Índice de contenidos

Número 573-574

Serie LVII

Volver
  • Índice
  • Enviar

Michel de Penfentenyo

El 21 de septiembre de 2018 falleció a los 91 años Michel de Penfentenyo de Kervéréguen. De familia perteneciente a la nobleza bretona de profunda raigambre católica, dedicó toda su vida al apostolado. Su esfuerzo se dirigió especialmente a revitalizar el tejido social empresarial y municipal sobre la base del orden natural y de la doctrina social de la Iglesia.

Michel de Penfentenyo fue uno de los pilares de La Cité Catholique, a la que se unió en 1957, y uno de los más importantes colaboradores de Jean Ousset. Con Michel Creuzet, Amédée D’Andigné, Jean Beaucoudray, Arnaud de Lassus y  Jacques Tremolet de Villers fue uno de sus principales dirigentes. Cuando La Cité Catholique se convirtió en 1963 en el Office International des oeuvres de formation civique et d’action culturelle selon le droit naturel et chretien fue su Director general. Animó la creación del Centre D’Etudes des Entreprises (C.E.E.) y fundó el SICLER (Secrétariat d’Information des Collectivités Locales et Régionales) para la ayuda a las autoridades locales para restablecer las redes de solidaridad natural, a lo que se dedicó de forma exclusiva en los años ochenta. También fue uno de los creadores en 1976 del Comité d’aide aux christian du Liban y colaboró activamente con el Centre d’etudes pour une politique de la vie.

Ese apostolado le llevó a escribir un libro de divulgación para la restauración de las raíces cristianas de Francia, a la que no concebía más que católica: Les fondations de la France. De Clovis à Charlemagne. Además de numerosos artículos en Verbe, Permanences y la revista del SICLER, en colaboración con Philippe Maxence y Michel-Marie Caillaud, escribió Les exercices spirituels de saint Ignace. École de vie sociale et politique (XVIe-XIXe siècles).

Participó en algunas de nuestras Reuniones de amigos de la Ciudad Católica: la II celebrada en Barcelona en 1962[1] y la XIV  en 1975 en Santa Pola (Alicante), en la que, además de presidir una de las sesiones, desarrolló dos foros sobre «La autoridad en la empresa» y «Democracia y libertad en la empresa»[2]. En Verbo publicó trece artículos: «El control de nacimientos, el hambre en el mundo y las reservas naturales de la tierra»[3], «La Pacem in terris, ¿apertura a la izquierda?»[4], «Socialismo ruina o chafallo (A propósito del libro de Claude Bruclain, Le socialisme et l’Europe)»[5], «El proceso legal contra la familia»[6], «Concepto cristiano del Estado»[7], «Política y religión. Su solidaridad»[8], «La formación de los hombres por los oficios y las profesiones»[9], «Pluralismo y unidad (Ante el X Congreso del Office)»[10], «Unidad de acción con diversidad de fórmulas»[11], «Lecciones de Portugal ¿Es invencible el comunismo?»[12], «Objetivos del Office»[13], «Como preparar el Congreso de Lausana: La tentación socialista»[14] y «L’Office, una práctica de la “caridad política” para la verdadera redención social»[15].

Con esperanza cristiana rogamos para que encuentre su sitio en la Casa del Padre donde, con la misma esperanza, confiamos en que se habrá encontrado con el alma de sus queridos correligionarios que le precedieron en el tránsito.

 

[1] Luis Alcázar «Segunda reunión de los amigos de la Ciudad Católica en España», Verbo, núm. 8 (1962), pág. 65.

[2] Federico Cantero «Crónica de la XIV Reunión de amigos de la Ciudad Católica», Verbo (Madrid), núm. 141-142 (1976), págs. 28-46, 33 y 39.

[3] Verbo, núm. 5 (1962), págs.25-57.

[4] Verbo, núm. 18-19 (1963), págs. 85-89.

[5] Verbo, núm. 67-68 (1968), págs. 605-638.

[6] Verbo, núm. 89 (1970), págs.867-888.

[7] Verbo, núm. 97-98 (1971), págs. 817-838.

[8] Verbo, núm. 107-108 (1972), págs.651-660.

[9] Verbo, núm. 119-120 (1973), págs. 991-1010.

[10] Verbo, núm. 123 (1974), págs. 251-263.

[11] Verbo, núm. 130 (1974), págs.1283-1300.

[12] Verbo, núm. 143-144 (1976), págs. 359-390.

[13] Verbo, núm. 150 (1976) págs. 1383-1400.

[14] Verbo, núm. 153-154 (1977) págs. 343-358.

[15] Verbo, núm. 157 (1977), págs. 941-961.