Índice de contenidos

1975

La sociedad a la deriva

Autores
1975
Volver
  • Índice

Crónica de la XIV Reunión de amigos de la Ciudad Católica. La sociedad a la deriva

VICTORJNO I{ODRJGUEZ, O. P.
perficiaUdad del ,emismo y del materidli,mo, al embrutecimiento y
de1personaUzación teórica y práctica, tanto a nivel educacional, como
de ambiente callejero o de imagen.
Gracias, porque no, btM librado de la tentaci6n de pretender dig­
nificarno,,
de 1entimo1 má.r digno, de1acralizándono1, apartándo­
no, de la, realidade, tÜvintM, para incurrir en el monstruoso endio­
samiento
del "homo bomini Deu,", o pre,tando o/dos complacientes
o timidos al bumani,mo /aici1ta y degradado.
Gtacias, porque cada vez .somos más quienes nos sentimos um­
dos en una invocaci6n de cristiandad militante, y porque los promo­
tore,
de estM Reuniones no ceden a la fatiga de obra tan mag­
nánim4.
Gracias, porque al final de estas ¡ornadas hemos podido tener
mlPJ presente en nuestra mente, en nuestro corazón y en nuestros
labio, a la Madre Inmaculada de Dios, toda 11e1tida de Cielo, como
aurora de Redenci6n, vencedora del Diablo, puerta de la Ciudad
Cat6lica.
Y, Gracias, finalmente, porque un Obispo e¡emplar nos bab/6
en el último momento de Dios, de ,u Mtldre Inmaculada, y de la
Uberaci6n del pecado.
V1croR1No RooIÚGUEZ, O. P.
CRONICA DE LA XIV REUNION DE AMIGOS
DE LA CIUDAD CATOLICA
Los días 6, 7 y 8 de diciembre, en el hotel "Rocas Blancas" de
Santa Pola (Alicante), tuvo lugar la XIV Reunión
de amigos de la
Ciudad Católica. El tema general de la misma fue
"La sociedad a la
deriva. Raíces de sus errores: perspectivas incompletas, caminos equi­
vocados, conceptos erróneos, incoherencias".
Las jornadas se caracterizaron por la fraternidad y cordialidad
que reinó entre todos
y eo todos los momentos. Necesario es tam­
bién destacar la gran participación de jóvenes que, ilusionados,
manmvieron una activa participación en loS foros. Muchos de ellos tu­
vieron una reunión con M. de Penfentenyo y Rémy Bert, eo la que
se plantearon temas de cara a la acción concreta, sobre todo en me­
dios universitarios. También se expresaron los deseos de una más
estrecha colaboración con el "Office International".
28
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XW REUNION
Como todos los años, el congreso tuvo tres aspectos diferentes.
El religioso, con
la Santa Misa diaria, el rew del Rosario, etc.; el
referente al tema general
de la Reunión, constituido por las confe­
rencias, brillantemente desarrolladas,
y los foros sobre ternas de ac­
tualidad que necesitan una urgente respuesta, dirigidos
por los po­
nentes y glosados después por las múltiples y acertadas intervencio­
nes de los asistentes.
Una nota de· recuerdo, de emoción y de agradecimiento estuvo
presente
en la mente de todos: M. F. Sciacca y Gabriel de Armas,
estarían en el Cielo pidiendo a Dios · por el éxito de la Reunión y
por el Reinado Social de Cristo.
Juan Vallet de Goytisolo elogió la
figura del filósofo fallecido.
Se refirió a su vinculación con la · Ciudad Católica, a su participa­
ción en congresos anteriores y señaló que su vida fue una puesta
continua de la inteligencia al servido de
la Verdad.
Por su parte, José A.
G. de Cortúar y Saga¡,mínaga recordó a
Gabriel de Armas, resaltando su optimismo
y alegría, su vicia de fe
y mensaje entregada a la religión y. a la patria. Se refirió a su fa.
ceca de escritor y apologista, "un Alvaro Cordobés del siglo xx".
Sus obras y escritos nos hablan del Reino de Cristo como fuerza de
salvación y de un optimismo racional y cristiano por la fe y la es­
peranza puesta en ·oios.
En el aspecto religioso no puede ·por menos de señalarse el fer­
vor con
que todos seguían el Santo Oficio y, comulgaban para pedir
y dar gracias a Dios.
Lo mismo cabe decir del rew del Santo Ro­
sario, el canto del "Salve regina", y
la bendición con el Santísimo
como cierre a estas jornadas. Y, es
que como dijo uno de los ponen­
tes,
_"el Ora et labora debe ser hoy como ayer y siempre nuestro
lema". Era la parte del "ora" que se conjugaba con el "labora" de
las conferencias
y los foros.
En representación del obispo de la diócesis, Monseñor Barra­
china, el Rdo. P. Antonio Hurtado de Mendoza
y Suárez, Arcipreste
de
Elche, ofició la Misa del día 6.
En su homilía comenzó haciendo referencia a la admita.ción, es­
tima y consuelo que sentía el obispo por la labor de los amigos de
29
Fundaci\363n Speiro

