Volver
  • Índice

Crónica de la XVII Reunión de amigos de la Ciudad Católica

CR0NIGA DE LA XVII REUNION DE LOS AMIGOS
DE LA cruDAD CATOLICA
Du!ram:e Dos días 8, 9 y 10 de di.iciemb!le, en la Residencia de
"San Pedro Mártir", de los padres Dominicoo, en término de Alco­
benclas, a
unoo kilómetro5 de Madrid, se celebró la XVII Reunión de
loo amigos de 1a Ciudad Católica.
Fue la Virgen Inmaculada la que iruwgu.-6 y apoyó oon su ma­
ternal presencia esta Reunión, que cone;regó a más de doo centena­
res
de personas. Pclcticamente, todas las regiones españolas estaban
represenradas: Barcelona, Tattagona, Valencia, .Alicante, Pamplona,
Logroño, Burgos, Galicia, Valladolid, León, Madrid, Sevilla, CQr-
doba, MMaga, Canarias ••. .
Asimismo, tnvieron favorable acogida los amigos hispanoame­
ricanos, ch.Henos, argentinos, mejicanos, c.oloinbianos, nuestros ami~
gos franceses, etc.
lll tema elegido, en torno al cual giraron ponencias, fotos gene-
rales y foros reducidoo, fue Armnníe, y dialéctica. ·
De un modo wdeoado, atrm6oico, no podía sler menos, se fueron
mrando rodos l.os cam¡,os en que se desarrolla la aciMdad humana,
bajo este punto de vista de la armonía y la dia:léocica.
Viemes día 8
Coottó el tema., en el acto de apertw:11, don Angel González Af­
varez. Magistralmente, el catedrático de Metafísica de la Universidad
Complutense definió
qué es la armonía y qué 1.a dialéctica, anali­
,:ando especialmente las conceplciones que de esta tuvieron Aristó­
teles y Hegel. En lug,ir de ofreoerles un resumen de la comerencia,
preferimoo
remitirles el próximo número de Verbo, donde podrán
encontrar !la ton:rereocia completa.
A cootinuación tomó la palabra don Estanislao Cantero Núñez,
licenciado en Derecho. Se refirió al concepto de "armonía". Damos
a ooncinuación una bteve reseña de su olara disettación:
Centrado
elJ. concepto de iLtmOnía en su .iplicación a la socie:fad,
la annonfa social "° es una idlea, un producto de la mente, sino un
ooncepto al cual llegamos después de "admirar", . de contem¡,lor la
29
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
naturaleza, entendida ésta en su más amplio sentido. Por medio de
la
inducción de fos beclios singulares, se llega a los primeros prin­
cipios de ca!rácter, permanente e inmutable; y mediante la dedución
de bi primeros prinripios, 11e llega a las conclusiones qire deben in­
formar
el obrar de los hombres. Pero la armonía social que existe
aún
en múcbas ,¡íax:tes de' la six:iedad y . que iba exlistido en otras
épooas con más intensidad,· pórqué se· romprendieron las exigeocias
naturales del hombre y de la sociedad, exige también tener en cuenta
cada. tiempo y iugar. Así, además de '.los principios genera!les inmu­
tal:ks,
es necesario atender · a ias partiruialJlidades propias de 01da
6¡,oca. De otra manera, es imposible llegar a la at:moola (social, del
hombre consigo mismo, y ron Dios), que consiste en la cooperación
de las partes de un todo que roocu.rren a un mismo fin.
La am,m,.ía es fa ronflilem:iia de calidades, de desigualdades, a
una obra comunitaria, con un fin romún a todas ella,¡_ I.a armonía
es la. cooperación. de todos al bien de todos. Pero sin que ello en-
1ltaiie ni una destrucción de las Jndividualidades cairacter1'tl01S de
cada parte ni una igualdad de participru::ión y de cooperación.
l¾ira restablecer la annonía, no lhay más que un camino: acer­
catlse ai1 d!tlen natural de [as cosas creado rpor Dios, que por nnes­
tra inteligencia
podemos ir descubriendo, y volver nuestro ser· a
Dios,
=pliendo en nnestr0 pensamiento y en nuestras obras con
sus
mandamientos. De este modo, se dairá [a llltIDOllla más completa
que
en esta . tierra le es dado aa hom!,tie partldp:,r. Y es fa úni01
solución que tletie el ho1nbre, hoy como ayer, y siempre. La únia,
solución frente a los totalitarismos, a la doshunlani,ación, a las
luchas y a los enfrentamientos de la sociedad de nuestros· dlas.
Atmon!a, por consiguiente, posible y necesaria, consistente en
respetar y vivir conforme rul orden natura!! y sobrenatund, en los
que,
por ser ambos obra de Dios, se da la armonía perfecta.
BI = cenllrai, Tu Santa Misa, nos hizo iya desde el primer d~
más hijos de Dios, más hermanos. Distintas edades, profesión, sexo,
nacionalidad, qued•ban "armoniosamente" conjugados en la Unidad
del Cuenpo M!stlro de Cristo.
El
padre Urdan~, O. P., celebró la Santa Misa, en honor de la
Inmaculada y nos okeci6 una profunda y brevle homil/a intirodueto­
ria .. La Imna:culada, Adviento· iluminando él mundo en · el qué nos
mOVémos. El papel de los amigos de la Ciudad Católica en la edi-
ficación del lllll1ldo, según la voluntad de Dios. ·
El último acto de la mañana corrió a cargo de don José Maria
Petlt
Sullá, que tecienterilente · ha· obtenido la agregadurla de Filo-
30
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII RBUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
sofía de la Naturaleza de la Universidad de Santiago de Compostela.
Completó la temática
de la conferencia. anterior,. al tratar.·~ Los
concepto! de k, dialfrtica. Un estudio completísimo, una clara
crítica del
sofisma de la dialéctica hegeliana, al, tiempo que no,; inr
formó e instruyó, nos deleitó con su original y sugerente exposición.
Tras la comida, y rato · de espan:imiento por los amplios claus­
rcos dominicanos, o por sus ru,l,oledas encantadO!ras, deshojadas en
el otoño, la tarde del primer día se dedicó a un Fofllm general, a
una serie, la primera, de foros particulares, y a dos poooncias.
Forum generaJ.-La praxis y la armonía, fue el título de
este primer rforum general, que había. de i1usarar y enfocar los fo.
ros reducidos que se celebrarían a continuación.
