Índice de contenidos

1972

Acción y contemplación

Autores
1972
Volver
  • Índice

Crónica de la XI Reunión de amigos de la Ciudad Católica. Contemplación y acción

CRÓNICA
de la
XI REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
Madrid 8 al 10 de diciembre de 1972 (CIO).-En un ambiente
de recogimiento,
muy apropiado para la reflexión y el estudio se-.
reno, se realizó esta XI Reunión, en la Residencia del Pilar, a pocos
metros de la Casa de Campo.
l.• JORNADA: VIERNES 8
Después de la asistencia a la Santa Misa, los participantes pa­
' saron -a _las 11 horas--a~ salón de conferencias, donde el arqui­
tecto D. Germán ALVAREZ DE SOTOMAYOR pronunció las PALA­
BRAS que sirvieron de APERTIJRA e introducción a los trabajos.
Comenzó el Sr. Alvarez de Sotomayor exponiendo el significado y
el valor de la contemplación como actividad del espíritu dirigido al
conocimiento, al saber, por un camino distinto del de la razón. Con­
templación y razón dan lugar al pensamiento que es lo que ha de
transmitirse. La contemplación, a la vez ardiente y paciente, se en­
cuentra --debe encontrarse-:----en el origen de la acción de la que
ha de ser su causa. Si ~o fuera así, con la simple. acción nada es po­
sible cot:tstruir.
Señaló a continuación la necesidad urgente· de dedicar nuestro
esfuerz.o a )a coqtemplación y a la acción en_ un munc~o _ claudicante
amenazado -bien cie{tarri~nte-de caer pronto envuelto ~n la
confusión, atrapado por el mal absoluto que parece haber sido asu­
mido por la RevoÍución, a juzgar por cómo tan perversamente ad­
~inistra y dirige sus atributos, eclipsando la eficacia del viejo Dia­
blo medioeval, tentador de
almas personales desguarnecidas.' ·
• 885
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XI REUNION
En la medida en que el hombre va perdiendo la fe y se ero­
sionan
sus ligaduras con la Divinidad, se debilita o muere la única
raíz -la sobrenatural-qae da firmeza y sentido a toda norma, a
todo principio sin los que la edificación de una sociedad
es prácti­
camente inviable.
Al relativizarse y al hacerse problemáticos los cimientos - firmes-de la sociedad, mediante el traslado de una necesidad so­
brenatural a una necesidad positiva y práctica -pero convencional-,
el suelo se mueve bajo nuestros pies. La vida humana carece de
sentido, de finalidad.
La construcción que es la sociedad nos parecerá siempre, a par­
tir de ahora, un aparato arbitrario y_ coactivo que cualquiera, con
todo derecho, puede intentar destruir. Esto es, exactamente, lo que
ahora está pasando.
La Revolución, con sus fuerzas agrupadas, hoy, en torno a los
cuadros y a la bandera del marxismo -materialismo dialéctico o,
mejor, comunismo--inicia ya su ataque en masa contra el claudi­
cante_ y dubitativo mundo nuestro que procede -por no ir más
lejos-de la Cristiandad.
Al caer
los .dioses y derrumbarse los templos la Revolución apa­
rece siempre unida ·al Caos. Hoy, la Revolución, conducida por el
Comunismo, más avisada
é¡ue nunca lo fue, para demoler la mara­
villosa obra del orden cristiano, no confía tanto su
éxito a esa su
semi-filosofía del materialismo dialéctico, absurdamente e inexpli­
cablemente formulada
-que pocos conocen y nadie, de verdad, en­
tiende-, como a su doble enmascaramiento de método «científico»
de interpretación de la Historia y de nueva Religión. Lo «científico»
de sus razones permiten al hombre de hoy, estúpidamente satisfecho
con la racionalización y la dC'SacraliZación de las «estructuras», a~ro­
dillarse sin pudor para adorar los mitos y < religión:
EL VIENTO DE LA HISTORIA que el Marxismo descubre so­
plando sin pausa en la dirección que sólo él conoce.
LA «LIBERACION» del hombre respecto de su atávica «alie­
nación» como es denominada su consciente ligadura con la Di­
vinidad.
886
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
EL DINAMISMO ininterrumpido, merced al imparable «en­
cendido»
de la chispa dialéctica que da · lugar a la aceleración de la
EVOLUCION que
es el PROGRESO ( ?) , al final del cual está la
SOCIEDAD SIN CLASES (?). Y, en definitiva, el PARAISO en
la Tierra construido por el hombre: el paraíso tecnológico del
des­
arrollo.
Para aproximar estos mitos al desamparado hombre de hoy y
conseguir
Su entrega -C?ntinuó el orador-se le proponen obje­
tivos próximos más <{calientes»: se ofrece satisfacción a los apetitos
con
raíz en la soberbia humana y en los demás vicios y -al rii.ismo
tiempo y con el cinismo que sea menester-se enarbola la bandera
de la justicia.
Se utiliza abusivamente el ansia legítima de los menos afortu­
nados para LLEGAR a una situación de suficiencia o de prosperi­
dad económica, a pesar de que insignes Santones marxistas de 1a
Revolución han afirmado que ese LLEGAR a una situación mejor
y estable es el ideal del «pequeño burgués» digno, tan sólo, de un
«socialismo utópico».
Todo esto -tan burdo-ha prodncido y sigue produciendo la
caída de
masas y de naciones en la gran trampa . tendida por la Re­
volución que se oculta cuando lo precisa, como aquí, ahora, en nues­
tro país, tras d~ apariencias de moderación y de ofrecimientos de
tregua y de cooperación al hilo de supuestos fines comunes. Esta
ocultación tiene lugar, también, tras de personas y entes, ajenas por
principio a
esta Revolución.
Exijamos de quienes nos guían la voz de alarma general y apre­
témonos a la lucha, con el armamento que nos proporcionará la con­
templación intensa
y serena de cuanto nos rodea, pero mirando hacia
arriba. Creemos, firmemente, que los principios y los valores per­
manentes del Orden Cristiano, rescatados de su innegable deforma­
ción y de sus adulteraciones pueden ser, aún, el único apoyo firme para
que la vida humana se salve de la tiranía y de la indignidad, dentro
de una construcción de la sociedad
. que soporte los nuevos condicio­
namientos, ya presentes.
Al terminar el Sr. ALVAREZ DE SoTOMAYOR fue muy aplaudido
por los asistentes, que
eran unas cien personas de distintas edades.
887
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XI REUÑION.'.:
Después .de las palabras introductorias habló el Catedrático de
Metilfísica de la Universidad de Génova (Italia), Profesor MICHELE
FEDEKICO ScIAcCA, sobre el tema «MARTA Y MARIA».
Se-refirió" el piOfésor genovés a ·-fa cOntemplación, definiéndola
como «pararse para ver». Quien n6 ve no cOnoce, quien no conoce
no sabe.
El que no se detiene para ver está condenado a es·e fenóme­
no
tiránico del turisffio de masas. Sin co~templación moriría la cien­
cia, porque moriría
eL pensamiento. Los filósofos, los científicos, los
artistas, etc., tienen que pararse para ver, tienen que contemplar y, de
hecho, se paran.
La contemplación es el momento intuitivo del saber, es el fun­
damento del conocimiento discursivo. No obstante su complementa­
riedad, el conocimiento· intuitivo puede estar solo; no así el discursi­
vo, que no puede darse al margen de la contemplación ( conocimiento
intuitivo), La . genialidad, · ciertamente, llega de improviso, pero no
es improvisada. El tonocimiento discursivo sirve -para explicar, para
confirmar el intuitivo, lo que a veces tarda siglos en ·producirse.