FEDERICO CANTERO
la Ciudad Católica, y continuó desarrollando los temas que, en sín­
tesis, exponemos:
La principal raíz de los errores actuales, que llevan la sociedad
a
la deriva, estriba en el desconocimiento y rechazo de la verdad y
ausencia en la vida del "Espíritu del Señor".
Es necesario, como dice San Juan, "vivit la verdad y hacer la
verdad", lo que equivale a asimilar a Cristo, para lo cual hay que
interiorizarlo, asimilando a ese Logos que "al hacerse Carne se ha
hecho Verbo".
No basta el esfuerzo humano; éste necesita de la Gracia. Debe­
mos procurar un recto equiljbrio entre la Gracia y la libertad. Tanto
la "autosuficiencia pelagiana" como el "pasivismo luterano", son
conductas radicalmente anticriSti-anas. Pues bien, estos errores están
resurgiendo hoy.
Hay que estar alerta, pues se está falseando el modelo de Crisro
en un doble plano: en el de la doctrina y en el de la existencia. En
el ámbito doctrinal no se mantiene frecuentemente el "equilibrio de
la Cristología de Calcedonia". Así, se está produciendo una subli­
mación en lo divino de la herejfa monofisita y está apareciendo un
nuevo nestorianismo, en el que Cristo aparece a un nivel de puro
hombre. ·
Existencialmente, quieren darnos un modelo de Cristo más imita­
bles, más cercano a nosotros, pero tan cercano, que llega a olvidar
que "la unión hipostática
siempre tiene efectos reales".
Todo
ello, va envuelto .en el "Jesús de la teología existencial y
el proyecto de
la existencia cristiana", tanto en su forma religiosa
(Bultman) como en
la no religiosa (Bonhoeffer).
A Cristo tenernos que asimilarlo tal y como es y debernos bus­
carlo allí donde está presente:
1) En
la Escritura, en la Tradición y en el Magisterio de la
Iglesia.
2)
En todas partes, pero más y sobre todo en "su presencia sa­
cramental", y de forma especial en
la Eucaristía, donde se hace tan
presente que
transubstancia el pan y el vino en "su cuerpo y sangre".
3)
En la oración, que es imprescindible para asimilar a Cristo
de verdad.
30
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XIV REUNION
La Santa Misa del domingo 7 fue oficiada por el R. P. Ber­
nardo Monsegú,
C. P. En su homilía nos mostró c6mo las lecturas
del tiempo de
Advienro nos invitan a la onu:ión y a la penitencia.
Cristo nos da las
gracias para que oooperemos, con nuestro es­
fuerzo necesario, para la Salvación.
La Fe, además de creencia, debe convertirse en un compromiso,
el compromiso de la vida cristiana.
Terminó sefialando la necesidad
de nuestra conversión interior,
de nuestra vida teologal y la renuncia a todo tipo de pecado.
El
R. P. Roig y Gironella, S. J. ofició la Santa Misa el día 8,
festividad de la Inmaculada Concepción y pronunció, con tanta
cla­
ridad como elevación teológica, una brillanre y fervorosa homilía,
explicando con evidencia
el significado de este dogma.
En rorno al tema general de la Reunión. se desarrollaron un ro­
tal de nueve ponencias.
Juan Vallet de Goytisolo tuvo por título de la suya
Perspectwas
parciales y acci6n uniformante total-.
El orden natural que requería un Ordenador, como intuyó Ana­
xágoras,
el Dios. Creador que opera por causas segundas, entre las
cuales actúa la libertad humana, se refleja en una antropología filo­
sófica en la cual el hombre, ser en sí, no es ser de por sí, sitio par­
ticipación del Ser Infinito, del Absoluto, lo cual,
unido a que la sus'
rancia humana consta de mareria (cuerpo) y forma (alma), sefiala los
olvidos que significan el laicismo, el marerialismo y el angelismo.
Pero el hombre, además
de sustancia con existencia, está dotado de
razón, lo que le distingue de los demás animales, aunque no por
ello pierde sus demás caracrerísticas; pues está dotado de razón pero
no
es s61o razón. No es todo sustancia racional, en lo que todos
somos iguales,
sino que nuestra individualidad personal comprende
accidentes que nos individualizan y nos hacen
distinros a los demás;
el olvido de ellos nos lleva a un igualitarismo tan erróneo como el
olvido de la naturaleza común que ronduce
al racismo. Igualmente,
somos sociales e históricos; pero no somos oomponentes de un todo
social roncebido hipostática o rotalitariamente, ni somos historia, pues-
31
Fundaci\363n Speiro