Don Juan Vallet de Goytisolo, académico de número de la
Real de Jurísprudentia · y Legislación, pronWlCiÍó Ulla rompletísima
lección destinada
a iluminar en ios ayentes él sentido de 11a praxís,
la realización nora de la misma. ·
Mientras_ con su significado dáSico; praxis significa un hacer
humano que, guiado por el conocimiento de lo verdadero, persigue
la
realiza'ción de nó bueno, la. praxis, en Sll significado marxista, es
un hacer dialéctico· que, a tr~vés · 4e -~uc~iya.,s 'tmtíte.ris y s~ntesi.r,
siempre provisionales,. trata dé conseguir la destrucción de las es­
tructuras existentes con el fin de sustituirla, por los modelos idea­
doo en pos del p,:opuesto por la vol.untad. de poder, por utópico
~· .·.· ' ,.·· ,,
Nuestra práctica ha de consistir en Jo contrari<,>; .ha de biisarse
ea el .conocimiento. ver me al orden
natural, adaptado a cada nivel por los órganos sociales
adecuados a través de sus Blites naturales. Se trata de restaurar des­
de dentro los , cuerpos naturales básicos desde la familia y de to­
dos los cuer,pos intermedios.
Precisamente el gram1cismo, para la. práctica inversa, se ha per­
catrufo de que en las sociedades QCCidentaftes oo basta ak1anzar el
poder del
Estado para dominarlas. Es preciso aduefiarse de las men­
tes y
de la sociedad para luego •apodei,ane ·del Estado.
Nuestra labor debe
ir precedida de la formación doctrinal de
las élites naturales de cada ámbito social, para realiru esa praxis
de la am:ionía que restaure continuamente: el tejido social destruido
por obia de 11a dialéctica revolucionaria, o enfermo por· fa inocu:la­
ción de ideas utópicas u otra clase de emores, o par la decadencia
de las éosrombres o 1,i pérdída d Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOLICA
·En la primera serie de furas se abordaron diversos campos de
la vida social, simultáneamente.
La diaJér:ti&a en {tJ empresa, dirigido por don Gonzalo Cuesta
MOl'ellO, ingeniero navall.
Comenm 1'eCOll'dando la función de la empresa, en cuyo seno
colaboran cias, para conseguir la buena rnarcha de la empresa y el bienestar
social
de sus miembros. Se ha de tender a que la empresa sea una
verdadera comunidad humana, con una necesaria y efectiva unidad
de dirección, pero con la participación y responsabilidad de sus
membros, según su función y competencia. Ana1izó a continuación
diversas
causas de tensiones y diaf.éct:ik:a en el seno de la empresa,
tales como: 1) La pretensión de ciertos sindicatos y comités de
empresa de
que la dirección no tome las decisiones sin la previa
aprobación del Comité de Empresa y la Asamblea general. Con ello
se prerende destruk las estructuras actuales de podl!r, y sustituirlas
por las que ¡propugnan esos sindicaros. Estos intentos orean rensio­
nes y dialéctica en el seno de la empresa. 11) Ciertos comités de
Empresa
tratan de que los productores les presenten a elloo sus
probbn.as, en lugar de ,¡,la:nreárs¡elos a ·sus jefes inmediatos, o a los
sarvicios de personal o nóminas, según sea la clase de problemas,
y la organización de la empresa. Estos comités ipretenden, al tratar
de estOs problemas directamente con la Di:ración, adquirir parce­
las de poder, cortacircuitar loo mandos naturales de la empresa y
su organización, creando una jerarquía paralela. 111) Otras ten­
·siones pueclen estar origmadas por su deficiente organización, al
no esm:r debidamente definidas las funciones de Jos mandos y ser­
vicios de información y comunicación con ell personal.
Se concleye dest:aeando la necesidad de buscar la a:rmonía en el
seno de
la empresa, evitando las tensiones y la dialéctica en su seno.
Para ello
debe tenerse muy en cuenta qué debe ser una empresa
y cómo
han de encontrarse las fórmulas adecuadas de participación
y rolaboración, según las. 'funciones y competencias de sus miembros.
Armonía y diaticth:a en · tos medios de comunicación social fue
el
tema desarrollaoo brillan1!1lmente por don Enrique Mendoza Del­
gado; y DialicúctJ· y subversión de vtllores, el que metódica y do­
cumentadamente
expuso don Arrrmndo Marohante.
Dos confetencias, interesantísimas y que se completabao entre
sí, se ptmunciaron por la tarde, antes y después del Rooario, res­
pectivamente.
La dialéctk4 mlHxista, por don Vladimiro Lamsdorff Galagane,
profesor agregado de I'ilooofla del Derecho de la Universidad Autó-
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
noma de Barcelona. Les ofrecemos las líneas genera1es de la po­
nencia.
La dialéctica marxista tiene su origen en la hegeliana. Hegel
es
auror de Ja siguiente texis: "Todo fo real es raci<>Mi, y como la
ta26n avanza por supemción de contradicciones, las contradicciones
están en las cosas. Como designamos las cosas por rooceptos, nuestra
lógica ( u ontología, o ciencias naturales, todo se une) habrá de
estudia,: tontradicciones entre cnnceptos". Dos términos son con­
tradictorios cuando para ser verdadero uno ha de ser falso el otro,
y
viceversa. (Por ej.: todos los S son P, y algunoo S no son P.) Los
conceptos, sigue Hegel, no son ni verdad= ni falS06 ( si digo "hom­
bre" a secas, no digo ni verdad ni mentira) ; sólo son falsas las pro­
posiciones. Luego la dialéctica de Hegel es asignificativa, es simple­
mente un cuento.
Ahora bien, si Hegel sólo ernplleó este método mixtificatorio
para
su lucimiento personal como profesor, los marxistas que lo
heredaron de él lo usan para la justificación política de todas y
cada una de las decisiones 'políticas, itanto en el ipoder como fuera
de i!I.
Más cnnoretamenre, 1o usan pat¡l poder afirmar, e incluso creer,
en doo cosas contrarias a la vez (p. ej.: que "las clases antagónicas"
han
desaparecido, pero que la "lucha de clases" se intensifica). El
empleo sistemático de este método ha
llevado a la cnnstrucción
de todo un universo cerrado de mitos y fitciones, que constituyen
la "ideología oficial" de la URSS.
Acerca de qué actitud adoptar, por parte de loo no comunistas
ante semejante actitud intelectual, el conferenciante constató que
con quien habla sin sentido
y, con más motivo, con quien miente
no lhay más posibilidad de comunicación que con quienes viven en
¡:,Janet,is distintos. Luego, como todo Jo que dicen los marxistaS
está prácticamente impregnado de "dialéctica", la única solución
es ignorarlo, tener todo cuanto digan por "no dicho", y decir no­
sot>J:OS lo nuestro sin preocuparnos siquiera de "combatirio".
Rosario. Descanso de cuerpo y espíritu es el rato dedicado en
la caída de la tarde a la Virgen Santísima. Los misterios son alter­
nadoo con sencillos cantos que fa devoción popul,,,: de siglos ha
consagrado a fa Madn; de Dios y Madre nuestra.