El aburrimiento . 4ue; iartios estragos .-ead produciendo en flues­
tros días-se produce por ese mirar Sirt ver, por ese no pararse para
ver, por la ausencia de contetilplación. Se ha objetado contra la Con­
templación 'el ser un estado personar' sin proyección -comunitaria, lo
cuai no es cierto. La contemplación, sierido personal, es también co­
munitaria; ya que de ella se aprovecha la comunidad y a ella contri­
buye, porque no hay contemplación sin
entrega, sin disponibilidad.
Objetivarse mediante la contemplación es salir de nosotros mismos
trascendiendo nuestro egoísmo, que
es el mayor enemigo de la comu­
nicación, de la comunidad.
Al hablar el profesor
ScIAcCA del binomio contemplación-acción,
en nuest~os días, dijo ,'que se planteaba en términos dilemático~_: qttjen
contempla. no C?bra, y a la inversa. Pero. este planteamiento ~gregó---­
es sofístico, malicio~, superficial y fa~ilón. N~ se _excluyen, sino q11:e
se complementan, porque SIN CONTEMPLACION NO HAY AC­
CION.
Entonces -preguntó el conferenciante-QIBEN NO CON­
TEMPLA, ¿QUE HACE? Deshace, destruye. María puede esta~ sola;
M1rt~, no. Él ~o~ento·teorético·- se'·da poi si mismo;·poique el mo-
888
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGO,! DE. LA .CIUDAD· CATOUCA
mento de la co11templación es la unión del. ser cpn .el hacer. La con.
templación
poqJ mlsm;i es. hacer; la contemplación es agent~.
Pasando 1\légo ,.¡ -pla,¡o cM comportamiento del cristiano, . dijo
que, hoy;
la oración es despr~ada po.r considerarla como una pér­
dida
de -tiempo, por lo que se vie11e pre católicos que
la única oración es el hacer, es el trabajo. Pero esto,
añadió,
es suprimir el ser cristiano, sobre lo cual habló bien clara­
mente
el Pápa Í'abfo VI_ eÍ 29 de junio de 1972. Porque, efectiva­
mente, no se ·puede ;ivir y hacer cristianamente si no se escucha a
Cristo (contemplación-oración). Volviendo a las consideraciones que
expusiera ál ·coiníenzo de su coilféreilci~, -terminó diciendo que es ab­
súrdo pretender predicar e instaurar todas las cosas en Cristo ( cfr. San
Mateo,
28, 19-20), si no se conoce a Cristo.
Un cerrado aplauso siguió a esta. iná.gnífica conferencia, después
de la cual podria haberse dado por clausurada la reunión, que acaba­
ba
de comenzar. Esta apreciación la emitieron dos. catedráticos de
Filosofía españoles, al acercarse a felicitar al conferenciante.
Después de unos minutos de descanso, D. Manuel FERNÁNDEZ Es­
CALANTE -profesor agregado de Filosofía del Derecho. de la Uni­
versidad de Barcelona-pronunció una conferencia sobre «Teoría y
praxis», con la que te.t'minaron las sesiones de la mañana.
* * *
TRABAJOS DE LA TARDE DEL DIA 8.-La tarde comenzó
con
la primera serie de F0RUM, a las 16,30.
El titulado «¿QUE ES LA REGIONALIZAO0N ?» estuvo plan­
teado
por D. José M.ª GIL MoRENO ·DE MORA. El ponente mostró
que
regionalización es expresión de moda, pero preguotó si ha de
enteoderse en el sentido tradicional de descentralización devolviendo
autogestión a los cuerpos intermedios, o si más bien se trata de sim~
ple desconcentración del mismo poder absoluto para hacer más efec­
tivo el dominio del Estado que no sólo no abdica poder
alguoo: sino
que pretende arrogarse los que hoy
a(m se le escapan.
Expuso cómo
la Ley de régimeo local y la definición artificiosa de
las comarcas
---,.probadas en consejo de ministros a propósito del
889
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XI REUNION
Plan de Desarrollo y oídos únicamente los gobernadores civiles-in­
dican que se han tenido en cuenta, en su elaboración, criterios exclu­
sivamente económico-administrativo-fiscales, prescindiendo de todas
las razones históricas, étnicas, de costumbres, etc., e incluso geográfi­
cas de las antiguas comarcas naturales-.
Señaló los peligros derivados de este planteamiento y su neta
contraposición al principio de subsidiariedad y concluyó pidiendo
que en el FORUM
se ampliaran las noticias al respecto.
En
el debate subsiguiente pareció quedar claro que la tesis ofi­
cial de la regionalización apunta
más bien al segundo concepto, con
razones de origen tecnocrático, y se adujeron ejemplos. varios, como
el de la ley de enseñanza, coincidentes en reforzar el pase de todos
los poderes a la administración.
El FORUM dedicado a «LAS RELACIONES HUMANAS EN
LA EMPRESA» lo dirigió D. Gonzalo
CUESTA M0EEN0. En el
planteamiento del mismo expuso una serie· de ideas muy interesantes
sacadas o deducidas del Magisterio Ordinario de los últimos Papas.
El hombre
- en «Mater et Magistra» tiene inclinación natural a asociarse para con­
seguir aquellos fines que superan a sus solas posibilidades. Se agrupa
así en una rica y varia-da gama de asóciaciones, ya sea con fines eco­
nómicos, sociales, culturales, familiares, políticos, etc., que le deben
ayudar a desarrollarse y perfeccionarse tanto en el otden temporal
como para la consecución del fin eterno para el que ha sido creado.
Como consecuencia de ello, se analizan
los principios básicos del
derecho natural, a la luz de las enseñanzas de la Iglesia, que deben
informar a una sociedad auténticamente cristiana, especiahnente en el
ámbito económico-social en el que se desenvuelve la empresa. Estos
principios están
colldensados particularmente en las encíclicas «Ma­
ter et Magistra» y «Pacem in T~rris» de Juan XXIII, en «Gaudium
et spes», del Concilio Vaticano 11, y en la encíclica «Populorum pro­
gressio» y Carta «Octogesima adveniens» de Pablo VI,
ya que en
estos documentos se recogen también los principios básicos de la
· «Rerum Novarum», «Quadragessimo anno» · y Mensajes de Pío XII
890
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
(especialmente los de 1 junio 1941 -50 aniversario de la «Renun
Novarum»-y de Navidad 1942).
Se analizaron seguidamente, a la luz especialmente de «Mater et
Magistra», las principales características que debe cumplir la em­
presa para que
-según dice Juan XXIII-tienda a ser una auténtica
comunidad humana.
Señala Juan
XXIII que los miembros de la empresa, después de
mantener una necesaria unidad de dirección en la misma, no deben
ser meros ejecutores mudos de las órdenes que se reciben, sino que
deben tener una participación en la vida de la misma, en función
de su competencia, en aquellos aspectos que, a su nivel, les afecten.
A este respecto, nos recuerdan Jean Ousset y Michel Creuzet en «El
Trabajo» y «Fundaruentos de la política», editadas por SPEIRO, el
binomio libertad-autoridad, según el cual cada uno debe tener su
oficio, su función: con los PODERES, AUTORIDADES, LIBER­
TADES, según su COMPETENCIA. Nos dicen cómo debemos te­
ner claras estas ideas para poder comprender adecuadaruente los pro­
blemas del trabajo.
En «Mater
et Magistra» se afirma que en la empresa, los propie­
tarios
y directores por una parte, y los empleados por otra, deberán
mantener unas ·buenas relaciones de trabajo, que requieren una mutua
estima y respeto. Y todos los miembros de la empresa deben consi­
derar el trabajo, no sólo como medio para obtener los beneficios eco­
nómicos justos que les permitan una
vida_ familiar decorosa, sino
como un deber para el
desárroilo y perfeccionamiento, tanto en el
orden temporal como espiritual, de las personas que integran la em­
presa. Como el hombre
es cuerpo y alma, inteligencia y voluntad, la
empresa debe ayudarles a desarrollar
estas· cualidades. Para que no se
dé el grave peligro señalado por Pío XI en «Quadragessimo anno» y
recordado en «Mater et Magistra» : que mientras de la empresa sale
la materia ennoblecida, el hombre salga degradado.