FEDERICO CANTBR.0
to que en nuestra unidad operativa se complementan la corriente
de dimanación y la de efusión vital.
Todo ello también se refleja en nuestro conocimiento que com·
prende
la observación, la . intelección, la razón y el juicio o sentido
común.
Esta concepción queda rota con el nominalismo, que niega el
universal, el idealismo que nos reduce
sólo a razón abstracta o ló­
gico--formal y el empirismo que .no cree sino en lo experimentable.
Por su parte, el historicismo, que todo lo hace producto inmanente
de
la historia, al tratar de acelerada, sustituye la misma historia por
un mito o una utopía que sitúa en el futuro.
Utopias y drmu,gogia. Imperio del sentimiento sobre la 110/umad
y la raz6n fue el tema sobre el que habló José María Petit Sullá.
No se debe emplear nunca la tetmioo!ogía revolucionaria para
combatir al adversario. Harcelo supondría aceptar la derrota antes de
comenzar la batalla.
la revolución actúa siempre' mediante la demagogia. No 'expone
sus verdaderos propósitos, sino que habla de cuestiones, que a tra·
vés de una sutileza termiriológica, que les sirve de máscara, tratan
de
captar a la gente para el logro de sus objetivos, que son muy
diferentes. Problematiza todo, hasta
las cuestiones más sencillas, pues
la claridad y la sencillez son sus enemigos. Así, los revolucionarios
hablan de "libertades
detnoaáticas", de "igualdad", de "liberación".
Pero a estas palabras les dan un sentido distinto al suyo y, por su­
puesto, contradietorio. La "liberación de la mujer" -por ejetnplo-­
significa, en realidad, que la mujer no soporta su condición, no so-­
porta ser mujer. Así, de este modo, "necesira su liberación". Por
el resentimiento
que los. revolucionarios inculcan a las sociedades,
éstas no soportan tampoco sér lo que son. Por el orgullo, el hombre
se rebela contra Dios, por la misma razón de que existiendo Dios,
él no puede serlo; por la envidia tampoco soporta a los que
están
situados en un plano ligetarnente superior a él
Señaló que · la civilización de hoy es una civilización feminoide.
Hay muy 'pocos hombres que lo sean de verdad. Se busca lo cómo­
do, lo fácil, lo que no conlleva ningún riesgo. Se vau anulando las
32
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XIV RJ'.UNION
personalidades individuales en aras de una personalidad oolectiva,
que no será más que la de la revolución.
Acabada la oonferencia, Michel de Penfentenyo, que la presi­
día,
tomó la palabra y dijo: "Quisiera, ,imf,l,emen¡e, dewus, prime­
ro mi admiración por la betl• conferencia que actlbtmUJs de oir. Y
que no he podido dej11r de pens11r durante est,, conferencia, en la ex­
traordinaria lección de realismo que el pueblo español ha dado al
mundo entero, y especialmenle a la, democracün occidentales en el
curso de los do, meses últimos. Debo decirlo desde el fondo del co­
razón, pues somos muchos en Francia los que pen:samos que Es­
paña man#ene lntegram-e su tradición de real-ismo y su. tradición
de honor. Pienso que la definición más hermosa de/. honot' e, la que
Juan Otnset dio un día cuando dijo, "El honor de una nación es la
coherencia del amor de esta nación". Y bien, España en momento
en el que todo el mundo cae en la desesperación, 'J por tanto en el
derrotismo, ha dado al mundo, que SQ derrumba en esl8 derro#s­
mo, una magnifica lección de esperanza por su reacción de uni­
dad nacional 'J de unidad profundamente cristiana. Permtidme ex­
pres11ro, sencillamente nuestra admiración 'J nuestro agradecimümttl'.
Estanislao Cantero trata en su oonferencia de Él mito de la re­
forma de e,tructuras.
El mito de la reforma y el cambio de estructuras oonstituyen uno
de los
más graves peligros más, se dan cita una multiplicidad de miros y de errores.
El
mito surge cuando la idea de que todo depende de las es­
ttuct;uras se oonvierte en lo únioo que el hombre y la sociedad ad­
miten.
La buena o la mala marcha de la sociedad --«firmao los pro­
pugnadores del
mito-, dependerá de las estructuras de la misma.
Errot que lleva a pretender una sociedad justa sin que nadie tenga
que set justo.
Este miro se manifiesta de tres formas principales. Una reforma
de
estructutas que propone una sociedad liberal y democrática, o
bien una sociedad socialista o, por último., una sociedad nueva, mar­
xista. Estas tres manifestaciooes del mito oonducen, en definitiva, a
la
última; es decir, a una sociedad marxista.
33
Fundaci\363n Speiro

