Índice de contenidos

1985

La verdadera liberación

Autores
1985
Volver
  • Índice

Palabras iniciales. (XXIV Reunión de amigos de la Ciudad Católica)

PALABRAS INICIALES
POR
GERMÁN AJ.vAREZ DE SOTOMAYOR
No podemos comenzar esta XXIV reuruon sin evocar a
nuestro fundador, guía y animador Eugenio
Vegas Latapie, que
Dios
se nos llevó hace mes y medio. A él dedicaremos nuestra
próxima Reunión, que precisamente
será la de plata, es decir
la XXV.
La actual es la segunda que celebramos en el Tibidabo. En los
clías 5 y .6 de mayo de 1962, tuvo aquí lugar nuestra II Reunión,
y no puedo menos de recordar, en. ella, juntos a Eugenio Vegas
y a Manuel de Arquer, que sin duda pensará en nosotros desde
su domicilio donde, con
más de 90 años, sus achaques le re­
tienen. Con ellos estuvieron nuestros
amigos franceses, el Conde
d'Andigné, Michel Creuzet y Michel de Penfentenyo. Aquí
escuchamos las ponencias de los catedráticos de las Universida­
des de Madrid y Barcelona, respectivamente, ambos también
partidos hacia el
más allá, Leopoldo Eulogio Palacios, a quien
se la leyó su hijo José Miguel, y Jaime Bofill Bofill, maestro y
antecesor en
la cátedra de metafísica de Barcelona de nuestro
amigo Francisco
Ganals Vida!. Hablaron, también, Manuel Jor­
dán Sedano y José María Coronas Alonso.
Esta XXIV Reunión la celebra
Fundación Speiro, en cola­
boración con la Societa degli Amici di Micbele Federico Sciacca,
conmemorando el X anivetsario del fallecimiento de este tan
querido amigo y maestro nuestro, que ha· sido uno de los más
grandes filósofos de este siglo,· y que nos acompañó, ilustró,
aleccionó
y animó, en las cinco reuniones de amigos de la Ciudad
Católica que correspondieron a los
·úJtin)os cinco años de su
39
Fundaci\363n Speiro

GERMAN ALVAREZ DE SOTOMAYOR
fructífera vida, y que todavía particip6, después de su muerte,
en nuestra Reuni6n de Rocas Blancas de Benidorm, donde otro
llorado amigo, Jer6nimo Cerdá Bañuls, ley6 los textos suyos,
en su prevista ponencia
El laidsmo, crisis de fe y de raz6n.
La conmemoración de nuestro maestro, el profesor Sciacca,
coincide con el tema general la verdadera liberaci6n, materia
en la cual sus enseñanzas nos ayudarán constantemente y mos~
trarán que su magisterio sigue vivo entre todos nosotros. La
introducci6n al tema de la Reuni6n se
la oiremos al profesor
Angel González Alvarez. A
nú me corresponde recordar a nues­
tro maestro
Sciaoca, uno de los más grandes fil6sofos de este
siglo. Naci6 en Giarre,
en la isla de Sicilia, el 12 de julio de 1908,
y falleci6 en Génova
el 24 de febrero de 1975. Fue catedrático
de Historia de la Filosofía
en la Universidad de Pavía .(19.38-
1947) y de Filosofía Teorérica en la de Génova (1947-1975).
Con su maestro Aliotta,
en Nápoles, codirigi6 la revista La­
gos, y fond6 y dirigi6 en génova el Giornale di Metaf/sica (1946-
1974), que, después de su muerte, sus discípulos, que aquí nos
acompañan, profesores María Adelaida
Raschini y Pier Paolo
Ottonello dirigieron desde 1975 a 1977 y cuya labor continúan,
desde 1978, en
la revista Filosofía, oggi.
Como promotor y organizador de colecciones de libros, en­
ciclopedias, congresos, etc., su labor fue· muy importante. Di­
rigi6 Les grands courants de la penseé mondiale contemporaine
(6 vols., Milán, 1958-1964) y la Grande Antologla Filos6fica
(31 vols., Milán, 1964-1978), y fund6 el Centro Internacionale
di Studi Rosniiniani, de Stressa, a cuyas reuniones varioS de
nosotros asistieron como alumnos suyos. El, personaJniente, se
preocup6 de que participara como becario en los últimos años,
nuestro amigo, prematuramente fallecido, el guineano Antonino
Mazoko. Esta es una imagen que evocamos en cuanto refleja
la gran
humanidad, llena de cordial sencillez, de nuestro maes­
tro. Desde 1967 dirigi6 la
Rivista Rosminiana.
Para los amigos de la Ciudad Cat6lica es muy emotivo re­
cordarle en nuestras Reuniones, de las que no faltaría a ninguna
4o
Fundaci\363n Speiro