L,, dialé~tic" en el eurucomtmismo fue la conferencia pronunciada
por don José Antonio G. de Cortázar, notario y director de Verbo. Con
abundante bibliografía francesa, italiana,
y sobre todo aludiendo a ar-
'
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
tículos dé Petit Sullá y Paloma Sánchez, conocidos amigos de la Ciu­
dad
Católica, fue desentrañando la esencia dialéctica del "neoco­
munismo"
para los países latinos.
La palabra "eu.rocomunismo", en su sentido superficial, el que
advertimos en la mayoría · de las publicaciones de nuestros días,
:rlude a "un desarrollo dentro de la línea del comunismo oficial, un
comunismo de rostro humano, que hace más justa la distribución
de las riquezas, y ha superado los errores del totalitarismo de la
época stalinista., abriéndose a la dernocracia y rul progreso de la
Humanidad y cultura occidental. Peto ¿cuál es el sentido profundo
del término "eurocomunismo"?
Es la puesta en práctica de las ideas
de
un filósofo marxista bastante olvidado hasta hace pocos años :
Antoni
Gramsci. Este pensador, penetrado del espiritu revolucio­
nario de
Marx, no sigue a la letra el modelo leninista; este modelo
no es apropiado po.ra los países de culru,:a latina, empapados del
cristianismo.
Gramsci distingue entre "sociedad civil" y "sociedad
política". Anres de tomar el poder, es necesario conquistar '1a cul­
tura. Por este motivo, rechaza la violencia revolucionaria, que sólo
s·e admitirá en último extremo, dando más importancia a la educa­
ción llevada a cabo por los in revducionario.
Teoría y praxis se confunden en Gramsci. En cualquier momento
se pnede negar lo que se afirmó antes, pues no hay verdad ni men­
tira; todo es evolución. No existe la verdad, sino lo que pasa, lo
que
acontere. En est'a perspectiva de fas cosas, son "lógicos" en su
actuación. Fijémonos
en Italia, en el PCI, por si querernos apreudet y con­
tetnp'1ar la táctica del PCE. Por boca de su secretario general, En­
rico Berlinguer, aprendiendo del fracaso de Chile, con un 51 % de
votos,
y siguiendo los pasos de Toglfatti, pretende: I) Conquis­
tar la sociedad
civil para el materialismo. 11) Captación de los in­
telectuales.
111) Alabanzas a la Iglesia por la apertura que supone
el Concilio Vaticano
11, especialmente a aquellos de sus miembros
que malinterpretaban
el Concilio, empañando su claridad.
Su sutil política dio sus frutos muy pronto.
Roma está actual­
mente gobernada
por un alcalck: comunista que mantiene una ac­
titud de respeto hacia los católicos. La jerarquía eclesiástica reafir­
mó '1a oposición en maciones no tuvieron éxito, incluso intelectuales no comunistas
denunciaron '1a injerencia de la Iglesia en "cuestiones politicas",
de lo cual se deduce
lo avanzado de la estrategia gramsciana.
34
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOLICA
Sábado día 9
El sábado día
9 de diciembre comenzamos con la celebración
de la Santa
Misa. Celebró el padre Espinosa. Se ofreció especial­
mente por los amigos de la Ciudad Católica falrecidos desde la
última
reunión en Valencia, y por la salud de nuestro buen amigo
José María Gil
Moreno de Mora, que, hospitalizado, nos acompañó
espiritualmente.
Unas breves y encendidas palabras nos dirigió el padre: "Somos
prolongación de Cristo; hoy,
en nuestra ciudad, en nuestro tiem~
po, en nuestro ambiente, y, por tanto, estamos gratamente obligados
a pregonar a Cristo allí donde El nos
ha puesto."
La primera parte de este segundo día de trabajo
se dedicó a
tratar sobre otras
parcelas afectadas por la dhléctica reinante en
el
Inundo actual.
La segunda serie de, Forol! se desarrolló por la mañana. "Armonía
y dialéctica en la Iglesia" era el tema de Lydia Jiménez González,
profesora de Filosofía, quien, por causas imprevistas, tuvo que en­
comendar la presentación de su ponencia a María Dolores González
Barón, profesora de griego, que logró interesar tanto a los asistentes,
que el coloquio se prolongó agtadablemente. Damos un resumen de la
ponencia:
La Iglesia es armonía donde lo diverso se integ¡ra en un todo
(Vat.
II). La Iglesia, compuesta de elemento material y espirirua:J,
cuya raíz es la misma Encarnación cle1 Verbo. Separar ,eo la Iglesia lo espiritual de lo material es, en último término, negar la En­
carnación. Dia:Jéctica en
]a Iglesia: cosa natural a pa,tir .del pecado ori­
ginal,
y entre el antagonismo entre Dios y el demonio. Dialéctica
que se manifiesta en ataques desde fuera: persecuciones, y en ata­
ques desde dentro: herej!as, con su origen
en la soberbia humana,
fruto del
pecado originail. Las herejías que deSIIIUyen en todos los
tiempos la armonla. Esta se
restablece por una efusión de santidad.
La herejía de nuesrros días: el modernismo, que engendra el
neomodernismo o ~gres.ismo, que no es sino la suma del moder­
nismo y el marxismo.
Un aspecto de la 'infiltración de la !lrerejla, del marxismo dentro de la Iglesia, es el movimiento "Cristianos por el socialismo••, evo­
lución favorecida por el eurocomunismo.
Solución: Santidad,
ser testigos (Juan Pablo II) ron alegría, hasta el martirio, asentánrlose en la oración, amando a la Iglesia, y mirando a la Virgen, armonía en total sumisión al pilan de Dios y
35
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
que resuelve la dialéctica con plenitud de gracia, aplastando la
cabeza de la serpiente.
Di miembro delegado del SIGLER, el señor Jean°Pierre Maureau, con
la ayuda del
señor Pacric Jobé Th>val, expuso a los asiseentes la ta­
rea
realizada por este grupo SICLER, en orden a la consecución
de una verdadera política en los municipios, fuera de toda manipu­
lación de partidos.
La dialéctica
marxista --- ro exponente de esta
afirmación-pretende deshacer las comu­
nidades naturales.
Por ello, favorece las grandes concentraciones ur­
banas que dificultan enormemente la vida famifur. Procura así
mismo la muerte de los aldeas y pequeños grupos ud>anos, ya que
las personas -demostrado por la psicología-desarraigad,is de su
ambiente son
más aptas para la manipulación subversiva.
Los partidos socialcomunistas se propusieron ven= en las elec­
ciones municipales de marzo de 1977, y, de hecho, un 40 % de los
concejales
actualmente tienen dicha filiación política.