FEDERICO CANTERO
Este mito afecta a todo, a la cultura, a la religión, al cambio de
conciencia, etc. Y
es un mito porque se catactetiza por adherirse a
la ~dea central del cambio de estructuras, sin ninguna base racional,
sin ningón tipo de razonamiento. La inteligencia queda sometida al
mito creado por la imaginación Al prescindir de la naturaleza, del
hombre y del bien común
sólo puede destruir, nunca construir. No
propone una meta concreta, su fin se mantiene indeterminado. La
revolución, operada por medio de la praxis, es la única realidad. No
hay nada estable ni permanente, el "set"' queda sustituido por el
"hacer". En definitiva, conduce al totalitarismo.
Si bien las estructuras no deben ser reformadas y menos aún
cambiadas, sí
han de ser mejoradas, pues de lo contratio "se anqui­
losarían, perderían su vitalidad y acabarían por morir''.
La solución para la sociedad de hoy está en la restauración del
entramado social de los cuerpos intermedios, verdaderas estructuras
sociales, que son fruto natural de la convivencia humana.
Los cuer­
pos intermedios en el aspecto social son -la única garantía frente al
mito, como lo es en el aspecro petsonal la responsabilidad.
En la batalla
que hay que entablar con el mito, no se puede
prescindir de Dios.
La oración es esencial. "A la fe revolucionaria
es necesario combatirla con la fe católica"'.
Del método del conocimiento a la praxis del cambio fue el tema
en torno al cual disertó
José Miguel Gambra.
El conocimiento escolástico afirma la superioridad de la vida
conterilplativa sobre la vida activa.
El pensamiento de .la verdad supone un orden en la naturaleza
y
un Sumo Ordenador. La praxis, que propiamente sólo se da en el
hombre, supone una intelección previa. Establecemos una escala de
perfección en estas formas de vida, que tienen como base la activi­
dad humana corporal y como culminación la contemplación de la
verdad. Pero
el pensamiento contemporáneo ha dado una progcesiva prio­
ridad a la
praxis sobre la contemplación. Descartes, el empirismo in­
glés, Comte y Marx constituyen jalones clarísimos en este proceso.
Se refirió a continuación a los dos momentos sucesivos y a los
34
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XW RBUNION
fundament0s de esta evolución. En primer lugar la razón inmediata
de este
cambio es la actitud metOdológica de las ciencias experimen­
tales y su reflejo en la filosofía cartesiana.
A su vez esta actitud. se
apoya en la postura
más profunda del humanismo ateo, que hace del
hombre la criatura
de la que tOdo depende. En suma, la sustitución
de la contemplación
por la praxis representa la inversión de tOdos
los valores según frase de Nietzche. El marxismo, última consecuen­
cia de esta transmutación refleja en su seno los cambios que anterior­
mente. se han descrit0: el de la Verdad por la praxis, la supresión
del distanciamient0
entte el sujeoo y el objet0 y, finalmente, la sus•
titución de las relaciones Dios-hombre, hasta el puntO de que Aquél
pasa a ser imagen y semejanza de
la situación concreta del hombre.
Gambra no pretendió negar la
validez y legitimidad de las cien­
cias de la
naturaleza, pero .afirmó que su métOdo no puede llevar­
nos a conceder prioridad a la praxis sobre la teoría.
Francisco José
Fernández de la Cigoña habló sobre Vigencia y
actualidad. · ·· ·
Comenzó leyendo las definiciones que da a estas palabras el die'.
cionario de la Real Academia.
Hoy, desgraciadamente, nuestto mundo está lleno de actualida­
des.
De actualidades que si ayer .fueron de una manera, hoy son de
otra
y, tal vez, mañana sean contradict0das. No hay nada permanen­
te. Igual que en el vestir, en el pensar, existen modas
que se suce­
den· y se cambian, cada vez con ;,,.yor rapidez, Lo vigente, lo per­
;,,anente,
lo esencial no cuenta hoy ni para los. hombres ni para las
sociedades.
Para terminar propu59
al audit0rio la meditación del pasaje del
evangelio de San Mateo
iceferente al Juicio Final. Y advirtió que a
tOdos correspondía el d,eber de dar a los hombres lo que hoy más
necesitan: vigencias.
De ello Dios nos h¡i.brá de pedir cuentas, por­
que
"cuantas Vece8 dejasteis de· hacerlo con uno de estos mis her­
manos pequeños, conmigo dejasteis de hacerlo".
Influio en el hombre moderno de los medios masivos de comu­
nicación social
fue el tema sobre el que disertó Hugues Kéra!y.
La "información" es uno de los factures más poderosos de desin-
35
Fundaci\363n Speiro

FEDERICO CANTERO
tegración social en los países desarrollados. Debido al fenómeno de
"sobreinformación", la inteligencia de la mayoría está en trance de
perder el sentido de su raz6n de ser, ya que no es sólo un facror de
embrutecimiento intelectual, sino,
incluso, un generador de "aisla­
miento" social, psicológico, familiar y de egoísmo institucionalizado.
El exceso cuantitativo de información conduce a una indigestión
mental y a una paralización de la inteligencia; ésta no sabrá, ya, pro­
nunciarse
acerca de la calidad.
A
través de la información el hombre está siendo engañado, no
porque se digan mentiras, sino porque unas noticias se "exageran"
y otras se omiten o se silencian. Con ello se consigue que el hombte
piense de una determinada manera y hable de lo que hablan los pe­
riódicos, la televisión, ere.
"Todo hombre moderno -ha escrito Péguy-es un miserable
periódico, y, no sólo eso sino un miserable periódico de un día. De
un
solo día. Es como un miserable periódico viejo de un día, en el
cual, sobre el mismo papel, todas las mañanas se hubiera impreso en
el periódico de cada día". Lo mismo que del periódico, podemos
decir hoy de la televisión".
No quiere
esto decir que el hombre no deba estar informado
sobre
lo que ocurre en el planeta. Pero lo cierto es que el abuso
cuantitativo de la información ha llenado las mentes y los corazones
del hombre de una masa de preocupaciones abstraetas y generales
de
las que no tiene afecciones; ya no capta Jo que ocurre a su al­
rededor, en su. propia familia, en su profesión. El amor al prójimo
concreto
-<,scribió De Corte-se devalúa así bajo el amor al .le­
jano abstracto, lo cual es la forma más hipócrita y más odiosa de
amarse a sí mismo".
Pedro Abelló dio lectura a la conferencia de José M.' Gil Mo­
reno de Mora Libertad, subietivismo ideológico e igualdad de opo,­
tunidades.
Muchos filósofos, políticos y legisladores, ya sea porque piensan
que de este
modo tendrán tranquila a la masa popular, ya porque
están
convencidos de que el bienestar es la felicidad, han elaborado
un concepto
de libertad vinculado al apetito. "Hacer lo que me da
36
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XIV REUNION
la gana", en eso consiste la libertad. Este concepto dista mucho de
aquel ocro, cristiano, según
el cual libertad es ·• la facultad de opcac
por el bien en circunstancias conaeias" y no la '"facultad de gozar
del
bienescac".
Distinguió dos conceptos de vocación: el auténtico y el adulte­
rado. El adulterado es el que lleva a pedir "igualdad de oportuni­
dades" escondiendo
detrás una "igualdad de disfrutes".
Criticó
el modelo sueco de socialismo democrático y . puso de
relieve cómo la "igualdad de
oporturiidades" lleva a suprimir los
obscáculos y las dificultades para que codos tengan posibilidades.
Se suprime la competición y aparece la exaltación de la personali­
dad colectiva. Al suprimirse
las dificultades de las pruebas y pro­
poner la mediocridad como ideal,
se aniquilan las personalidades so­
bresalientes. Y es esa mediocridad la que al decirle al niño que tie­
ne que ser uno
más del montón, la que asesina su ilusión de heroís­
mo, y, con ella, la auténtica -vocación; Los psicólogos y las computa~
doras la decidirán por él.
Los hombres, en cuanto hijos de Dios, son iguales en la esencia,
pero diferentes en sus múltiples accidentes. Todo hombre debe
ce-'
ner vocación de rey y vocación de súbdito, pero cada uno ha de
desarrollarlas dentro de sus circunstancias concretas.
La única y verdadera igualdad de oportunidades sería aquella de
igualdad de grandes dificultades, coronada por la promoción de los
mejores,
más selectiva y más discriminatoria. De este modo habrá
personalidades y todas las jerarquías de la vida social tendrán a su
frente "los mejores".
Enrique Zuleta Puceiro habló de Igualdad y Justicia.
Pocos temas ocupan el corazón y la inteligencia de los hombres
de
nuestro tiempo con la intensidad de la justicia. Todo movimien­
to político o ideológico,
toda reivindicación social invoca la justicia
como fundamento supremo. La época actual. ha presentado la in­
justicia
como sistema. Aun cuando el proceso espiritual' y político de
la modernidad fue presidido
por los más altos ideales de fraternidad,
igualdad
y libertad, entre codos y para codos los hombres, la realidad
de los hechos presenta
la erección del más férreo aparato de domi-
37
Fundaci\363n Speiro