En la Carta «Octogesima adveniens», Pablo VI destaca el mucho
camino que falta por recorrer en.la mejora de las relaciones humanas,
y la necesidad de avanzar sin demc¡ra en este camino.
Se destaca la importancia de mantener y mejorar un-a.s buenas re­
laciones humanas en la empresa. No sólo para mejorar el desarrollo
891
Fundaci\363n Speiro

CRONICA D/3 LA :/(1 _!UJUNION
y perfeccionam,ie¡,to material y ,spiritual del ho1¡1bre, sino tarn/>ién
porque, para obtener buenos r~~~_dos, .el Jefe _necestta la colabora­
<;ión de su p~soµa,J. __ Y ~o .st=rá. PQSi>,le.est¡i_ co~aPora.dón, si no son
buenas las relaciones di trabajo, y se respeta la. dignidad hll(Ilana
de todos los miembroo de· la e111ptesa. . · ·
El hombre es la mayor riqueza de la empres.a, y .también la. ri­
queza que con más frecuenci:,¡~se -d~pilfarra. Porque --como nos re­
cuerda· la < que al hombre se le puede tratar .COQló a las c;osas y fuerzas. natura­
les, cuando
la realidad es que las relaciones entre los hombres deben
estar ordenadas de
¡¡ruerdo con la natutaleza humana, y es. ahí donde
hay que buscar las
bases en que se_ apoyan.
La empresa está integrada
por . hombres con distintas aptitudes,
preparación y personalidad.
Son estos hombres quienes impulsan el
desarrollo de la empresa, y para
ello se necesita aprovechar adecua­
damente las aptitudes de cada uno, mejorar en lo posible su prepa­
ración y com}>etencia, y tratar a cada· uno de acuerdo con su perso­
nalidad. Estas bases de buenas relaciones se han de aplicar diaria­
mente, y se evitarán así muchos problemas humanos en la empresa.
Hay
que tener muy en cuenta que en la empresa prácticamente todos
los problemas técnicos o económicos tienen repercusiones humanas.
De aquí que los Jefes, aparte de una sólida formación técnica o eco­
nómica, necesiten también una formación sólida en el ámbito doctrinal
y humano, para que, en sus relaciones de trabajo, se respeten
debida­
mente los derechos de la persona humana.
Pío XII afirma que la . doctrina social de la Iglesia es clara en
todos sus aspectos ;
es obligatoria, y nadie puede separarse de ella
sin peligro para la
fe y el orden moral. Y, como nos recuerdan los
Papas, el orden económico-sqcial es de naturaleza moral y debe estar
regido por leyes que respeten este orden moral.
«Mater
et Magistra» urge a los seglares para qúe, no sólo conoz­
can, sino que difundan la doctrina de la Iglesia, y la apliquen a los
casos concretos, ·según las circunstancias exijan o reclamen.
La actitud y comportamiento -de los miembros de la empresa, es
normalmente un fiel reflejo de la actitud y comportamiento de sus
Jefes.
La empresa prosperará, y se ayudará asimismo al desarrollo y
892
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGRS {)E LA CIUDAD. CATOLICA
perfeccionamiento de sus hombres, si se crea un clima y ambiente
adecuados, con ~ espíritu de equipo, de colabora<;ión~ iniciativa,
responsabilidad e interés de todos en la obra común.
Es preciso pues,·· conocer, difundir y aplicar los principios del . ' -. . ' ' .
orden natnral y del derecho público cristiano. Para cumplir debida-
mente nuestro deber de recristianización de la empresa.
La primera conferencia de la tarde (19 horas) sobre «MISTICA
Y
COMPROMISO>>, estqvo a. cargo de D. Vladimiro I.Af.(sooRFF
GALAGANE.
La ponencia versó fuodaroentalmente sobre la opción que han ele­
gido alguo0& católicos ( eclesiásticos inclusive) por el socialismo mar­
xista.
Supuesto el hecho, se preguotó el conforenciante por las razones
que podían motivarlo,-y examinó suc:esiyamente. varias hipótesis ex­
plicativas. Cabe que se tratara de una reacción, algo extremada, contra
las INJUSTICTAS que caracterizan a nuestro orden social «capita­
lista», concretamente contra la desigual repartición de
los bienes
materiales. Pero _ocurre que el «capi~lismo», precisamente, ·está de­
mostrando que SOLO EL es capaz de llevar a un estado de abuo­
dancia PARA TODOS. Con desigualdades, claro está, pero que lle­
gadas a cierto puoto empiezan a NO TENER IMPORTANCIA.
Y
es difícil de creer que a los 2.000 años de cristianismo resulte
que tenga que solucionar el problema del reparto de bienes sólo ahora,
que
se está dejando de plantear.
Además,
esta sociedad abuodante, fruto del «capitalismo» que se
condena, recibe, en estos mismos círculos cristiano-socialistas el nom­
bre de «sociedad de consumo», y por tal se condena también. Luego
resulta que al «capitalismo»
se le condeoa, A .LA VEZ, por «injus­
to» ( o sea, por dar demasiado poco a unos) y por «consumista» ( o
sea, por dar demasiado a todos). Pero si a una cosa se la condena
por la razón de que «A», y simultáneamente, por la razón de «no A»,
es que la condena es previa e independientemente de «A>>.
Y por último, el socialismo, dondequiera que haya llegado al po­
der, ha demostrado de sobra que no es capaz de asegurar ni la ablln­
dancia, ni la· libertad. Aun suponiendo que sea capaz d.e instaurar una
893
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XJ REUNION
estricta igualdad económica ( cosa que tampoco ha demostrado) se
hace difícil creer que un cristiano quiera seriamente instaurar la
«justicia>> al precio de la escasez y de la dictadura. Una «justicia»
así
NO LE HACE FALTA A NADIE. Y un régimen así la haría
rápidamente odiosa.
Por consiguiente, nos resistimos a creer, dijo el ponente, que estos
cristianos se hagan socialistas por afán de justicia .. Ha de haber
OTRA. razón. Y esta razón puede ser la creencia de que «la historia>>
acabará imponiendo el socialismo. Es decir, que el socialismo acabará
ganando, porque ES MAS FUERTE. Si es así, la conversión al socia­
lismo es la búsqueda -para la Iglesia-de la FUERZA, física y
también moral, de la que está más que nunca necesitada. En otros
términos, es la continuación del intento de construir la sociedad cris­
tiana con ayuda del brazo secular. Del único brazo secular que hasta
ahora no ha fallado, porque los regímenes liberales y laicos de
Oc­
cidente, evidentemente, no sirven para eso.
Y ahí es donde reside el error básico del socialismo cristiano. El
socialismo TAMPOCO SIRVE PARA ESO. Tiene, es cierto, en la
oposición, e incluso en los primeros años de poder, una cierta fuer­
za de movilizáción entre las masas, un aura de renovación y limpieza
moral, y la ventaja de .haberse fundido con capas populares de las
naciones. Pero una vez instalado en el poder, se corrompe muy rá­
pido por la acción con junta de la ineficacia, de la autosatisfacción y
del ansia de conservación inevitables en toda política en que el Es
tado lo tenga que hacer todo. Entonces el socialismo pierde su fuer­
za moral entre_ sus súbditos ( como se nota en el Este) e incluso su
fuerza
FISICA, al demostrarse que económicamente no es compe~
titivo.
Por eso, si se quiere un orden temporal cristiano, ciertamente no
hay que buscarlo en la democracia liberal. Pero MENOS AUN, en
el socialismo,
El conferenciante fue muy aplaudido por la numerosa concu
rrencia.
