Índice de contenidos

1990

La praxis democrática

Autores
1990
Volver
  • Índice

Acción de gracias y suplica. Acto litúrgico final de la XXIX Reunión de Amigos de la Ciudad Católica

ACCION DE GRACIAS Y SUPLICA
ACTO LITURGICO FINAL DE LA XXIX REUNION ·
DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
(Pohlet, 12-14 de octubre de 1990)
Pensar hi~n y obrar con coh~rencia.
1. Señor, octubre es tiempo de acción de gracias por las
buenas cosechas, Nuestra, cosecha de es/Qs tres dlas de reflexión
intelectual y de oracíón ha sido buena y abundante., Gracias,
Señor,
2. Reflexión intelectual de proyección ética sobre «la pra­
xis democrática». No nos gusta la democracia laica que se ha es­
tablecido en nuestra España Católica, y menos aún su e¡ercicio,
más laicista y deshumanizador que la misma Constitución. As/
se ha pensado y denunciado en estas jornadas. Gracias, Señor,
por tu luz y sus destellos en .los conferenciantes de estos días,
«luminosos rebeldes».
3.
Sabemos muy bien, Señor, que la verdad «no puede te­
ner como medida la opinión de la mayor/a», como decla Juan
Pablo II en 1988, al ratificar la doctrina de la Humanae vitae;
sobre todo la verdad sobre Dios y sus implicaciones éticas, no
es democrática) sino minoritaria: «la conocen pocos, después de
mucho tiempo
y con mezcla de muchos e"ores», como nos había
advertido Santo Tomás en el primer artículo de la Suma de Teo­
logía. Por eso nos gusta agradecer y ofrecerte estos dones de luz,
venida
de lo alto, normativa de una vida politica, personal y
transcendentemente
responsable.
4. Juan Pablo II acaba de decir al IX Congreso Interna­
cional Tomista (29-IX-1990): «Si existe hoy-como existe-una
crisis de la ética, esto depende del debilitamiento del sentido de
la verdad en la inteligencia y en la conciencia, que han perdido
la referencia al fundamento de la verdad última misma». Nuestra
1229
Fundaci\363n Speiro

praxis democrática supone y promueve no sólo el debilatamiento
de
la verdad ética, sino positiva desmoralizaci6n y autosuficiencia
mundana o
agn6,tica. No nos limitamos a denunciarlo. Pedimos
tu gracia, para salir de esta situaci6n moralmente ruinosa.
5. Queremos mantenernos atentos, Señor,
para que el de­
rrumbamiento del muro externa del Este na nas haga pensar que
Europa está liberada, cuando subsiste y crece el mura vital y es­
piritual que separa, en las almas, cultura y costumbres, la vida
honestamente responsable
y sobrenatural de la vida agn6stica, vo­
luntarista, sin otra perspectiva que el libertisma, la arreligiosidad,
la comodidad, la utilidad y el poder.
6. Danos, Señor, magnánima perseverancia en el bien pensar
y en el obrar coherente, como la diste a los cat6licos de detrás
del tel6n de
acera, que vuelven ahora a gozar de la Ubertad de
los hi¡os de
Dios después de 45 años de coerci6n.
VICTORINO RODRÍGUEZ, 0. P.
1230
Fundaci\363n Speiro