FEDERICO CANTERO ,
nación que se haya conocido. Trágico destino de las ideas de la mo­
dernidad
...
La realidad de nuestto tiempo, en su "estructura aparente'", pre­
senta tres notas básicas: interdependencia creciente, teenificación y
masificación. En lo que se refiere a esta última nota, la sociedad
de masas tiene como notas constitutivas la uniform.ización crecien­
te de todos los aspectos de la. vida, la desjerarquización paralela a
dicho aspecto, la manipulación de las masas, la irresponsabilidad de
las muchedumbres indiferenciadas,
la mecanización y burocratización
de la estructura social.
En el fondo de este diagnóstico debe adver·
tirse
un nivel más ptofundo de la crisis: el inmanentismo, la rebel­
día
integtal, la voluntad de poder, el utopismo.
Se refirió a la incidencia que sobre la crisis general de la idea oc­
cidental de justicia
ha tenido . el igualitarismo moderno.
Las ideas de libertad e igualdad,. desligadas del contexto religioa
so y metafísico en que aparecen en occidente, pasan a ser fórmulas
vacías de contenido, fácilmente modelables
y utilizables por la vo­
luntad de poder.
Explicó cómo. la democracia igualitarista conduce a
la democracia totalitaria.
Como horizonte de superación, surge -la concepción del iusnaru­
ralismo clásico, inspirado en la idea de una justicia concreta . y pro­
blemática. Igualdad sustancial
y desigualdad accidental de los hom­
bres
--<:0mo fórmula de solución a la tensión justicia-igualdad­
configuran las dimensiones fundamentales de la concepción cristiana
del problema.
Antes del diseutso de clausura, Jerónimo Cerdá Bañuls dio lec­
tura a unos
textos del egregio profesot Michele Federico &iacca
bajo el
título general de El laici,mo: cri,i, de fe y de razón. En ellos
el profesor Sciacca pone de manifiesto que Dios ha sido exiliado de
la ciudad terrena, a ttavés
de la eliminación de la verdad, de los
principios morales y la eliminación misma de
Dios,
El segundo texto leído versó sobre. Laici,mo y hlmUHlismo k,i,.
ci,ta, en el cual el fallecido profesot se refiere al nihilismo del hu­
manismo laicista, a
la parábola que la ttayectoria del laicismo ha se­
guido hasta su autonegación; y se ocupa, finalmente, de la necesidad
38
Fundaci\363n Speiro

CR.ONICA DB LA XIV R.BUNION
del absoluto. La crisis de la oivilización occidental y el problema de
su unidad espiritual fue el tema sobre el que versaron los últimos
textos leídos. En ellos se pone de manifiesto la esencia de esta ci­
vilización y la posibilidad de recuperarla. ,
Tres fueron
los temas básicos de los foros: la empresa, la socia­
lización y la
historia_ Aparte de estos temas hubo uno referente al
tiempo libre.
M de Penfentenyo desarrolló las dos ponencias referentes a la
empresa_
En la que tuvo por título Autoridad en la empresa, señaló la gran
importancia de
los cuadros intermedios: maestros, jefes de equipo, etc.,
que son
los que constituyen la jerarquía natural en las empresas. La
dirección nunca debe prescindir de ellos en favor de la jerarquía pa­
ralela, que es la de los sindicaros marxistas, ya que ellos son los com­
petentes y conocen a sus hombres. Hay que evitar además que la je­
rarquía paralela tenga más poder y más influencia que ellos. Un
medio de conseguir
esto, sería el de hacer pasar las "buenas noti­
cias" por la jerarquía natural y
las malas por la jerarquía paralela
En Democracia y libertad en la empresa puso de relieve los ejem­
plos franceses de unas 80 empresas que totalizan unas 150.000 per­
sonas, visitadas por el equipo del C. E. E., en las que el taylorismo
prácticamente
se ha suprimido,. facilitándose así a la pluralidad del
personal,
el desarrollo de su trabajo y de su personalidad.
Cada uno produce un
"todo inteligente", sustituyendo al traba­
jo "en cadena". En estas empresas y de este modo la productividad
se ha mejorado mucho. El hombre no es una máquina, y puede, con
su inteligencia
y su estímulo mejorar mucho su trabajo.
Cinco foros estuvieron dedicados a mostrar el proceso de sociali­
zación que
se está llevando a cabo én nuestra sociedad.
Antonio Vázquez dio lectura a la ponencia del Doctor Felipe
Fernández Arqueo sobre la
Socialización de la medicina.
Tras analizar el desarrollo histórico de este proceso indicó que la
socialización de la medicina se
ha incrementado notablemente en el
curso del presente año, Este proceso conlleva los siguientes fallos;
39
Fundaci\363n Speiro