A las 20 horas se rezó el Santo Rosario, en la capilla de la Resi-
894
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
dencia, que se caracterizó por el recogimiento dentro de una tan nu­
trida concurrencia.
Terminado el rezo, los asistentes pasaron, nuevamente, al salón
de conferencias, para escuchar la de D. Rafael GAMBRA CIUDAD, Ca­
tedrático de Filosofía en Madrid, que habló sobre el «CONCEPTO
CRISTIANO DE LA ACCION». Comenzó el Sr. Gambra citando
la frase de Bernanos : < temporánea. si no comienza por verla como W1a inmensa conspira­
ción. contra toda forma de vida interior».
Por lo mismo, lo será también contra el sentido mismo de la vida,
esto es, será origen de una frustración universal. Los religiosos con­
templativos son, en consecuencia, extranjeros a nuestro tiempo. Se los
disculpa por pobres o se los defiende a veces como pararrayos de
la cólera divina en razón de su supuesta vida mortificada. Pero nadie
se atreve a definirlos como
la verdadera culminación del vivir huma­
no, la más alta vida que otorga sentido y valor a este gigantesco con­
dicionaroiento de medios y finés,
de producción y consumo.
En la vida real no pueden desligarse la vida contemplativa y la
activa puesto que se interpenetran en el ciclo vital del ser cognoscen­
te; pero cabe compararlas en una consideración abstracta ( o predomi­
nante) de las mismas. Después de exponer las nociones reveladas y
las razones filosóficas que abogan por la superioridad de la contem­
plación, señala el
'Sr. Garnbra cómo la contemplación natural culmina
y se dirige ---;-<:onsciente o inconscientemente-- en la contemplación
sobrenatural o mística, suprema fruición del saber último
y resolµtivo,
cuyas partes serán la ORATIO (espera), la MEDITATIO (acogida)
y la LECTIO (interpretación-y comunicación).
CONTEMPLAR!
---con-templum-significa en rigor la viven­
cia en el templo -lugar santo-de 1a inspiración. sobrenatural que
otorga aliento y sentido a la acción de los hombres y de los pue­
blos. Al templo,
como centro y reducto último de la Ciudad humana,
se refieren con~tantemente tanto la historia antigua como el mismo
Cristo en su predicación.
lQué sentido poseerá entonces la acción para el cristiano?
La necesidad de la acción brota, ante todo, de 1a condición huma­
na ( espíritu encarnado, c9gnoscente por vía intelectual. necesidiid de
·895
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA Xi REUNION
las. virtudes .que. acercan .a lá;_contempll9ón .. ~),_ y se endurece esta
necesidad en la dureza del trabajo por efecto deLpecado original.
Pero
ha de tratarse siempre de una acción. con.sentido y dirección úl­
tima tras.ct:ndente; .iiunca .. cerrada sobre. sí ni .ob.j~to de sí -misma.
Como símbolos de la actitud cri~tiana y de la moderna «humanista»
sobre el saber contrapone el Sr .. Gambra la imagen -tan común en
la iconografía· cristiana~ del «santo Doctor» cuyo estudio sobre los
libros
se resuelve en la visión beatífica por la actitud humilde de
disponibilidad a la gracia,
y la famosa escultura «el pensador» de
Rodin, slmbolo de la
moderna ciencia «problematizadora>> que se
pierde en un angustioso éscrutar en zonas de érec:iente oscuridad.
El activismo «humanista» se ha contagiado en nuestra época a la
propia Iglesia
-<:onsetvadora hasta aquí del Templo y de la wntem­
plación
sobrenatural-. Tal vez la «~CCION CATOLICA» haya sido
el precedente
de la actual tendencia desacratizadora, activista (Iglesia
«en
marcha») e impíamente «ecumenista>> de un «catolicismo hori­
zontal».
Su ruptura con la contemplación -luz y sentido de toda
acción-ha extirpado la 'paz y. el consuelo. que para el hombre su­
puso siempre la religión, y amenaza con abandonar al mundo de
hoy a la tentación fáustica que sustituye el Verbo por la Acción y se
hace fin de sí níismo en una desesperanza final.
Para el cristi~o no cabe, sin embar~, ni el desaliento de la re­
tirada ni la aceptación de esta nueva «Iglesia de Judas», sino el la­
borar. constante y humilde por su fe. Ya que, si es.tá obligado a luchar
y a esperat el _triunfo final, no lo está a vencer en el curso de su
vida terrenal.
Con esta conferencia
~ue también fue acogida con grandes
aplausos-finalizó la primera jornada de esta Reunión tan inte­
resante.
2.• JORNADA: SABADO 9
A las 9,30 comenzó para los congresistas este día con la celebra­
ción eucarística de la Santa Misa.
A
las 10,30 dio comienzo la segunda serie de FORUM:
896
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
D. Julián GIL DE SEGRBDO tuvo a su cargo el planteamiento y
dirección del que versó acerca de·«LIBERTAD DE ENSE:lsANZA
SEGUN
EL DERECHO NATURAL Y EL MAGISTERIO PON­
TIFICIO».
El ponente desarrolló las siguientes ideas que darían pie
para un animado coloquio posterior.
·
Por libertad de enseñanza entendió el derecho que tienen las
familias y la sociedad en general -a través de sus diversos grupos y
.ramificaciones- a impartir educación y cultura, a abrir sus propios
centros docentes, a establecer sus propios planes de estudios y se­
guir sus propios métodos o procedimientos didácticos y a ~torgar sus
propios títulos académicos, y todo ello c~tl autonomía y dependen~
cia del Estado.
La libertad de enseñanza, entendida en la forma precedente, se
basa en el Derecho Natural y en el Magisterio Pontificio: ·
LA FAMILIA, en efecto, en su primera expresión, que es el ma­
trimonio, tiene por fin, según su naturaleza, engendrar a los hijos :
ahora bien, como los hijos son seres racic;:m~les, 'ese fin, primario e~ige
para su perfección la crianza y educación de la prole. Los padres, por
consiguiente, que tienen derecho patural a epgendr:ar a_ los hijos, tie­
nen también derecho· a cri~rlos __ y educarlos.
LA SOCIEDAD -en sus diversos grupos o ramificaciones- tie­
ne también derecho natural a educar, enseñar, abrir centros docen­
tes, etc., desde dos puntos de vista: a) POR DERIVACTON NA­
TURAL DE LAS FAMILIAS, las cuales por sí solas no pueden
completar
y perfeccionar la educación y cultura de sus hijos, nece­
sitando ·para ello la reunión de familias en una comunidad superior,
que es la sociedad; Se trata, entonces, de un derecho natural delega­
do por las familias.
b) POR DERIVACION NATURAL DE LA SOCIABILI­
DAD DEL HOMBRE, la cual se manifiesta en lá transmisión de los
conocimientos, en lo Cllal substancialmente consiste i'a enseñanza: si
la persona, por ser sociable, puede enseñar, la sociedad que es el re­
resultado de la sociabilidad de la naturaleza humana'. podrá tam­
bién enseñar. Se trata de un derécho riatural defivado del carácter
social del hombre.
El Magisterio Pontificio, fiel intérprete del Derecho Natural, con-
57 897
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XI REUNION
firma el criterio expuesto sobre libertad de enseñanza en «Divini
Illius Magistri» de Pío XI, en el Discurso de Pío XII al Primer
Congreso Internacional
de Escuelas Privadas de lO'XI-57. La misma
en.señanza se sostiene en el Vaticano II. «Gravissimum educationis».
A la libertad de enseñanza POR RAZON DEL SUJETO, .que
expuso el disertante, señaló unas restricciones POR RAZON DE
OBJETO: no
hay libertad para enseñar el error ni para educar en
el mal, porque el error es la privación de la verdad y el mal es la
privación del bien, y los educandos tienen derecho natural a no ser
despojados de la verdad ni del bien por sus educadores y profesores.
