Índice de contenidos

1975

La sociedad a la deriva

Autores
1975
Volver
  • Índice

Homenaje in memoriam. El profesor Michele Federico Sciacca en las reuniones X a XIII de amigos de la Ciudad Católica

HOMENAJE IN MEMORIAM
EL PROFESOR MICHELE FEDERICO SCIAGCA EN LAS
REUNIONES X A Xlil DE AMIGOS DE LA CIUDAD
CATOLICA
POR
JUAN V ALLBT DE GOYTISOLO.
Al comenzar esta reunión no puedo evitar una sensación -que
erro compartida de modo general por cuanms de los aquí reunidos
convivieron en reuniones anteriores con el tan querido Profesor
Sciacca-. Es, a la vez, de dolor profundo y de goro íntimo.
De dolor, porque él no está aquí físicamente con
nosotros, ilu­
minándonos con su sabiduría y también con sú. ingenio tan medite­
rráneo, y llenándonos de su cordialidad para con todos. De goro,
porque seguimos recibiendo la luz de su magisterio, bebiendo del
tesoro ingente de sus enseñanzas en su obra fecunda, y porque esta
reunión
es evocación de su recuerdo. Y sú recuerdo _:_pese a la me­
lancolía que produce su ausencia, · dulcificada por la esperanza teo­
logal-indudablemente es gozoso para quienes conocimos y supi­
mos de su amistad.
Aún -en nuestro recuerdo-lo vem.Os, contemplamos su sonri"sa
y sus gestos, oímos su voz tan llena de matices, y seguimos· apr"en~
diendo .de sus exposiciones magisttales, de sus comentarios y diser­
taciones, recibiendo sus sugerencias . . . El nos había propuesto los
temas generales· de nuestras tres últimas reuniones: "Contemplación
y Acción", ''Revolución, Conservadurismo y Tradición", "Santo TO:
más de Aquino, hoy"; juntos habíamos estudiado los temarios y bus­
cado los nombres de los ponentes más adecuados. El de este año se
lo propuse en setiembre del año pasado en Stresa, después de haber
leído en el verano
el, entonces, su más reciente libro, "L'Ora de
Cristo". Y de
sus primeros capítulos es la selección de textos que
escucharemos
como broche de oro de esta XIV Reunión de amigos
de la Ciudad Católica, que ahora iniciamos.
Nos parece verlo en el estrado del Colegio· San Agustín, de
Ma­
drid, en nuestra X Reunión, el 31 de octubre de 1971, la primera
vez que nos honraba participando· ·con nosotros,-pronunciando su
47
Fundaci\363n Speiro

JUAN V AILET DE GOYTISOLO
ponencia "Del sansimonisma a la tecnocracia de hoy". En su des­
arrollo, nos
mostró c6mo el Conde de Saint Simon había resultado
un_-anticipo, no sólo de los tecnócratas modernos, sino también, con
su pretendido "Nuevo cristianismo", de. estas corrientes antropocén­
tricas postoonciliares que sueñan con crear un paraíso en la tierra
mediante el cambio de las estructuras y el desarrollo técnico y eco­
nómico; cómo Saint Simon fue el iniciador de ese nuevo mesianis­
mo que desecha como
superstición e ignorancia todo aquello de nues­
tra religión .que no soporte una relecrura hecha seg6n los dictados de
la
spciedad del bienestar, que se pone en marcha "a través de un
presente siempre en transformación y proyectado hacia adelante, en
el porvenir garantizado, como pensaba Saint Simon".
llstamos recogiendo .uno de loa frutos envenenados de la actual
primacía concedida a la acción. Una vez penlida la noción de nues­
tro
fin, último, erigimos los medioa en fines y noa la!12amos a una
acción, a un
desarrollo cuyoa resultados imprevistos -polución, ago­
tamiento,
pérdida de valores humanos-luego nos llenan de espan­
to. Hay que "pararse a ver", es preciso "contemplar" antes de "ac­
tuar". llste fue el terna que Sciacca noa expuso, en nuestra XI Reu­
nión, el 8 de diciembre de 1972 en la Residencia del Pilar, en.las
afueras de
Madrid: "La contemplaoión como fundamento del sa­
ber", que nos ilustró con una relación suya del texto de San Lucas
(X-38, 42), acerca de Marta y Matía. Cristo reprocha a Marta, no
porque hacía,
sino po,-que hacia más de lo necesario desctddamlo lo
rólo neceratio. Y concluyó su exposición con San Agustln: "María
ha
escogido la parte mejot que nunca le setá arrancada. No le será
arrancada porque contemplari elegil, Verbo vivere elegil ... lp,um
V erbum vitae erl'' .
. En 1973 nuestra reunión goro del sol y la luz de este Mate
Noatrum en Potta del Mar, entre Salou y '.\'a.tragona. Allí el Pro­
fesor
Sciacca debía abrir la Reunión planteando el terna "Revolu­
ción, Conservadurismo, Tradición". Coincidieron la víspera una huel­
ga de los ferrocarriles franceses y de loa servicios del aeropuerto de
Milán,
pero Sciacca llegó a Barcelona en el "Canguro", y al medio­
día
estaba con nosotros. Por la rarde, el mismo día 7 de diciembre, le
escuchamos atentamente:
"Tanto para el comervadurirmo como para
48
Fundaci\363n Speiro