PALABRAS INICIALES
desde que asistió en Madrid, en el Colegio de San Agustín en
octubre de 1978, a
la. IX Reunión, en la que nos deleitó con
su ponencia, Desde el sansimonismo a la tecnocracia de hoy.
Los temas de las tres siguientes reuniones fueron sugeridos por
él mismo, que intervino· en la determinación de las ponencias
e incluso en
la designación de los ponentes. Recordemos: la
Reunión Contemplación y acción, en la Residencia de Nuestra
Señora del Pilar, donde nos explicó
La contemplación como
fundamento
del saber; en la siguiente, en Porta del Mar, Salou
(Tarragona),
Revolución-Conservadurismo-Tradición; otra vez en
Madrid,
Santo Tomás de Aquino, hoy, donde expuso su intro­
dución,
Santo Tomás O' los problemas filosóficos de hoy. En el
Rocas Blancas de Benidorm fue ponente después de morir. Vallet
lo explicará en su ponencia.
Sus obras completas han sido
recogidas en 40 volúmenes
(Milán-Roma, 1957-1974), y muchas. de ellas están traducidas a
diversas
lenguas. Aquí en Barcelona, Miracle era su editor que
le publicó
los libros: San Agustín , Historia de la Filosofía, los
tres volúmenes de La Filosofia hoy -reditados después en. Ma­
drid en dos por Escelicer-, La interioridad objetiva, Acto y
ser, El hombre está desequilibrado, La libertad y el tiempo.
Citemos también El chischiottismo tragico di Unamuno, F//osofia
e antifilosofía, El oscurecimento de la inteligencia, L'ora di
Cristo, Perspectiva de la metafísica en Santo Tomás, que la tra­
dujo
el P. Bernardo Monsegó y Speiro tuvo el honor de editarla.
Destaca el profesor Ottonello que
ya en 1934 adoptó posi­
ciones críticas frente al neoidealismo e hizo una serie de revisio­
nes historiográficas en
sus Studi sulla Filosofia Anticha (1935,
aumentados en 1971) y
Studi sulla filosofía medioevale -(1935,
en 3 vols., aumentados en 1964). Fue decisivo, en 1935, su
encuentro con el pensamiento de Antonio Rosmini, gtacias
al
cual el espiritualismo crítico de. &:iacca se concretó como espi­
ritualismo cristiano, que le ha dado su perspectiva fundamental
para
sus nuevas aportaciones historiográficas: II seculo XX
(1942). Il problema di Dio e della religione ne/la filosofía attuale
41
Fundaci\363n Speiro

GBRMAN ALV ARBZ DE SOTOMAYOR
(1944), La filoso/la, oggi (1947), La filoso/la italiana ne/l'etá del
Risorgimiento
(1948). '
Su posición fue la de un humanismo fundamentado metafísi­
camente, radicalmente críúco de cualquier forma
de humanismo
absoluto y del
inmanenúsmo, como en especial muestran sus obras:
La Chiesa e la civilta moderna (1948), Filoso/la e Metaflsica
(1950), L'ora di Cristo (1954), L'Uomo, que,to «squilibrata»
(1956), Morte e inmortalita (1959), La libertá e il tempo (1965),
Onto/ogia triadica e trinitaria (1972).
Su críúca de .la dirección· aberrante que el laicismo ha dado
a nuestro mundo moderno lo hallamos, en especial, en Filoso/la
e
antifilosofía (1968), L'Oscuramento della intelligenZ¡t (1970)
y
Il magnifico o ggi ( 197 6 ), en los que muestra que el occiden.­
talismo como decadencia y corrupción del Occidente que fue
Crisúandad, tal
cual lo fueron el helenismo de Grecia, y el ro­
manismo de la romanidad. En los · tres casos se toman. equivoca­
damente la
decadencia como progreso. Sciacca con su filosofía
de la integralidad, que -como indica su nombre--pretende
ser completa
-sin sacrificar el sujeto al objeto, ni viceversa; el
cuerpo al alma, ni a la inversa, etc.-, trata de romper -como
la «filosofía perenne»-el «sistema de la estupidez», propio
de la pérdida del
limite del h01'nbre que se cree medida de
las cosas. ·
Verbo ha publicado basta 18 títulos . de nuestro maestro,_
Aparte de los estudios a él dedicados de los PP. Monsegú
y
Victorino Rodríguez, de Narciso Joanola y de Juan Vallet.
Para un inayor conocimiento de la obra del maestro
reco­
mendamos, en especial, los libros de nuestros amigos, Pier Paolo
Ottonello,
Bibliografia di M. F. Scíacca (1931-1968) (Milán,
1.969); y Saggi su/ Sciacca; A. Catutelli, La metaflsica de la in­
tegralidad
(2.' ed., Córdoba, Argentina, 1985), y María Adelaida
Raschini,
La dialettica dell'integraliti'J (Génova, 1985). La Gran
Enciclopedia
Rialp, en su tomo suplemento, que debe aparecer
en 1986, dedica bastantes
páginas. a este maestro nuestro, escri­
tas también por· el profesor. Ottonello.
42
Fundaci\363n Speiro