La libertad de enseñanza por razón del objeto tiene corno límites las
fronteras de la Verdad y del Bien, lo «VERUM ET BONUM».
La doctrina _católica expuesta a través del Magisterio Pontificio
desde Pío IX hasta Pablo VI, confirma el criterio expuesto sobre res­
tricciones a la libertad de enseñanza por razón del objeto.
Terminó este forum con un animado diálogo sobre las ideas ex­
puestas por el Sr. Gil de Sagredo.
Mr.
MICHEL OuruZET dirigió un forurn sobre «LA REGIONA­
LIZACION
EN FRANCIA: SU CONTRASTE CON LOS CUER­
POS INTERMEDIOS». En la presentación del tema el Sr. Creuzet
describió el concepto jacobino de cuadrícula del territorio, concep­
to montado adrede. para quebrantar las demarcaciones naturales por
ser
éstas fuente y apoyo de los derecho,; y· fuerzas de los verdadero,;
cuerpos intermedios, los cuales -a su vez-SOf:L el único obstáculo
importante de la .omnipotencia totalitaria del Estado. La realidad de
los departamentos franceses modificó un. poco esta cuadrícula, pero
sigue siendo arbitraria y el prefecto concluye por imponerse a todos
lps cuerpos intertnedios como exclusivo apoderad.o del Estado .. Más
adelante, el Msr. Creuzet describió cómo sólo queda a .los represen­
tantes el derecho de asentir. Empalmó este concepto jacobino hasta
nuestros tiempos y clemostró su fracaso, pues -espec_ialmente en tiem­
po de gran desarrollo-el Estado central ya no puede controlar todo
el país.
La ley Marcellin es, pues, el esfuerzo del Estado para man­
tener su dominio exclusivo y para ello acude a una regionalizaci6n
artificiosa (la región también puede llamarse distrito), y, por un
898
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGQS DE LA CIUDAO CATQLICA
complejo de disposiciones, esta ley refuerza y anmenta los poderes del
prefecto regional que
se apoya en equipos técnicos también del Es­
tado y dispone de toda la decisión.
Luego
el conferenciante explicó cómo -aun en este panorama de­
solador-un hombre de principios, honesto y sólidamente formado,
puede defender a
sus representados, citando como ejemplo el de
Royer, Alcalde de Tours, describiendo sus realizaciones, incluso en
oposición al funcionariado estatal.
Terminó explicando que la labor de formar a los hombres tiene
la importancia de colocar eficazmente una acción positiva pese a
, todas las cirrunstanciaS adversas.
El tercer FORUM lo presentó D. José M.ª CARBALLO FERNÁN·
DEZ bajo el enunciado de «EL PRECIO DE LA ABUNDANCIA».
Al enfocar el tema aludió a la encrucijada en que puede llegar a
encontrarse el hombre contemporáneo -·-a escala planetaria-a cau­
sa de las tensiones de la sociedad de consumo de masa, montada
sobre todo en la persecución del lucro por los agentes económicos,
como motor fundamental de la economía, al provocar el despilfarro
de los recursos naturales no renovables y ocasionar, por despreciarse
los costes sociales externos, un alto grado de polución y la degrada­
ción ecológica, que pudieran implicar un insuperable obstáculo para
la supervivencia de la Especie.
Al aludir a las soluciones alternativas que se presentan, surgen
sus dificultades concluyendo, como posiblemente necesario, la modi­
ficación previa de la actitud vital y espiritual del hombre contempo­
ráneo, como única y viable manera de enfrentarse con el reto que im­
plica
la aporía ecológica y sus riesgos, de continuar las mísmas ten­
dencias socio-económicas del presente.
Terminados los fornms -y a las 13 horas-, D. José María
PETIT SULLA -profesor de Filosofía en la Universidad de Barcelo­
na-presentó una interesante ponencia con el título de «Sabiduría
y política: primacía de la contemplación».
Comenzó el ponente distinguiendo entre acción inmanente, que
da lugar al AGERE y acción transitiva, que se ejerce en el FACERE.
No debe pensarse que toda acción sea del último tipo. Por el con-
899
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA Xl REUNION ·
trario, la actividad, en senti,do propiamente hwnano, es el pensa­
miento ordenado:t· de los actos externos. ·
Por encima de toda acción hwnar,ta está la SABIDURIA, que es,
s·egún e~seña Sant~, Tomás, la _que .ó~de!}a y .regula tqda cienci~. Lo
que la sabiduría coffio virtlld es en el plano del intelecto especula­
tivo, lo es la PRUDENCIA en el plano del intelecto práctico, La
prudencia es la virtud que se ejerce en la. POLITICA y que parti­
cipa
del com,x:imiento de los. principios universales y asimismo del
conocimien'tc~ de lo 'slllgulat.
El objeto de la ponencia fue insistir en .la necesidad de la depen­
dencia de la prudencia respecto a la sabiduría
y las graves consecuen­
cias de realizar una política que ha roto expresamente con el saber
contetuplati,vo en el que consta la sabiduría. Es la llamada política
EFICAZ
y de REALIDADES, terminología que está en la política
tecnocrática
y que, dentro y fuera de España, pretende imponerse
cóÍno la única viable.
La. idea del BIEN TRASCENDENTAL debe atravesar toda la
di~ensión, tanto del saber .teórico y contemplativo como de la ac­
ción inman_ente o transitiva. La política, sin. sabiduría, consiste esen­
cialmente en la pretensió,n absurda y nefasta de definir el bien como
mero INSTRUMENTO
al servicio de no se sabe qué fin. La enga­
ñosa propaganda de un estado político INSTRUMENTAL esconde
la realidad
de un estado absoluto y AUTODIVINIZADO que se
erige a sí mismo, so pretexto de instrumento_, como único fin.
Los grandes aplausos que cerraron las palabras del ponente, sir­
vieron de clausura de los trabajos de esta mañana, en la que el in­
terés de la Reuni6n
sigui6 creciendo.
TRABAJOS DE LA TARDE DEL
DIA 9.-A las 16,30 se
reanudaron las sesiones con un FORUM sobre «La enseñanza y el
principio de subsidiariedad», a cargo de D. Julián GIL DE SÁGREDO,
quien al centrar el tema expuso c6mo el principio de subsidiariedad
constituye la columna vertebral del orden político basado en las
leyes
de la naturaleza humana, las éualés se resumen en la estructuración
de las comunidades sociales a través de un orden ascendente y gra­
duado
natural.
900
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
Según ese Principio de acción subsidiaria, el órgano rectot de
cada comunidad social y el Estado como representación de la sociedad
nacional, no puede intervenir de manera directa la vida de la comu­
nidad, mientras la misma -por sí o por sus miembros-pueda sa­
tisfacer sus propias necesidades y el desarrollo normal de sus acti­
vidades.
Aplicado
el Principio de Subsidiariedad a la educación, debe re·
girse por las siguientes normas directrices, derivadas de la misma
naturaleza de la subsidiariedad :
PRIMERA,-El Estado UNICAMENTE puede intervenir cuando
la acción privada resulte insuficiente para satisfacer las necesidades
propias de la obra educativa y docen.te,
SEGUNDA.-Sólo puede intervenir DURANTE EL TIEMPO
que dure la insuficiencia de la acción privada, debiei;ido cesar la in­
tervehción en el momento en que la enseñanza privada sea suficiente
para satisfacer las necesidades docentes y educativas.
TERCERA.-La FORMA de intervenir el Estado tiene que ser
de NATURALEZA SUBSIDIARIA, y
en cuanto tal, SUBORDINA­
DA A
LA ACCION PRINCIPAL de las Instituciones Docentes Pri­
vadas, tanto respecto al CONTENIDO . de · la enseñanza como al
PROCEDIMIENTO de la misma, y ello porque dichas Instituciones
actúan
como delegadas de las familias, cuyos derechos docentes y
educativos son anteriores y superiores a los del Estado.