EN LA.S REUNIONES DE LA. CIUDAD CATOUCA
la revolución -nos dijo-, la discriminaci6n, o del porvenir o del
pasado, viene dada por el presente, Para el conservadurismo, el pre­
sente, que debe conservarse tal
cual, discrimina el porvenir, presagio
de calamidade,;
para la revoluci6n el pre,ente tÜscrfnúna el pasado
detestable y está cargado de toda! las mejore, renovaciones; de ellas
es juzgado c..¡,az y de ellas es el origen. Los dos acaban por negar
el pasado o el porvenir, y con ello l"1nbién el pre,ente y además la
historid'.
En cambio, la tradición conserva renovando y renueva conser­
vando, porque como dice Sciacca: "no hay progreso verdadero o
constructivo sin tradici6n y no hay tradici6n viva y operante ,in
progreso; más: la tradici6n, como tal, es fJ01' esencia p,ogre10, mo­
vimiento, renovaciótl'.
El año pasado se cumplía el séptimo centenario de Santo Tomás
de Aquino. Por eso dedicamos nuestra
XIII Reunión al Doctor co­
mún y Angel de las jlscuelas. La iniciativa partió del Profesor Sciac-·
ca y él mismo asumió también la ponencia introducroria, "Santo
Tomás
y los problemas füos6fico, de hoy". Nos explicó, crin su lu­
cidez didáctica, lo
que significó el Aquinatense en . aquel momento
crucial
para los saberes humanos que se debatía en la crisis del si­
glo
XIII, ante la cual "sintió que su vocación intelectwlil le impul­
saba a un diálogo con su tiempo, que entabló como pensador y como
sacerdote al servicio de la verdad y
de Cristo, incondicionalmente
fiel a la Revelación y al magisterio infalible
de la Iglesia". "Con
esta base -y sólo con ésta [subraya Sciacca}-fue ''aristotélico",
mejor dicho, tomó posición "respecto" de Aristóteles y del Aristó­
teles
átabe, lo repensó, le quitó el veneno para neutta!izarlo, lo in­
terpretó
siempre en el sentido más favorable a sus finalidades, apro­
vechando todas sus
aportaciones, hiw su Aristóteles en contra de
aquel de Averroes" ... "creó una filosofía nueva, que no era aris­
totélica o platónica, o neoplatónica o avinezante, sino simplemente
"tomista" y con su ayuda repensó la teología". En Santo Tomás, ¡oh
paradoja!, "nada hay
que no sea de otro, pero nada de ello hay que
no haya sido dicho de
un modo originial"; y así, haciéndose discí­
pulo de todos, ha resultado
el más universal maestro, aún vigente,
a pesar del transcurso de los siglos.
• 49
Fundaci\363n Speiro

JUAN V ALLET DE GOYTISOLO
Sciaa:a también ,epemó a Santo Tomás, y al repensarlo se re­
pensó a sí mismo
y repensó su filosofía de la integralidad. Creemos
que ésta Je resultó enriquecida en ese repensar, oon el Aquinatense,
acerca de la esencia, como oompuesto de materia y forma, y del actl#
essemü, tal como hizo de viva voz ante nosotros en la segunda parte
de su ponencia.
Pero ese magisterio
de Sciaa:a no se agotaba en sus conferen­
cias
ni oon la lectura de sus obras. Seguía, casi sin darse él cuenta,
allí donde
Je aoompa6ára.mos, y siempre en forma amena pero pro­
funda.
Era para todos una delicia escuchar su oonversación. No era
preciso
saber filosofía para entender lo que tan llanamente exponía,
pues oon todos confraternizaba, a todos escuchaba
y a todos expli­
caba a tenor de los conocimientos de cada cual.
"¡Filosofía y Finanzas parece que no casan!", ha dicho en un
verso nuestro amigo Domingo Obradors --subdirector de la gran
empresa
petrolífera española-en su poesía "Unas horas -Re­
cuerdo a Sciaa:a-", que rememora las que pasó con él en la Sierra.
Asombrado
evoca:
·• ... ¡Qué fácil Profesor, el entenderte!"
pues, como sigue la poesía:
"... En tu boca, en m pluma,
el pensamiento filosófioo
trasciende
y se alcanza ... "
Y permitidine que termine con unos versos más de esta poesía
de Obradors:
50
"... Y yo, mientras decías,
comparaba:
la nive blanca,
ni ,mente, diáfana;
los pinos, altos, \Terdes,
m corazón esperanzado;
el aire serrano, puro,
m verbo, impoluto, entregado;
el cielo
azul sin nubes,
m vista en el Cielo deseado".
Desde
allí, Sciacca nos está mirando ...
Fundaci\363n Speiro