Ante esta
situación, el SICLER (Secretariado de Información Co­
lectiva Ll>cal y Regional) pretende, mediante las actividades que
han comenzado:
a) Afirmar el fundamento de la municipalidad. b)
La verdadera política municipal no tiene como fin sino .permitir a
la ciudad una paz interior, una armonía entre las distintas clases
sociales, prescimiendo de las consignas de los partidos políticos. e)
Armonía entre el pasado y el presente, porque un pueblo que no
tiene
pasado no es apto para la vida sobrenatunll. d) F.quilibtio es­
pacial-urbanístico.
Las actividades que con vistas a las elecciones de 1980 están
realizando consisten en visitas a los municipios. Utilizan medios
audiovisuales para representar casos ilustrativos: lo que debe ser
un alcalde, lo que puede hacer y han hecho algunos alcaldes ... Vi­
sitas
que se prolongan con los contactos periódicos personales o
mediante boletines informativos.
Destacan como puntos "clllve" en la · gestión de un municipio:
el urbanismo, ya que está
probado que la criminalidad aumenta
cuando los ,edificios tienen más de sei• pisos; la existencia de luga­
res de encuentro y de esparcimiento. Soluciones illl problema eco­
nómico, y, finalmente, pero el más interesante: promocionar la
verdadera cultura.
Los trabajos de la maiiana tuvieron un feliz término. Don Fran­
cisco Canals Vida!, catedrático de Metafísica de la Universidad de
Barcelona, centró su cooferencia, Armof1Ía y dial.éctica en el orden
36
Fundaci\363n Speiro

CR.ONICA DE LA XVII R.EUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
teológko, en el Corazón de Jesús, síntesis de toda la religión, sín­
tesis
perfecta: Dios-Hombre, armonía verdadera.
El conferenciante nos aclaró que
lo prefería a hablar de la armonía
en
la teología, y que iba a centrarse en. el culto al Corazón Santí­
simo de Jesús.
Hubi= sido -nos aclaró-muy abuttido ir pa­
sando por las toorías pseudoreológicas, incontables en nuestros días,
y muy poco fructuoso para nuestros espíritus, el gastar tiempo en
hablar de !la dialéctica.
Se basó en dos encíclicas fundamentalmente, de Pío XI, Mis­
serentiJStffllls Redemptor, y de Pío Xi!I, Haurie+tiJ "'ftlá.J'. Para el
primer Pontífice, el culto
al Sagrado Corazón es "la suma de toda
la religión",
y para el segundo supone la "síntesis del misterio de
nuestra redención".
Es una maravilla de annonla el Corazón de Cristo: en El se une
el Hijo de Dios
y nuestra naturaleza humana. Pero no han faltado
en todos loo tiempos quienes pretenden hallar enfrentamientos dia­
lécticos, que son diabóliros, por los resultados que dan.
Pío XII, saliendo al paso de las obj nuestro siglo se venían presentando odbre el Cidro a1 Corazón do
Jesús, dejó bien sentados dos principios.
La Iglesia rechaza el falso misticismo que pretende retirar la
imagen del Corazón de carne,
so pretexto de penetrar sin estotbos
en el verdadero Dios, pues con los mismos argumentos se ha pre­
tendido suprimir
el culto a la Virgen y a los Santos. En segundo
lugar, deja claro el Pontífice que en el Corll2.ón de Cristo está
simbolizado el amor humano y divino de la persona de Cristo, el
amor, por tanto, de
la Santísima Trinidad, y a El es a quien vene­
ramos.
Es preciso conocer la historia de la Iglesia para descubrir que
continuamente
se ha dado Cidro a la persona de Jesucristo, y a su
Sagrada Humanidad, manera única de acercarnos a adorar su divi­
nidad. Mencionemos a
San Ireneo, ' siglo 11, y discípulo de San Poli­
carpo, que lo fue, a su
vez, de San 'Juan Evangelista: San Buenaven­
tura, al que se lee en el Oficio del Sagrado Corazón. "Puesto que he­
mos llegado al Corazón de este dulce Jesús, y es bueno beber de allí,
no nos apartemos de
El." San Agustín, Santo Tomás, San Francisco
de Asís,
etc. Por último, y de modo más particuiar, estudió a Santa
Teresa de Jesús.
En su época pululaban ciertos libros que aconse­
jaban no detenerse en la Humanidad de Jesús, para ir directamen­
te a Dioo. Parece que en ailgún tiempo loo siguió, pero después y
de un modo taxativo dice a sus Hijas que andaba errada y lamen­
ta el tiempo que perdi6 y el peligro en que se vio cuando quiso
conformarse
oon lo que lela •••
37
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
Dice la Santa: "Ahora me da pena... Hice una gran traición,
aunque con ignorancia;
iba por mal camino... No he visto ahora
trabajo que viéndoos a Vos no Jo pueda sufrir ..• He visto claro
que por esta puerta hemos de entrar si queremos que el Señor
nos muestre el
camino" (Vide,, cap. 22).
Pero
más adelante, en el Libro de las Mo-readas (morada 6.l,
capítulo
7): "Tambien os parecerá que quien goza de las cosas
tan altas no tendrá meditación en los sagrados misterios de la Hu­
manidad de nuestro Señor Jesucristo
... Puede ser que yo me equi­
voque, pero veo que el demonio intentó _traerme mucho daño aquL.
No hagáis caso."
Santa
Teresa, Doctora de la Iglesia, consulro en los Santos
Padres, y
se reafirmó en que es una seducción del demonio, siem­
pre
Ia misma, que en el fondo es negar la Encarnación del Verbo,
misrerio
fundamental en la Revelación de Dios. Annonía, sínte­
sis,
rompendio de roda la religión es el culto, siempre permanen­
te
en la Iglesia, al Corazón de Jesús y de b. Vwgen, no sólo a la
materialidad del
ÓJ'gano, sino como símbolo del amor eterno de
Dios.
La tarde de este segundo día comenzó por la T et'cera serie
de Poros.
Armonía y dialéctica en la familia, por doña Elisa Ram!rez
Carbajosa, catedrático de Historia.
En eslle foro, dedicado a la familia, se la O'.>llSideró en su rela­
ción con la primera familia, la
Santísima T•inidad: BI amor desde
siempre
y pata siempre. Tres Personas en un sólo Dioo. En esta
familia,
la Santísima Trinidad, se contemplan las notas qne de­
ben caracterizar a esta otra familia humana: unidad e indisolubi­
lidad. Segundo modelo de la
familia
es la Encarnación de Dios: unión
total entre las naturalezas divina
y humana en la única persona di­
vina: Jesucristo. Tercer modelo
de familia: La Sagrada Familia de
Nazaret. Y cuarto ejemplar:
La iglesia, ooida íntimamente a Cristo.