CU ART A,-Por razón de la misma naturaleza de la acción sub­
sidiaria, quien tiene que determinar la necesidad de la misma y la
subsiguiente intervención estatal, no es el Estado, sino las comunidades
y cuerpos sociales intermedios de las esferas docentes,
por-delegación
y derivación de las familias en escalas graduadas y sucesivas ascenden-_
tes, ya que las familias y las Instituciones -en las que delegan parte
de
sus derechos-poseen la ACCION PRINCIPAL DOCENTE
como misión propia, mientras que al Estado le corresponde la acción
secundaria
y accesoria como misión ajen-a, en principio, a sus fines
específicos.----«Atendiendo a los deseos paternos»
es la expresión
que usa
el Vaticano 11 --«Gravissimum edu.cationis»--respecto a
este punto
concreto.-La sociedad rectamente or-ganizada tiene me­
dios de expresión y difusión de sus necesidades: el Estado debe ha-
• 901
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XI REUNION
cerse eco de esas necesidades y ENTONCES Y NO ANTES, «sub­
venir», < QUINT A.-Por la misma razón antes indicada, inherente a la
naturaleza de la subsidiariedad,-corresponde a .los mismos C:Uetpos
intermedios la determinación del cese de la intervención estatal cuan­
do la propia sociedad llegue a cubrir por si misma y por sus grupos
las necesidades docentes.
El Estad9 está al servicio de la comunidad,
no la comunidad al servicio del Estado: será, por tanto, .la comunidad
la que al satisfacer por sí misma sus propias necesidades docentes, re­
fleje por sus medios de expresión y difusión y. por sus. propias mani­
festaciones naturales, que no necesita,. ni precisa la intervención es­
tatal.-Por otra parte, si se dejara a la iniciativa del Estado el des­
prenderse de las amarras trabadas sobre el cuerpo social, nunca se
producirla dicho desprendimiento.
Esas cinco directrices se hallan contenidas en el Magisterio Ponti­
ficio de Pío XI,
Pio XII y en la doctrina del Vaticano II.
A las 19 h9ras, el Catedrático de Metafísica de la Universidad de
Barcelona, D. Francisco CANALS VmAL, habló sobre «LA FE CATO­
LICA Y LA ACCION POLITICA DE
LOS CATOLICOS». Co­
menzó el ponente partiendo de San Pablo para ver lo que somos y
lo que seremos cuando veamos a Dios; es decir, enfocó el tema de
la fe y de la acción en función del fin último del hombre, que tao
profunda como claramente propusiera
Sao Ignacio de Loyola en sus
Ejercicios espirituales.
De las virtudes teologales sólo es eterna la Caridad, porque la Fe
será substituida por la visión directa, y la Esperanza desaparecerá con
la. posesión de Dios. Santo Tomás de Aquino expuso cómo el fin
de todo hombre es la contemplación de Dios, pero mientras perma­
necemos en el mundo -incluso para los místicos-es tiempo de
obrar, de merecer. Por tanto, se nos presenta a los católicos la pro­
blemática de
las relaciones entre la Fe y ]as obras, entre las cuales está
la acción politica de los católicos.
El Dr. Caoals hizo hincapié en que la fe católica es virtud teologal
y no atta cósa y que en función de esa Fe teologal tiene que orientar
el católico su acción pólítica, que se presenta -dentro de esta perspec-
902
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
tiva auténtica- como defensa y acción instauradora del reino de
Cristo en el mundo. Fundamentó esta exposición en la . doctrina de
San Pablo sobre la justificación que nos viene por la Fe, ya que las
obras sin la Fe no tienen valor cristiano.
A las 20,30, después del rezo del Santo Rosario en la capilla, se
tuvo la última ponencia de este día, a cargo de D. José M.ª ALSINA
ROCA, profesor de Sodología de la Universidad de Barcelona, quien
disertó sobre
el tema «POLITICA TECNOCRATICA Y UTILITA­
RISMO .ETICO». Comenzó
el profesor Alsina constatando que la
política tecnocrática
se da, a la vez, en el mundo liberal y el comu­
nista. Son, en el fondo, aliados frente al enemigo común: la sociedad
cristiana. En el Iíberalismo se ha conservadó, desvirtuada, la idea
de libertad personal, la única que ofrece un sólido freno al avance
del comunismo totalitario, rn:ientrás que el comunismo ha recogido
lo místico de una gloriosa empresa, una especie de milenarismo secu­
larizado. Las luchas entre ambas políticas se ofrece sólo como preám­
bulo de la verdadera batalla de Leviatán contra Cristo.
El liberalismo, concebido
como el paraíso de la abundancia, pre­
tende una satisfacción de todas las necesidades humanas ruando, al
mismo tiempo, basa el consumo de sus productos en la constante y
fomentada insaciabilidad de bienes materiales. La política de la efica­
cia se revela, en tanto que atiende a las cosas y no a los hombres, como
altamente ineficaz. La idea comunista del super-estado aplasta la per­
sona humana
y ofrece piedras en lugar de panes,
El estado actual de la humanidad se revela sociológicamente como
en el Imperio Romano, en el que la única actitud del cristiano es
confesar
la impotencia de la técnica para realizar un humanismo cris­
tiao
y elevar sus ojos a. Dios por más , que esta posición no sea ni la
de quien defiende una civilización decadente ni la barbarie destruc­
tora. Esta fue la actitud de los mártires cristianos.
Con estas interesantísimas palabras se
-terminó la segunda jornada.
*-* *
903
Fundaci\363n Speiro

CRONICA PE LA XI REUNION
3.• JORNADA: DOMINGO 10
Como en días anteriores, también éste comenzó con la celebración
de la Santa Misa, comenzando los trabájos a las 10 horas, con la
4.ª SERIE DE F0RUM.
El que se ocupó del tema .sobre «LA TECN0CRATIZAO0N
DE LA ENSfil GREDO. El ponente centró el tema en sus ralees. La ideología de la
tecnocracia -dijo-es el «evolucionismo»: el instrumento del evolu­
cionismo. es la mecanización o tecnificación, y el resultado de la tecni­
ficación es la masifícación.-Una enseñanza regida por la ideología
del evolucionismo y mediatizada por el instrumento de la t~cnifica­
ción producirá como resultado final una infancia, una juventud y
una sociedad masificada.
EV0LUCIONISM0.-Significa elevar la «acción» a origen y
fin de sí misma, sin una meta exterior y superior: significa la ne­
gación de todo principio o norma de carácter fijo e inalterable: la
acción se justific:i por la acción, el desarrollQ por el desar.t;ollo, el
progreso por el progreso.-Se basa en la dialéctica hegeliana, raíz
de la dialéctica ,marxista: la idea como tesis suscita la contraidea como
antitesis, la fusión de la idea tesis con la contraída antitesis forma
la idea síntesis, la cual a su vez como nueva idea tesis suscita la con­
traidea antitesis para formar nuevamente la síntesis y así sucesiva­
mente «usque ad infinitum».~ _ trata de un proceso continuo sin
origen ni fin,
en que la acción queda elevada a norma suprema.­
Aplicada esa dialéctica, en la cual consiste el evolucionismo, a la en­
señanza y educación, producirá los siguientes efectos:
a) ELIMINACI0N de los valores morales por ser inalterables,
no sujetos a cambio.
b) EXTIRP ACI0N de todo principio fijo estable educacional,
sin
cuyo fundamento la educación resulta impósible.
e) PRIV ACI0N de toda finalidad traoscendente en la educación,
convirtiéndola en fin de sí misma: de ahí «La educación permanente»,
«la educación como permanente tarea inacabada», de que nos habla
901
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
el Libro Blanco, la Introducción de la Ley de Educación y algunas de
sus Disp'?siciones posteriores.
d) AL REDUCIR la educación al desarrollo «en ritmo constante
y permanente. de cambio», el hombre nunca estará educado, será
siempre una pieza-en desarrollo.
