
Fundándose en el teorema de Arraw apuntó la dificultad de
inducir y establecer escalas sociales de preferencia; y, usando un ejem­
plo de Morgeoster, subrayó la falta de precisión de los datos y pro­
nó.5ticos económicos.
El ponente terminó citando el versículo 1 de] Salmo 126, po­
niendo de relieve que es
en el espíritu del uso de la propiedad donde
puede encontrarse una espera.riza.
En el coloquio el padre González-Quevedo, S. I. felicitó al po­
nente e -hizo hincapié en que fuera un economista tan docto quien
afirmara que
«la solución no está en 1a economía, está en la ética>>.
1132
Fundaci\363n Speiro

XVIII REUNION DE LOS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
-El arquitecto del Colegio de Madrid Germán Alva,ez de So­
tomayor expuso el tema Propidad y urbanismo y nos dijo que cuando
se estudia
el proceso de desarrollo de la gran urbe, que con su hi­
pertrofia camina hacia el colapso,
no podemos dejar de notar que los
males de la gran ciudad se repiten en las ciudades menores, en los
pueblos y hasta en zonas antes tranquilas, dedicadas a la agricultura
y que han ido sufriendo
la invasión de las gentes de la urbe que
buscan una segunda vivienda a la que huir los fines de
semana o en
vacaciones.
El éxodo permanente de las gentes del campo a pueblos y villas
y
de éstos a las ciudades y a las grandes urbes es causa de la trans­
formación de la sociedad; y, por otra parte, el movimiento inverso
-aunque temporal-de las gentes de la ciudad al campo, han dado
lugar a una tumultuosa
demanda de terrenos para edificar.
El utbanismó, al enfrentarse con el monstruoso
desa,rollo del
«habita!»
hmpano y al proponer medidas rectificad(>ras, tropieza, en
primer lugar,
con la titularidad del suelo, con la propiedad.
La eliminación de este obstáculo pa,a poder planificar con li­
bertad,
pa,alelamente a la reforma profunda de la sociedad, consti­
tuye la gran utopía socialista.
Nosotros no creemos en tal utopía. Afirmamos que la propiedad
del suelo tiene

que ser respetada,
pero que ha de estar -como cual­
quier
propiedad-ordenada al bien común.
El ponente se extendió en describir las
etapas que habrían de se­
guirse
y las medidas que habrían de adoptarse para alcanzar con­
ciencia de cooperación, y describió los fundamentos en que podría
basarse una remodelación de la ciudad.
- La profesora agregada de griego, María Dolores González
Barón, nos habló sobre
Ld ¡,ro,piedad y las virtudes cardir,áles.
Cristo -dijo--es la irrupción en el mundo de la vida divina.
Las virtudes cardinales hay que contemplarlas desde el punto de vista
de la participación íntima en la vida divina.
Las virtudes, dice San Agustín, no son más que el camino para
IJegar a Dios. Buscando la jerarquía, la primera es la justicia, que
no puede mantenerse tampoco sin
la ayuda de las demás. La pru­
dencia es la que nos hace ver en cualquier momento la voluntad de
Dios y la que nos hará ver qué uso se debe hacer de los bienes tem­
porales. Pero las virtndes de la prudencia
y de la justicia han de estar
protegidas por la fortaleza y
acompañadas por la templanza.
Concluidos los últimos foros, Federico Cantero
Núñez disertó
sobre
La propiedad según el M4gisterio pontificio.
1133
Fundaci\363n Speiro