La famillia será una sociedad annónica en tanto tenga presen­
tes estos modelos. Lo contrario será su desarmonía, su dialéctica.
Esta desarmonía tiene
distinto,; orígenes. En primer lugar, un
origen interno:
la lucha en el esplriru de cada uno de sus miem­
bros "hago lo que quiero",
y, por consiguiente, la dialéctica de ca­
da miembro con los demás. En último lugar, un origen externo a
la familia
mi&ma: la dialéctica mfütante que desde fuera lucha
contra
la instirución familiar, atacando su unidad e indisolubili­
dad -median.te campaña'S orquestadas a nivel internacional, que pro­
mueven
la familia nuclear democrática, las relaciones premattimo-
38
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
niales, el divorcio, los antkonceptivos, la planificación familiar, el
aborto, la liberación
de la mujer, la enseñanza única, laica, etc.
Campañas que se mueven a -.eces desde el podet; otras veces,
por
fuerzas que intentan llegar a él, o simplemente que quieren
enriquecetse,
y, desde luego, con influencia del "enemigo de natu­
ra humana".
El ataque a la familia es un ataque clarísimo a Dios, comprobado
en la cuarta tesis de Marx, sobre Feuerbach.
La moral permisiva como falsa armonía, fue estudiada por el no­
tario de Valencia don Jerónimo Cerdá Bañuls, cuya documentada confe­
rencia resumimos:
Vivimos en un mundo que ha sacado las últimas consecuen­
cias del lema revolucionario:
Liberlé, Egal//é, Fr-.ilé, demos­
trando con las funestas consecuencias del permisivismo
la falsedad
de este lema.
Libertad. "La verdad os hará libres". Peto el que peca, según San
Pablo, es esclavo del ¡,recado. Pero donde no hay verdad objetiva,
se acepta corno sustituto la opinión de la mayoría.
Una libertad
que
no está fundada en la vetdad no es tal. Libertad es un con­
cepto cristiano, católico.
Peco la libertad del hombre está limitada
por la idea del fin, de orden; es libertad de hombre; con esto ya
está dicho que es limitada.
De igual modo ocurre con la idea de iguddad. Al no creer en la
igualdad esencial del hombre,
no existe la vetdad objetiva; al hom­
bre se le van concediendo, conforme
el hombre evoluciona y la so­
ciedad, dettas igualdades que no pasan de set eso: igualdades (polí­
ticas, económicas,
atlturales ... ).
La razón es limitada, en primet lugar, por la realidad misma;
de ahí que cuando se la hace ilimitada se crean nuevos mitos, co­
mo
"la mayoría de edad intelectual" ...
La libertad y la igualdad propugnadas por la Revolución fran­
cesa acentúan las desigualdades entre loo hombres e imposibilitan
consiguientemente la
fraternidad.
El petmisivismo. Ya se ha introducido con ilo antetiormente
expuesto que
1a con.seruenda final es llegar a un autoritarismo.
Del "se puede" se llega a "se debe". Rousseau: "Todo lo que
rechaza la voluntad popular será ooligado por todo el pueblo, se
le obligará a ser libre". Paradójico, ¿verdad? Eliminar el concepto
de
limitación, pecado. Esto engendra el permisivisrno total, la moral
de costumbres.
Esta doctrina y práctica del "progresismo", o "permisivismo",
ha sido y es condenada por el magisterio pontificio. Singularmen­
te, los tres últimos Papas en un sinnúmero de alocuciones.
39
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII RBUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
Diat¡c¡ica en la U niver,k/ad. Este foro lo realizó Mercedes
Palet en la mañana de este segundo día, pero nos referimoo a
él en este lugar,
para reseñarlo junto ron otro que tuvo lugar esa
tarde: Armonía en l<, Unwersidad, y que desarrolló Evaristo Palo­
mar Maldonado. F.s clara la complemenrarieclad de ambos.
Onno introdución se puso de fundamento y modelo de toda en­
señanza, y por supuesto la universitaria, a Jesucristo, que dice de
sí mismo, que es Camino, Verdad y Vida. El mismo añade: "Me
llamáis maestro, y decís bien, pues lo soy". Y continúa : "El que
me sigue no anda en tinieblas'", etc.
No se entiende la armonh en ia Universidad sin esta referen­
cia a Cristo,
que es la Verdad, ya que el conocimiento en la Uni­
versidad ha de ser necesariamente científico, verdadero, anclado en
la verdad, que es. Cristo.
¿Por
qué agonizan todo tipo de vida intelectual, universitaria,
en
nuesttl> Universidad actual? No hay relación entre maestros y
alumnos.
Los estudiantes son masa. No !bao/ comunidad universita­
ria. Más que el saber, se busca el título oficial. No se educa, ni
se enseña, ni se investiga. ¿Qué es 11a Universidad sin estas tres
tareas, de buscar la verdad, UllnSmirirla, y hacer pa¡tt:icipar en es­
tas mismas tareas a los estudiantes, educándoles
para ello?
Sigue teniendo todo su valor la definición que diera Alfon­
so X el Sabio en ,[,as Siete Partida,: "Estudio general est ayunta­
miento
de maestros et de escolares fecho en algún lugar con vo­
lunrad et ron entendimiento de aprend,,r los saberes". En estas
palabras se encierra lo que ha de ser nuestti> Universidad, que en­
cuentra su esencia en
la dedicación al estudio de profesores y alum­
nos. Y puesto que son ellos los que viven
en la Universidad, que
sean ellos los que; la. rijan; así, pues, es necesario que surja la Uni­
versidad corporativa y que el esrudiantado se .preocupe de los pro­
blemas que afectan a la _vida universitaria.
¿Cómo ,onseguir todo esto? Mediante la a<:ción personal de cada
uno, como y cuando pueda,
y Dios por delante.
Armonía y dial.éctica en ¡,. Na111r11Je,:a fue el título de la confe­
rencia pronunciada
por don Julio Garrido Mareca, de la Real Acade­
mia de Ciencias
Exactas, Físicas y Natutales. "Armonía" puede defi­
nirse como el conjunto de relaciones que existen entre las diversas
partes de un todo que hacen que concurran a un mismo efecto del
conjunto. En
la Naturaleza hay que tener en cuenta dos tipos de ar­
monía: sincrónica y diacrónica.