En resumen: El evolucionismo aplicado a la educación desemboca
en el materialismo: la educación «evolucionista» es esencialmente
atea:·
su· concepción es de raíz marxista y se reduce a la planificación
o desarrollo de la dialéctica marxista en el plano cultural.
TECNIFICACION.-El instrumento empleado para sembrar la
ideología ~el Evolucionismo dentrO" de la· enseñanza es la mecaniza·­
ción o tecnificación de la misma. La educación, en efecto, tiene su
campo de acción en la formación de la inteligencia para dotarla de
crfterios rectos en orden al fifl' último del hombre, -y en la formación
de la voluntad para orientar -su acción de conformidad con aquellos
criterios.
La educación, por tanto, se desarrolla en un campo DE ORDEN
MORAL, que se rige por principios de carácter transcendente.
La Técnica, por el. contrario, tiene· su campo propio de acción so­
bre EL
MUNDO MATERIAL; sobre el mundo científico sujeto a
ritmo,-peso y medida. La Téc.pica -se-rige por leyes fijas, inmutables
e invariables.
Si trastrocando los órdenes de aplicación, ampliamos . al orden
moral propio de la educación el régimen de la técnica, de la mecá­
nica, como
si pudiéramos tecnificar al -espíritu hrimano, como si la
libertad ·del hombre pudiera someterse- a leyes técnicas, conseguiremos
con este procedimiento -materializar al hombre, despojarle de su -libre
arbitrio, someterle al imperio -de leyes materialesj privarle de su
dignidad, El niño, .el joven, como materia prima, sometido a tecni­
ficación,
se convierte en una_ pie~a más de ese evolucionismo de la
materia; sin criterios fijos y estables, sin Principios de orden transcen­
dente, quedará sumergido
_en_ la-duda, en la vacilación, en el -escepti­
cismo, en
el subjetivismo: el evoJucionismo será su ideología1 que es
lo que se pretendía,
¿Cuál ha sido
la causa ?-Aplicar al campo-de la educación y de
la cultura·, que es de ORDEN ESPIRITUAL; unos medios y unos
905
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XI REUNION
procedimientos, propios de la Técnica, que sólo son aplicables al
campo del ORDEN MATERIAL, del orden científico.-Simplemente,
se ha pretendido tratar al
ESPIRITO como se trata a la MATERIA.
MASIFICACION.~El resultado de la tecnificación es la masifi­
cación, porque como d elemento material, campo de la técnica, por sí
mismo
es indiferenciado, mientras no sea asumido y especificado por
su forma substancial que
es -el elemento espiritual, y como ese elemen­
to espiritual de
carácter transcendente, fijo e inalterable, es ·eliminado
de la educación y la enseñanza, quedará entonces únicamente subsis­
tente aquel elemento material; con lo cual no cabe discriminación ni
diferencias: al no haber discriminación ni -deferencias, se producirá
la homogeneización,
la masificación. Al mismo grado de -tecnificación
corresponderá el mismo gra-do de masificación.
Como la Técnica es UNIFORME, la aplicación de la misma en la
educación será igualmente uniforme, homogeneizan-te: el resultado
será
la masificación de la infancia y de la juventud: al mismo grado
de tecnificación corresponderá
el mismo grado de masificación.
No se diferencian los hombres, los pueblos y las naciones por el
factor
«TECNICA>>, 'sino por el factor «ESPIRITU>>, por los valores
de la libertad, que refleja las creaciones individuales
y sociales, las
costumbres, la História, las tradiciones, la literatura, el arte, la mú­
sica ... y, sobre todo, los valores éticos, morales y religiosos.-Pero
como esos elementos morales y espirituales, que son los-auténticamente
diferenciadores, són absorbidos· por la Técnica en la educación y en­
señanza, desaparecerá con el" tiempo todo elemento· discriminatorio
entre hombres
y naciones, es de"cir, se llegará a la masificación total
y absoluta de la sociedad, que será el resultado final del Evolucionis­
mo y de su instrumento, la tecnificación o mecanización.
El FORUM s.obre «LA REFORMA DEL REGIMEN LOCAL>>
estuvo a cargo de D. Juan Antonio SARDINA PÁRAMO. El punto más
importante de la reforma del régimen local -comenzó diciendo el
Sr.
Sardina-es el proyecto de Ley de Bases de régimen local, de 13
de enero de 1972, proyecto que viene a recoger los principios que la
Ley Orgánica babia formulado en esta materia. Muchas observaciones
pueden formularse sobre
el proyecto: as!, que se trata de una ley de
Bases, lo que luego puede permitir a la Administración injerencias
906
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLI.CA
indebidas y arbitrarias en materias que no son de su competencia.
Otros reparos son:
la crisis del territorio municipal, o término muni­
cipal; la falta de control, por parte de los administrados, de los ór­
ganos -de la administración local, la escasa consideración de ·realidades
históricas como Guipúzcoa y las propias Navarra y Alava, etc.
Sin embargo, el tema fundamental se centra sobre el concepto de
descentralización. Esta es una palabra mágica hallada por el Estado
social de Derecho para justificar sus relaciones con los órganos de
las entidades locales y con estas mismas. Se impone aclarar que el
concepto de descentrali_zación nada tiene que-ver con el de foralidad,
ni con el desconcentración, ni con el de ·autonomía de los cuerpos
sociales básicos.
La descentralización supone un Estado absoluto y
absorbente que engloba en sí todos los poderes y funciones de la co­
mllllÍdad política, y que, discrecionalmente, entrega algunas de estas
funciones a comunidades menores, de ba,se ordinariamente territorial.
Por oposición a foralidad, que afirma la existencia de-facultades origi­
narias en los cuerpos sociales. básicos, la desce"!1tralización entiende
que cualquier facultad o función en éstos es derivativa del Estado,
que . tiene incluso cierto derecho a la designación de las personas que
las ejerzan y al control de la actividad que éstas realicen. Este último
control es el que viene a denpminarse, más o menos eufemísticamente,
«control de
legalidad>>. Este control, como se dijo antés, cara;:e de un
correlato control por
_parte de los _administrados, de ·suerte· que las
autoridades locales se ven sometidas a una presión indirecta guberna­
mental. .Por tanto, la. descentralización, concepto en el que se apoya
el complejo entramado de nuestra reforma del régimen local, es un
concepto inaceptable dentro del orden de cuerpos sociales básicos.
La reforma del régimen local destruye por completo la esperanza
de un reconocimientO jurídico de la autonomía de los cuerpos sociales
básicos, que
ya no existía en la legalidad anterior, y centra sus esfuer­
zos
en mejoras de tipo técnico-·administrativo que facilitarán aún más
el control de su propio destino, lo que es patente en algunos regí­
menes de municipalidades especiales, consagradas en el Proyecto. Y
su aplicación por -medio de reilamentos puede razonablemente pen­
sarse que continuará -hasta las últimas consecuencias, libre ya del rela­
tivo control de las Cortes, los principios inspiradores de la Ley.
907
Fundaci\363n Speiro

CR,ONICA DE LA XI REUNION
D. José Antonio CAMÓN CÁNOVAS dirigió el FORUM sobre «LOS
COLEGIOS PROFESIONALES». Hizo el planteamiento a la luz
de
la doctrina de la Iglesia, manifestada en enseñanzas de Pío XI, Pío XII
y Juan XXIII, y de escritos de Michel Creuzet, Alvarez Robles, García
Miranda, etc., se estudia la causa originaria y su actual realidad, Se
contemplan enmarcados en distintos sistemas políticos,
y se contem­
pla, en consecuencia,
la influencia que en su configuración tienen los
mismos.