PEDBRJCO CANTER.O
l.º) la imposibilidad de cubrir ciertas necesidades técnicas, debido a
la burocratización y torpeza de la administración; 2.0
) el hecho, evi­
dente, de que cuesta mucho
más una "cama" del Estado que una pri­
vada; 3.º) la deshumanización de la medicina, al perderse el contacto
entre el enfermo y
el médico, supone un grave perjuicio para el
primero.
Ante esto, es necesario una inmediata paralización del proceso
socializador, que ha de llevarse a cabo lentamente y que conducirá
a la restitución de la medicina a la sociedad por el Estado, remedio
que
ha de llevarse a cabo a la luz del principio de subsidiaridad.
Es preciso destacar que no existe una alternativa entre la medi­
cina liberal
y la socialista, sino que hay una tercera, diferente a am­
bas,
que es la de los cuerpos intermedios.
El proceso
socializadot no se detiene y afecta a todo. La 1ociali­
zaci6n de nacimiento, fue el tema sobre el que habló J er6nimo Ce,-­
,JJ Bt>lítd,.
Comenzó exponiendo la doetrina socialista en todas sus varian­
tes, defendiendo la tesis de que el socialismo es uno y vario a la vez;
uno en sus principios y vario en sus realizaciones históricas. La doc~
trina puede reducirse a dos principios fundamentales: la planifica­
ción racionalista
y el que la persona es sólo parte de la sociedad.
Después de hacer
la .critica de ambos principios, pasó a analizar
la planificación demográfica, consustancial con la socialista,
enca­
minada a la destrucción de la familia.
Estas ideas socialistas arrancan de las utopías más antiguas de
Platón y Aristóteles. Modernamente reciben el refuerzo de
las doc­
trinas de Malthus con su ley de las progresiones sin base científica
alguna,
pero que renacen en los · falsos enunciados de la FAO y
del Club de Rotna, cuyas enormes falsedades ha puesto de relieve
- Expuso con mucho detalle
la Conferencia Mundial de población
de Bucarest de 1974 y
su política antidemográfica que ponen en
ptáctica organismos internacionales como la FAO y el UNICEF.
Explic6 la doetrina según la cual el nuevo ser comietl.7.a a exis­
tir desde el momento de la concepción con la célula primordial, y
las consecuencias que de ello se derivan y acabó refiriéndose a las
40
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XIV REUNION
manipulaciones genéticas que pueden producir hombres-bestias, ci­
tando
textos de Ugo Spirito y las denuncias sobre ello de autores
como Pompidou
y Vallet.
Julián Gil de Sagtedo se refirió a
la Sodalización de la edu,.
cación.
Comenzó distinguiendo entre cultura y educación. La educación
debe formar el criterio de la persona
y enseñarle los .hábitos que le
lleven. a
obrar el bien. Perfecciona al hombre en la integtidad de
su
ser.
El derecho a educar, al que .se refirió después, corresponde a la
Iglesia
y a la familia y, subsidiariamenre, al Estado, según el derecho
natural y la doctrina de la Iglesia, en contra de la doctrina socialista
que lo establece únicamente
en la roleccividad.
Aparte la socialización que llevan a cabo los Estados, en particu­
lar dentro del ámbito
de su soberanía, el proceso sociafuador se lleva
a cabo a través de corrientes internacionales. La UNESCO podría­
mos decir que
es un Minisrerio de Educación a nivel mundial que
imparte la
sociafuación a los muchos países en los que tiene in­
fluencias. En el concepto
de cultura de la UNESCO queda fuera de todo
lo que se refiere a las ciencias del espíritu; con ello se hacen desapa­
recer las particularidades de los pueblos, consiguiéndose la masifi~
cación a . nivel mundial.
El modo adecuado
de logtar la socialización que conduzca a la
masificación,
.es la concientización y la reforma de estructuras.
Por último se refirió a la sncialización llevada a cabo en Espa­
lia ron la puesta en práctica de la Ley General de Educación, a la
que dirigió una fuerte crítica.
La socialización de '4s amas de casa fue el tema tratado por Ma­
ría Teresa Donat Qari de Cerdá.
Las asociaciones de arnas de casa no son sino un capítulo más
en el Derecho Públiro Cristiano, de las asociaciones para fines lí­
citos, que no pueden ser alcanzados individualmente.
Expuesta la aplicación de la doctrina de los
cilerpos intermedios
41
Fundaci\363n Speiro