La dialéctica hegeliana tiene su origen en Heráclito. Según es­
ta concepción, lo real es esencialmente el """"'1ir ron la insepara-
40
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
biliclad de l!>S contradictorios (resis y antítesis) que se unen en
una categoría superior, llamada síntesis. Esta visi!Sn hegeliana .es
simplista, en primer lugar, pues existen mtu:bos tipos de oposi­
ciones o
antagonismos. En segundo· lugar, la .dialéctica hegeliana
y el axioma de la ,producción de una categoría superior (sínresis)
por la lucha de los conttarios es un apriorismo solamente aplica­
ble a
muy contados casos. Ni todas las canegorías superiores son
producto
de antagonismo, ni todos los antagonismos producen ca­
tegorías superiores.
En teroet lugar, la dialéctica hegeliana tiene un ma.rado an­
tropomorfismo subjetivo
anticientífico. En efecto, las categorías de
antagonismo conflictivo
y de guerta son categorías derivadas de ac­
titudes y comportaniientos humanos que no significan gran cosa en
la Naturaleza.
Más aún, para que exista dialéctica, es necesario que haya cier­
ta armonía entre los contrarios, determinados caracteres y modali­
dades comunes.
Un ejemplo, que desmonta la tesis hegeliana, es el ejemplo
que los mismos marxistas utilizan
para exponet su teoría. La dua­
lidad onda-corpúsculo no corresponde a una contradicción en la
realidad, sino que es e'l resultado de la oocesidad que tieue el físi­
co
de proceder por esquernati2aciones. Parecen .confundir el cono­
cimiento de la realidad y la realidad misma. La síntesis no es en
este caso sino una hipótesis más petfecta que recoge en una sola
doctrina los
aspectos diversos de una rica realidad. La dialéctica
no ha
creado ninguna categoría superior en Ja. reailidad, sino en
nuestro conocimiento.
Si acercamos nuestro conocimiento a la realidad de la natura­
. leza, vemos que se desarrolla bajo el signo de la armonía, del or­
den,
y no del enfrenta.miento y la destllOOCión.
Después del Santo Rosario, y para terminar el día, asistimos
a la
conferencia de don José Miguel Gmnbra, profesor de Filoso­
fía, que versó sobre el
tema Armo.nía y dialéctica en t!l orden me­
ta/meo.
En la primera parte expresó las ideas fundamentales del or­
den universal en. fa metafísica aristotélico-tomista. El_ universo, se­
gún esta concepción, tiene sus parres ordenadas entre sí conforme
a la ley
de la causalidad. A su vez, este orden inmanente del mun­
do se supedita al orden trascendente, según el cual toda la natu­
raleza
está encaminada y regida por Dios.
En la segunda parte señaló que la filosofía moderna intenta
suplantar a Dios como Ordenador del Universo, por un orden ra­
cional
y humano. Después mostró cómo Hegel es el último paso
41
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
de este =ino. Hegel quiere aboo!lber todo Jo real en Jo nu:ional,
incluso la multip!icklsd · y mutualidad de las cosas. Por ello mismo,
Hegel se ve obligsdo a introducir la negatividad como elemento
de lo real, de fOl!IIla que la dialéctica. la ludia y la oposición de
contrarios sustituyen a la armonía y concierto de los seres naturales.
Domingo día 10
Este día del Señor comenzó con la Santa Misa, que celebró el
padre Eugenio Farré. Nos habló del Reino de Cristo, en nuestro
co­
razón, en la sociedad, en el mundo todo, aludiendo a los Documentos
Pontificios continuamente. Como en días anteriores-, cantamoo la
Misa de Angelis, acompañados por un antiguo armonio; de esta
forma,
los aruigos de la Ciudad Católica queremos ir al unísono
con las
recomendaciones de los últimos pontífices acerca del latín
y canto gregoriano.
La única conferencia de esta mañana estuvo a cargo de don
Federico Cantero Núñez: Dialér:tica y armonia de clases según la
Dottrina Pontificia.
La Iglesia es plenamente coherente a lo largo de su
magisterio en reprobar la dialéctica o lurha de clases, ya que
ésta es
contraria al orden natural de la sociedad y al mandato evangélico
del amor. Frente a este planteamiento de las relaciones entre
las di­
versas clases sociales, fomentado por el liberalismo y sustentado y
propugnado por el materialismo histórico, la Iglesia
propugna las
relaciones ·armónicas -lo que supone en sí mismas diversidad de
partes complementarias-entre las clases sociales, tanto en un sen­
tido horizontal como vertical, lo que constituye un aspecto de la ar­
monía social.
En su exposición pudo verse, una. vez más, la absoluta cohe­
rencia de la doctrina poncificia desde Pío IX a Juan Pablo II.
A continuación, hubo tiempo libre para Eneuentros. Vamos a
referimos a uno de especial !imporranda, el de Universitarios. Se
hizo una introdux:ción invitando especidmente a la acción.
¿Cómo transfonnar los católicos el mundo? En el seno de los
aruigos de la Ciudad Católica surgió, hace más de un año, la idea
de un encu-entro de universitarios. Y se hizo el primero en Javier.
Noviembre de 1977. ¿Qué consignas se dieron allí? Capillas uni­
versitarias y actividades culturales.
Acto seguido, los asistentes comenzaron detalladamente a ex­
poner algunas actuaciones en la Universidad: recogida de fir­
mas para abrir las capillas y conseguir que los capellanes no fue-
42
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII RBUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
ran expulsados; cursillos de Teología que suplieran los inexisten­
tes
de Religión: "Humanismo y trascendencia".
En definitiva, el espíritu de los encuentros no es la crítica,
sino
la acaión, y el pedirnos cuenta de nuestra responsabilidad.
En el segundo encuentro, que se hizo en Segovia, abril 1978, se
dio la consigna: "Mes de Mayo", y "TEC" (Trincas de Evangeliza­
ción y Cultura), en el mes de julio.
El interés de tndos va in crescendo, potque se trataba de la
transmisión de unas experiencias vivas. ¡Señores!, es posible Ja pre­
sencia de Cristo en la Universidad. Este es el grito de alerta que
se
escapa de las distintas aauacinnes.
En el tercer y último encuentro de universitarios, realizado en
Burgos a mediados de octubre,
se dan dos consignas: "Organización
en la Universidad" y "Asociación de Profesores de Enseñanza Me­
dia". Con la ayuda de la Virgen estamos en ello.
La
mañana del último día concluyó con la conferencia de don
Andrés Ga.mbra, catedrático de Historia: Armonía y dMéctic" en
14 Historia. Se dividió en tres parlleS, precedidas por una breve in­
troducción, en la que insistió en las dificultades que para
un his­
toriador de profesión ofrecía
un tema como aquél, tan emparen­
tado con la Filosofía de la Historia.
En la primera parte de su exposición analizó la concepción
dialéctica de la Historia de Hegel, insistiendo en los aspectos de
este pensamiento
que más han servido para configurar la idea que
del
devenir histórún tiene el hombre actual. En Hegel y Marx, afir­
mó en sínresis, ,e encuentra el fundamento de la conrepción racio­
nalista, diad.écllia, y antropocéntri01.