Se plantean como defectos principales actuales: la tecnocracia, la
intromisión estatal, el activismo político, etc., y se propone como so­
lución
la exposición a todo nivel del Magisterio eclesiástico y, ante
todo, de la difusión y puesta en práctica de toda la doctrina acerca del
principio de subsidiariedad.
-
A las 12 del medio día, D. Estanislao CANTERO pronunció su con­
ferencia sobre el tema «FORTALEZA Y VIOLENCIA». Ante esas
ambiguas declaraciones de repulsa-a todo tipo de violencia indiscri­
minadamente lanzadas, resultaron mlly interesantes las ideas que el
Sr. Cantero expuso en' su disertación. Comenzó el ponente afirmando
que
hay un orden que necesitíÍ -de unas leyes para conocerlo y pata
realizarlo. Que exista un orden social no de modo ideal, sino real­
mente,
y que es expresión en la sociedad ·de ese orden genet'al esta­
blecido por Dios en la ley eterna. Que si este orden social necesita
de leyes humanas, éstas han de ser reflejo d_e aquélla y cumplimiento
de la ley natural. Que esé mismo orden social genera una fuerza na­
tural, por la que es posible mantenerlo y defenderlo. Que para ello
es necesaria la virtud de la fortaleza en el hombre. Que cuando la
mera fuerza de lo-que está en otden no basta para -restablecerlo, es
necesario el mo de la. violencia. Qué éstá. puede ser ·buena o mala
según para qué y como se la utilice. Que la violencia mala no há
de ir unida al"inal físico, sino que con frecuencia no sucede tal cosa.
Que tal tipo de violencia es la peor de todas. Que la subversión y la
revolución en todas sus manifestaciones es una realidad y no wr mito.
Que Dios es el principio y fin de todas las cosas, por lo que hay que
cumplir ·sus mandatos no sólo en la esfera privada, sino en la pública,
porque si no aquélla· acaba también siendo suprimida. Que la restaura-
908
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
ción del orden social es nna obligación de todos. los . católicos, cada
cual según sus posibilidades y ejerciéndola en el medio en el que se
desenvuelve. Que para ello es necesaria la formación y el estudio. Que
ese orden social no es posible más que a ~avés de la vida natural de
los cuerpos inteomedios.
A
las 18 horas, D. Juan VALLET DE GoYTISOLO presentó su po·
nencia sobre «LEGISLAR COMO 'LEGERE' Y COMO 'FACERE'».
El derecho --comenzó el ilustre ponente-- consistió en Roma y en
el medievo cristiano en un LEGERE, en un leer la naturaleza en su
plenitud,· abarcando las relaciones del hombre con su Creador, con sus
semejantes y con el mundo que le rodea, acrecentado con la tradición
de las anteriores lecturas que eran confrontadas con las nuevas reali­
dades.
Este sistema sufrió un primer embate con la escolástica francis­
cana de Duns Escoto y Guillermo de Ockam, al considerar aquél que
en Dios se daba un primado de su voluntad sobre su inteligencia, y al
negar el segundo al hombre la inteligibilidad de la. naturaleza.
Nace __ así un teologismo, que al rechazar Lutero la razón y al secu­
larizar totalmente el derecho, éste pasa a depender de la voluntad del
poder político.
El derecho pasa a ser un VELLE, nn producto de la
voluntad del Príncipe, y más tarde, co.n Rousseau, de la de la mayoría
del pueblo. ·
Descartes intentó rehabilitar la razón, pero ~islada de las cosas y
partiendo de Ia i.ntuición dennos primeros principios fruto del COGI­
TO ERGO SUM, trató de aplicarlos de un modo deductivo, silogístico
y matemático. Método dé Grocio· ·y la · escuela iusn~turalista nioderna
iritrodujeron en el métódo jutidico.
Y una combinación· de un empirismo-, que aisla los primeros ele·
mentos rriás simples de la realidad, es decir, del hombre aislado, y de
nn idealismo que prefabrica los modelos o rnoldes para reconstruir
la sociedad
á partir de aquéllos elementos simples, conduce al legislar
como FACERE, que ya no trata de conocer lo justo, sino de transfor~
mar y fabricar nna nueva sociedad.
* * •
909
Fundaci\363n Speiro

C1WNICA DB LA XI REUNION
, Después de unos minutos de descanso, ocupó la tribuna D. Ga­
briel DE ARMAS para disertar sobre «VIDA ESPIRIWAL Y CON­
TEMPLACION EN LA LIRICA HISPANICA». Con dicción im­
pecable de consumado orador -fue recorriendo nuestra riquísima lite­
ratura religiosa. Trataremos de resumir discurso tan denso como bello.
El inicio de la contemplación sobrenatural
- está en la oración confiada y perseverá.nte. Esa · oración que lleva al
amor de Dios,
·que cristaliza en caridad, y que, luego, se derrama en
acción
·ardiente en favor de fos demás. No puede existir acción cris­
tiana sin contemplación. A este propósito escribe Ledercq: «El misti­
cismo cristiano
es el más radical de todos, porque todo lo absorbe, y
hasta ·cocinar
y labrar la tierra pueden transformarse en un canto di­
vino ; pero tiene toda la
simplicidad de la flor de los campos.»
Dice Fray de Jésús María,
citado por el P. Arintero en su Evolu­
ción mística que «la contemplación es una vista quieta de la verdad
hallada.
De manera que la meditación es como el c·amino; la contem­
plación
es el término del mismo caminó».
Ahora bien; desde los inicios del camino hasta el término del
mismo muéhos son los fenómenós que las almas experimentan en
su
ascer:is-ión a Dios. Y muchos son, por ot~ parte, los caminos de Da­
masco. Dios no se repite. Basta recordar los procesos de algunas
con­
versiones modernas : Edhit Stein, Carrel, García Morente, Thomas
Merton, Singrid Undset, Carnelutti, Claudel, Maritain ...
Todo
e[ proceso del alma en su vuelo hacia la contemplación, par­
t.iendo
de los dolorosos comienzos de las primeras «Moradas», ha sido
cantado admirablemente por la lírica hispánica.
, Audiza poemas de
Lope de Vega y de Amado Nervo, que son como
el inicio balbuciente
del alma que desea salir del pecado, pero aún llena de miserias.
Ahon­
da en el cántico espiritual de Maraga!L Estudia a Fray Luis de León
en su serenidad
a.Scensional. Descubre el amor de caridad en Santa
Teresa de
Jesús y el ainor transformante en San Juan de la Cruz.
Termina diciendo que es curioso observar cómo la España más
eficiente, más emprendedora, esforzada y heroica fue, precisamente,
la España contemplativa, la España de los místicos, tan admiradora de
un filósofo como Henri Bergron.
910
Fundaci\363n Speiro

DE AMIGOS DE LA CIUDAb CATOLICA
Con este impresionante y precioso disrurso se daba fin a los tra­
bajos de esta «XI REUNION DE LOS AMIGOS DE LA CIUDAD
CATOLICA», que serían rematados
con un acto eucarístico de acción
de gracias en la capilla.
Agencia CIO.
BREVE SINTESIS DE MORAL SOCIAL, NATURAL
Y CRISTIANA
POR
MIGUEL IBAREZ PEREZ
l. DOGTRINA SOCIA!. CRISTIANA
II. PRINCIPIO DE NO CONTRADIGCION
III. LIBERTAD, DIGNIDAD, RESPONSABILIDAD
IV. PROPIEDAD PRIVADA Y BIEN COMUN
V. CUERPOS IN'I'ERM.EDIOS Y PRECEPTO MORAL DE SUB­
SIDIARIEDAD
VI.
EL ERROR MODERNO
911
Fundaci\363n Speiro