FEDERICO CANTERV
a las asociaciones de amas de casa, se refirió a los peligros a que es­
tán expuestas, cifrándolos foudamentalmente eu los iutentos de co­
louizacióu ideológica y en la careucia de medios propios.
Existe uu exceso de peticioues al Estado que están couduciendo
a una intromisión de éste en los asuntos propios y privativos de las
asiciaciones; éstas y sus servicios e iniciativas deben ser siempre autó-,
nomos, libres y voluntarios. Si no, se repite, como un eco, aquello de
"¿al César apelas?, al César irás"; es decir, que el Estado, requerido,
acabará por iruponerse y absorverá la savia de la asociacióu rrausfor­
mándola en un departamento burocrático más.
Criticó el enfoque que hoy se da a la misióu y fuución del ama
de casa y señaló los objetivos propios de· 1as asociaciones: bolsa de
la compra, servicios públicos, sanidad-e .higiene, fonnación religiosa,
cívica y cultural.
Francisco de Gomis Casas y Luis . Agusto Viñamata, Coude de
Alba de Liste, desarrollaron la pouencia • Soci4ización del suelo,
mostrando que, en ella, se aúnan, con una dirección remocrática los
intereses capitalistas de las grandes cousrructoras ·cou la propagan­
da de las ideologías socialistas, en perjuicio de la propiedad y del de­
recho. a coutiuuár habitaudo el propia hogar que sufreo quieues sou
atropellados para facilitar suelo barato a quieoes dispoueu además
de
crédito barato, a veces sin courrapartida alguna. Seña.larou la ue­
cesidad de organismos
sociales, de asociacioues de veciuos y de pro­
pietarios
y usuarios del suelo, como la ya existente en Barceloua, que
desplaceo a
los tecuócratas del papel prepotente que arbittariarueute
asumeu eu esta materia. Coucluyendo cou la especificacióu del lema
de la citada asociación: "No hay que hacer proletarios siuo pro­
pietarios".
La euseñauza de la .historia hoy eo España está sieodo falseada.
La metodología marxista predomiua en muchos textos de Enseñan:>:a
Media. Es la hora de la . lucha para evitar que los uiños y los jóve­
nes sean deformados mediante el engaño.
Estos y orros temas fueron tratados eo tres ponencias y en los
diálogos. que a ellas siguieron.
42
Fundaci\363n Speiro

CR.ONICA DE LA XIV R.EUN/ON
Andrés Gainbra habló sobre El falseamiento de nuestra historia.
El falseamiento se produjo ya en tiempos de Felipe II con la Le­
yenda Negra. La idea de que España ha sido una nación "inquisi­
torial", tiránica
y enemiga de la libertad, que empieza a difundirse
en Europa a
rafa de las mentiras y calumnias de Antonio Pérez, Gui­
llermo de Orange
y otros, es la que ha predominado en Europa. Aún
hoy se enseña en muchos países, y hasta en nuestra misma patria,
esta visión negativa.
En el siglo XIX, una gran parte de la historiografía liberal re'
salta, también, una visión netamente negra y negativa, que encuen­
tra en España propugnadores
y divulgadores en la Institución Libre
de
Enseñanza.
El ponente refutó estas interpretaciones y, en coloquio que. si­
guió _ a su disertación, se hizo referencia a 1a actual enseñanza· de la
historia en nuestras aulas y se propusieron algunas medidas de cara
a la acción concreta.
Vladirniro Lamsdorf explicó Cómo los marxistas mar,ip,dan, la
historia.
La historia, para los marxistas, es un instrumento más para el
desarrollo y triunfo de su doctrina política. Así, estos historiadores
hablan de
la división de "clases", de la revolución ""burguesa'", de
la miseria obrera, etc., al tiempo qué silencian los hechos "desagra­
dables", como los campos de concentración, el pacto germano-so­
viético y no digamos ya las apariciones de Lourdes o de Fátirna.
La historia, así obtenida, estará manipulada, aun cuando no siempre
será falsa, será por aval.
La historia se escribe seleccionando algu­
nas de las muchas proposiciones históricas. Según el criterio confor­
me al cual seleccionemos, tendremos una u otra historia.
Para los cristianos, los hechos de mayor interés son los que re­
flejan la "economía de la Salvación": la Redención, los milagros y
las apariciones, los martirios; etc. Son los hechos más relevantes de
la historia alrededor y en función de los cuales han de integrarse
todos los demás, que son secundarios y habrán de quedar subordina­
dos a aquéllos.
El coloquio que siguió
matizó la cuestión. Se precisó que el
43
Fundaci\363n Speiro

FEDERICO CANTER.O
método marxista no puede ser aplicado para defender el valor del
catolicismo. El verdadero historiador
no ha de ocultar ningún hecho
históriro, referente a la materia que tiene en estudio. Si se piensa
que hay hechos
en la historia que pueden desvirtuar a la religión,
a la Iglesia, etc., éstos no han de ser silenciados, ni menos aún ne­
gados, siempre, naturalmente, que sean verdaderos. Además, el te­
mor a que aparten a los hombres del amor de Dios, se quedará sólo
en eso, en temor,
y sí, en cambio, será una lección que nos dfrece
la historia para no reincidir. La verdad nunca ha apartado a nadie
del amor de Dios.
Recuperación de la rea/Jdad y de la doctrina por la, emefúmzas
de la bistorid fue el tema sobre el que habló Remy Bert.
Comentó el artículo de Jean Ousset "Las piedras gritarán", pu­
blicado
en el número 133 de "Verbo". La enseñanza de la verdad se
puede realizar, aparte de la
doctrina, por los mismos hechos de la
historia. "Ya que el simple recuerdo doctrinal -- consigue
perforar .el frente del antidngmatismo moderno, el suple­
. mento de esfuerzo que esta dificultad nos impone podría, simple­
mente, consistir
en escuchar mejor los hechos que hablan a gritos,
en captar mejor el cristianismo que brota de los hechos
... ".
El método consistirá, sabiendo
que la verdad está encarnada en
los hechos, en utilizar la historia para. mosttar el valor del catolicis­
mo en el plano natural, institucional, civilizadnr
... , y también es­
piritual.
Señaló, por último, la necesidad de no combatir con "etiquetas",
de
no enfrentarse a las personas de buena fe, sino ir más bien a los
hechos
y a las verdades coocreras, sistematizando las proposiciones
de sentido común, para subir ulteriormente a las explicaciones y
a
las verdades más docttinales.
Aparte los foros referentes a las cuestiones antes mencionadas,
Francisco Cortés Blanes tuvo
por título del suyo El #empo libre.
Desgraciadamente la sociedad de hoy no sabe ocupar sus momen­
tos de ocio en menesteres que sean, de algún modo, productivos para
ella y para el desarrollo integral de la persona humana.
44
Fundaci\363n Speiro