Frente
a ella se alza la concepción cristiana y providencialista
de la
historia, que fne objeto de la segunda parte de su conferen­
cia. Afirmó que es preciso distinguir claramente entre la Historia
Sagrada,
que es objeto de fe, y la Historia tempood, objeto de aná­
lisis empíria, y, por ello, necesariamente •limitado. Desde la pers­
pectiva del hombre creyente, es evidente que el acontecimiento
cla­
ve de la historia, en torno al cual se articulan los demás, conforme a
un "antes" y un "después", ha ocurrido ya. Ha sido la venida de
Cristo
Redentor que trajo consigo la posibilidad para el hombre
de
Ilberarse de su miseria esencial, el pecado. Desde su perspectiva
histórica
· temporal no es posible, en cambio, hablar de verdadero
progreso, puesto que ofrece siempre la imagen de hombres cons­
treñidos
pot la secuela del pecado original. La historia temporal
responde, sin duda, a
un plan de Dios Providente, que rige el Uni­
verso todo, pero este plan --cuyo conocimiento, si fuera posible,
43
Fundaci\363n Speiro

CR.ONICA DE LA XVII R.EUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
permitiría al hombre comprender la verdadera "armonía" de la His­
toria-no está al alcance de las facultades cognoscitivas del hombre.
Pretender, desde una
perspectiva humana y raciooal, descubrir el mis­
terio
de la. Historia sería tarea soberbia y vana.
Finalroeo•e indicó .que, a pesar de lo anterior, el eotudio de la
hisroría del quebace.r tempoml de los ibombres es útil, en la medi­
da en
que proporciona una perspectiva importante para un ade­
C\lado conocimienro de ésros en su verdadera dimensión terrena,
que es necesariamente endeble y limitada.
La serie de foros de la tarde era la quinta y última de los habi­
dos en esros días.
Armonía y Dialéctka ,.,, la fuventud, por don Bienvenido Ga­
zapo Andrade, catedrático de Historia.
La introducción del foro consistió en el ,plantmmiento de la dia­
léctica
en la juventud como básico. No obstante, la dia[éctica que
haJy que presentar a los jóvenes es la· del Evangelio. A partir de
sus
experiencias como profesor de Instituto, se fueron dando dis­
tintas posibilidades en el rrawjo de la formación de los jóvenes.
La táctica en la teoria y en la praxis marxista,./eninfrta. Apli­
cación
especi,.J en España, a cargo de don Angel Maestro Martínez.
Comenzó haciendo una distinción entre marxismo y marxismo­
lenimsmo. El marxismo sin Lenin "sería sólo objeto de los estu­
diosos
de las ciencias ,¡,o!lticas". "Y es que el rrinnfo de Lenin y
la ;gigantesca expansión poster_i_or del comunismo han sido posi­
bles por dejar a Marx de lado, y por aplicar, en una intensidad y
movilidad nunca vistas, en la historia la "táctica".
Hizo a continuación un estudio sobre la táctica, viendo cómo
desempeña un papel de especi,!!l magnirnd. En ella, la función de
la
toorla es siempte con vistas a la acción. "Nuestra doctrina no es
nn dogma, sino una guía para la acción".
Destacó la importancia y el valor de los "rompromisos" y los
"pactos". Estos son siempre útiles para el comunismo, cuando gra­
cias a ellos puede robustecer y desarrollar irunediataroenre su acti­
vidad revoluciOllatia. Siempre se harán mediante ell acoplllmiento
a las circunstancias concretas; en esre sentido no h8f dogmatismo,
ni inflexibilidad;
este dogmatismo, sin embargo, sí afectaría "al
campo de la filorofía, a la teoría sobre ,la economla política y a so
planteamiento del proceso histórico", en e,i,presión d en carta a Valentinov. El objeto fnndameotal será, pues, conseguir
el
triunfo de la revolución y a ello se dirigirá, pues, la táctica.
En la táctica comunista todos los medios son lícitos, aun los
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
más indignos, como la mentira, la difamación, el desprestigio, in­
cluso la
muerte: es bueno todo aquello que favoreae al partido.
En la táctica comunista es, pues, fundamental la "práctica" y
la "teoría", en tanto y en cuanto a ella se dirige.
Aplicación actual en España. Un clarísimo ejemplo de pacto y
de acoplamiento formidable del comunismo a la realidad es la le­
galización en nuestra patria del
PC. Como táctica, el PC reconoce la
Monarquía, renuncia a una toma del poder de modo revolucionario,
afianza su influencia en los círculos de poder, se proclama demo­
crático,
ere. Los resultados óptimos son de todos waocidos. Esta­
mos
ante un clarlsimo caso de euroromunismo.
En nuestra patria, las líneas de actuación del comunismo son
de inspiración directa del Comité Central del PCUS:
l.º El PC oficial es el de Carrillo, encargado de poner eu
práctica la táctica del euroromunismo.
2.0 La Central Sindical del PC es Comisiones Obreras, que
pw:iOOe no está en línea total con el PCE.
3.º La actuación de la KGB (Comité para la Seguridad del Es­
tado) escapa con mudbo a los tradicionales servicios de in­
formación. La actuación de los terroristas de la ETA,
GRAPO (
eu menor escala) parece ser promovida por su pri­
mer directorio principal.
4.º
Actúan además [os demás servicios secretos y el servicio
de información militar soviétioo GRU.
La coordinación general de toda esta táctica marxista-leninista
aplicada a España parece caer bajo la supervisión directa de Boris
Ponomarev, miembro d eucargado de las relaciones con dos PC que no estén en el poder.
Nos encontramos ante una gran fuerza oponente, pero no obs­
tante
no penetra totalmente las conciencias, porque el comunismo es
esencialmente antiético de la naturaleza humana: prueba de la asis­
tencia divina.
Tengamos presente que gran parte de !os éxitos de esa táctica
han sido posil>les en la historia desde 1917, no sólo por su propia
fuerza,
incluida la propaganda de medios informativos y la infil­
ttacióo, sino por la debilidad de sus oponentes, física, y sobre todo
mental, de integrismo a ultranza, de afan de contemporización a
toda costa.
No triunfa por su fuerza, sino por nuestra cobardía, fal­
ta de fe auténtica.
La dialéctktl y el liberalismt>, por Francisco José Fernández de
la Cigoña, licenciado en Derecho.
Habló de las relaciones entre el liberalismo y la fe católica,
aludieudo a
la Historia. Fundamentalmente señaló el papel que tie-
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
ne la J erruquía eclesiástica en orden a ser guía de los simples fie­
les,
y que de su valentía y cla.ridad dependen los caminos abiertos
pam los cristianos sencillos.