XVIII REUNION DE WS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
El ponente estudió básicamente el fundamento, la naturaleza y
la justificación
de la propiedad siguiendo las enseñanzas de los
Pontífices desde León
XIII hasta Juan Pablo II.
En cuanto a la primera cuestión, la propiedad es un derecho na­
tural del hombre, absolutamente necesario para el· ejercicio de otros
derechoo, .
especialmente la libertad.
Ea cuanto a su naturaleza, se refirió al doble carácter de la pro­
piedad,
es decir, a su carácter individual y a su función social, pero
no como dos caracteres opuestos, sino complementarios, porque la
propiedad, al aprovechar al individuo, aprovecha a la comunidad, y
al servir a ésta sirve también al individuo.
Por último, después de precisar el papel del Estado conforme al
principio de subsidiariedad, justificó la propiedad en razón a los
múltiples beneficios individuales y sociales que proporciona, entre
los que destacó el arraigo y la
salvaguardia de la libertad frente al
totalitarismo.
Tras el almuerzo tuvieroo
lugar los «encuentros», tiempo des­
tinado a coordinar acciones y a articular proyectos para ensayarlos
durante el año siguiente.
Tuvieroo
lugar vari0&: · de jóvenes, de coordinación de grupos,
de señoras, de empresa y de problemas sociales y delincuencia.
Y al finalizar los encuentros nos trasladamos
de nuevo al salón
de
act0& para escuchar la última pooencia y el discurso de clausura .
. La última ponencia estuvo a cargo del Académico de Número
de la Real de Jurisprudencia y Legislación y Notario de Madrid,
Juan Vallet de Goytisolo, que trató del tema
Propiedad y J11stida.
Este concepto sufre alternativamente 10& embates de los positivismos
racionalistas o historicistas, y
de los teologismos, que hoy pretenden
imponer
un panjuridismo que desplaza y elimina la caridad o la
confunde con la acción terrorista. La propiedad privada sufre
los
efectos de estos avatares. Conforme la concepción clásica se funda
en lo conveniente al bien común y a la pública utilidad. Santo Tomás
de Aquino, y con
él la doctrina social de la Iglesia, distinguen en
ella la potestas procurandi et dispensandi y el uso de los bienes, en
especial de lo superfluo, con el consiguiente deber moral
de comu­
nicarlo. Para el liberalismo económico y la doctrina clásica del
ca­
pitalismo moderno la acumulación de riqueza y dinero es justa por
naturaleza, excluyéndose del ámbito jurídico todo otro elemento ético.
E, inversamente, para el progresismo religioso es preciso dar obliga­
tOriedád juiídica· no sólo a los· preceptos·. morales, sino, incluso, a los
consejos evangélic0&. El liberalismo olvida la gravedad de todo de-
11'34
Fundaci\363n Speiro

XVIII REUNION DE LOS AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
sorden moral; mientras el dirigismo, la tecnocracia y las socialde­
mocracias desprecian el riesgo de asfixiar la iniciativa y la responsa­
bilidad personal y de conducir al totalitarismo estatal. El dilema es
fatal si falta el sentido de la moral y el armónico ejercicio, de las
virtudes teologales y cardinales.
En el discurso de clausura, Abelardo de
Armas Añón volvió a
hacemos
mfditar, esta vez sobre Caridad y propiedad.
Dijo estar hablando a personas buenas, pero -añadió-hoy no
basta con ser buenos, hay que ser santos.
Afirmó que todos éramos ricos, porque riqueza es todo don,. ·todo
bien que es estimable para mí y para loo demás. De ahí que noo
aceche el peligro de confundir lo que somos con lo que tenemos.
Después
noo animó -en aparente paradoja con las conclusiones
de esta reunión-a desposeemos, a distribuir nuestras riquezas. Es
preciso que seamos desposeídos no sólo espiritual, sino efectivamente,
porque solamente asi imitaremoo a Cristo.
Nos dijo que el fruto de esta reunión consiste
en dejarnos ma­
nejar por Dios, pues de este modo
alcanzarernoo la santidad.
Sus palabras fueron bastante más cálidas que lo que una crónica
puede recoger,
y al concluir sooaron unos aplausos recios y prolon­
gados
dirigidoo a todos loo que hablan dejado tiempo y descanso
para asegurar el éxito de esta reunión.
Postrados ante el Santisimo expuesto, cantamos el
T antum ergo
y recibiffi05 fa bendición por medio del padre Jesús Goozález-Que­
vedo, S. L, y con este acto litúrgico acabamos esta rennión. Madrid
ya nos espera para el año que viene. ·
Miguel Ayuso Torres.
SALUTACION DE ARNAUD DE LASSUS,
REPRESENTANTE DEL "OFFICE INTERNATIONAL"
Tengo la alegría de traer a los amigos de la Ciudad Católica,
reunidos hoy en la XVIII Reunión, el saludo del Office Intemational
de París, que representó aquí con ¡ ean-Pierre Moreau y Patrie ¡ob­
bé Duval.
Me siento feliz de traer este saludo como francés que se, dirige
a
españoles, El doctor Fernández Arqueo me señalaba hace· un mo-
1135
Fundaci\363n Speiro