CR.ONICA DE LA XIV IIEUN/ON
Fundamentalmente, se refirió a la patología del tiempo libre, a
cómo éste no debe ser empleado. La delincuencia juvenil está al­
canzando en los países desarrollados cifras nunca sospechadas. Con
un cuidadoso y detallado estudio, en cifras y estadísticas, analizó el
consumo
de drogas, el aumento del índice de suicidios, la penetta­
ción de la pornografía, la degradación de las costumbres, etc.
Planteados en este aspecto los problemas que hoy tiene la sociedad
-entre los que no hay que olvidar la corrupción de los cargos-,
en las intervenciones que siguieron a la ponencia, se hizo hincapié en
la necesidad de tomar una actitud seria y decidida para tratar de evi­
tar,
en la medida de lo posible, la proliferación de todo tipo de abe­
rraciones, pero sabiendo que
la solución definitiva sólo puede estar
en una recristiaoización de la sociedad, en una vuelta a los princi­
pios morales y éticos,
en un aumento constante de. la represión reli­
giosa, con
la que se alcanzará, tal y como dijo Donoso, "la libertad
templada de los pueblos".
A
las 18 horas del lunes 8 de diciembre tuvo lugar el. discurso
de clausura, que estuvo a cargo de José Antonio García de Cortázar
y Sagarmínaga.
Tras señalar la personalidad
de Gabriel de Armas, se refirió al
trabajo
y a la lucha que como católicos tenemos que librar, para evi­
tar que
la sociedad continúe a la deriva. Inviró a todos a la fe y a
la
esperaoza para llevar a cabo nuestra misión de propagar• las ideas
de formación cívica y acción doctrinal según el derecho natural y
cristiano. Cada uno desde su puesto más o menos modesto. Trabajo
oscuro y anónimo, pero al mismo. tiempo esencial. Tenemos que ser
fieles en
el combate y ayudados por la fe que no nos puede faltar,
debemos encaminar nuestra acción inmediata a construll' un futuro
según el orden y la voluntad de Dios.
Señaló que debemos luchar con optimismo cristiano, con unidad
ea un mismo sentimiento, pero no con uniformidad, rehuyendo de
todo fanatismo y de todo irenismo y apoyándonos siempre en la exac­
ta conformidad con la Doctrina social de la Iglesia.
Nuestra fe, nuestra acción y nuestra preparación intelectual han
de estar puestas al servicio de la Iglesia y de España.
45
Fundaci\363n Speiro

FEDERICO CANTERO
El acto litúrgico final, consistente en la Adoración y Bendición
del Santísimo, estuvo presidido
por Monseñor Barrachina Estevan,
obispo de Oribuela-Alicante, quien pronunció una homilía que
se
centró en la figura de la Inmaculada Concepción, dogma promulga­
do
por Pío IX en 1854, pero transmitido por la tradición y basado
en dos pasajes de la Escritura.
Uno del protnevangelio (cap. III del Génesis, Versículo 15),
en
el que se destaca la enemistad rotal y absoluta de la Virgen frente
al Demonio, al pecado. Enemistad
rotal y absoluta y no relativa como
todo
Jo que se nos presenta hoy; por lo que los que se quieren Jla•
mar hijos de la Virgen, tienen que partir, para ello, de este radical
y absoluto rechazo del pecado.
El seguodo texto es del Evangelio (Le., 1,28). Es el momentn de
la anunciación
en el que el Angel llama a María "llena de gracia".
No podía, pues, tener ni el más mínimo rasgo de pecado original.
E incluso así, Dios
resperó tantn a la Virgen que no· le mandó ser
Madre de Dios, sino que por medio del Angel, le preguotó si que-­
ría serlo.
Terminó recomendado que
para nuestra lucha y trabajo debernos
pedir ayuda a María, a este ser humanamente perfecto, a la mujer
católica por excelencia.
Este
. último acao presidido por el Obispo de la diócesis, llenó de
gozo
y de emoción a los asistentes. Con él terminaba un congreso
más de los amigos de la Ciudad Católica. Después de las jornadas
de reflexión
y de trabajo, acerca de los errores que llevan a la so­
ciedad a la deriva, es llegada la · hora de reemprender con pasos fir­
mes y decididos nuestra acción. Acción que, como ha recordado tan­
tas veces Eugenio Vegas, ha de estar informada por la Doctrina.
Todo tipo de pesimismo ha de ser rechazado. Por la virtud cris­
tiana de la Esperanza tenemos el derecho y el deber de mirar el fu­
turo con optimismo, porque "si Dios con nosotros, ¿quién contra
nosotros?".
FEDERICO CINTERO.
46
Fundaci\363n Speiro