En el coloquio que se entabl6 después qued6 claro que todos
neoesitábrunos esa luz. de nuesn-os Pasrores, y que ellos necesitan de
nosotros colaboración. Ante la situación difícil que atravesamos, la
única solución es la santidad, es decir, llevar una vida ajustada a lo
que Cristo mismo nos ensefuL
Uno de los asistentes, mejicano, destacó la labor fecunda que
se
había conseguido allí, en su país, actuando con caridad y coos­
tancia; se precisaron. muchos años para conseguir esa meta, pero al
fin se logró. Un sacetdote colombiano apuntó que debíamos mirar
con amor a la I¡Jiesia, sentir con la Iglesia, y ver lo que cada uno
puede hacer en
su campo.
Otro de los asistentes, seglar, casado, con hijos y nietos, muy de.­
tacado en el muodo político y social español, hizo alusión al "dis­
cernimiento de espíritus"
de San Ignacio, y dijo que el cristiano
tiene unos condicionamientos y que la santidad da en cada momen­
to la luz para saber actuar. La catolicidad no está en que se decla­
re, sino en que se viva, y el vivir cristiano ha de estar marcado
por la frase de San Pablo: "A!legres con la esperanza, pacientes en
la
persecución, perseverantes en la oración" (Rom 12, 12).
El tercer foro estuvo a cargo de Patricio Jobbé Duval, ingenie­
ro delegado del CEE:
Armonla en la empresa.
La última conferencia la pronunció don Enrique Zu'ieta Puceiro,
profeso< de Filosofía del Derecho de la Universidad de Mendoza
(.Argentina).
Mencionó agradecido a don Francisco lllías de Tejada, falleci­
do en
esre año. Enalteció su figum y sus trabajos en remas políti­
cos, hasta el punto de que nadie, dijo el confetlenciante, puede es­
tar medianamente versado ·en esros temas sin conocer su obra. A
continuación comenzó
Armonía y dialéctica en el o,den palltico.
Es evidente que nuestra sociedad sufre una crisis de huma­
nismo. Cierto
que ha habido ,progreso técnico, pero el hombre es­
tá desfondado, débil, sin raiz. En el fondo de nuestra cultura se
halla un humanismo .mciona:lista, en un mundo cuyo centro es el
hombre. El objeto de esta resis es estudfar esre dato significativo
de
la presente crisis: Eliminación de todo componente sacra1. Pasó
a
demostrar su tesis basándose en las siguientes observaciones:
46
a) Crítica secu'iari>.ada de todas las ideas, ninguna queda fuera.
Esto no ha OCW'tido nunca, puesto que siempre subyacían
ciertos conceptos básicos indiscutibles.
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
b) Mata a su Dios sin resurrección posible. La secularización
impide hallar un principio de coherencia.
e) En el núcleo centra[ . de esta crisis del pensamiento mo­
derno está la dialéctica. La esencia del absoluto en el de­
venir. Sólo
hay ronflieto, lu.clba, oposición de contrarios. La
ciencia política está hecha de conceptos manipulables. El
fermento es radicalmente revolucionario: C. F. Engels, Feuer­
ba Pero ,la dialéctica marxista no sólo impregna rodo el pensa­
miento moderno, sino que se ha hecho también la metodología de
la irrealidad. Así vemos que son carácteres de llillestta época: De
una parte, el autoritarismo, y la anarquía, en el arte, en la ciencia.
De igual modo la moral y la política. De otra parte, la armonía.
De ahí que la modernidad se precipir,, en la irreaii tica lo único que ha producido son conflictoo totalitarioo, basadoo
en la mentira y en la estupidez (Sciacca).
El conferenciante terminó afirmando que, a pesar de todo, no
admite el pesimismo. Debemos aettlar desde nuestra concepción
cristiana, religiosa, del hombre, de la
-sociedad, del mundo, contra
la praxis secularizadora.
Don Abelardo de Armas Añón clausuró esta v1ges1mo séptima
&eunión de los amigoo de la Ciudad Católica. Bajo la protección
de la madre Maravillas de Jesús, carmelíta descalza, muerta en olor
de santidad recientemente, no prer,,ndió añadir nada en el orden
teórico sobre la
armonía y la dialéctica; fue más lejos; quiso ha­
blarnos al corazón y logró conmovernos.
La R.eunión de amigoo de fa Ciudad Católíca, dijo, comienza
ahora,
precisamente cuando salgamos de aquí. El enemigo número
uno de la naturaleza humana intentará tentarnos con la dialéctica
suya.
La tentación más peligrosa para fas .amas que se han der,,r­
minado
a hacer el bien, la armonía, es .la dcl desaliento, tristarnos
para hacernos desfallecer. La solución: contemplar y acompañar a
Jesús solo.
Fue
,eroirriendo la vida de Jesús y de su Santísima Madre, des­
cubriendo en
el fondo un profundísimo misterio de soledad. Apli­
quémoslo a nosotros_. Nos dejarán solos si intentamos vivir a Cris~
to; nos traicionarán, se burlarán de nosotros, tendremos que acom­
pañar la soledad de Jesús.
Anécdotas vivas hacen más vibrantes sus sencillas y encendi­
das pa!lahras. Misterio de soled.ad el de Jesús, que se culmina en
la locura de amor que es la Eucaristía. Y yo, ¿cuánto tiempo de­
dico a acompañar a Jesús? Tengo tiempo para trabajar, para diver-
47
Fundaci\363n Speiro

CRONICA DE LA XVII REUNION DE LA CIUDAD CATOUCA
tirme, para viajar, para .leer y para Jesús? Sólo contemplándole a
El, abandonado, solitario por mi amor, rendré ñreri:as para perma­
necer en la decisión de ser otro Cristo en el mundo que me rodea.
Inacabables parecían
los aplausos. Así, caldeados, fnimos a la
Capilla para el Aeto Eucarístico final: Exposición y Bendición con
el Santisimo Sacramento. El padre Victorino Rodríguez, O. P., nos
1,16 de la armonía de Dios, que se manlfiesra en la "Sabidurfu.",
que es el Hijo Eterno, cuyo Don es la Paz. Bienaventurados los pa­
cíficos porque de ellos es el Reino de los Cielos.
El último saludo, como
el primero, se lo dedicamos a la Virgen,
agradecidos
por su protección, cantando la Salve Regina. Ella, du­
rante estos tres días, fue haciéndonos algo más que amigos, herma­
nos, dentro de la armoniosa Ciudad de Dios que es la Iglesia Ca­
t61ica.
Carmen Llorente
48
Fundaci\363n Speiro