Índice de contenidos

1985

La verdadera liberación

Autores
1985
Volver
  • Índice

Crónica de la XXIV Reunión de Amigos de la Ciudad Católica

CRONICA DE LA XXIV REUNION DE AMIGOS
DE LA CIUDAD CATOIJCA
Organizada por la fundación SPEIRO, y con la colabora­
ción de
la SocrnTA n' AMrcr DEL PROFES.ORE MrcHELE FEDE­
RICO ScIACcA, como homenaje a su memoria en el décimo aniver­
sario de su muerte, se celebró este iaño, en la casa· de ejercicios
«Mater Salvatoris», en la Cumbre del Tibidabo, la XXIV reunión
de amigos de la Ciudad Católica. Durante los días 1, 2 y 3 de
noviembre de 1985, esta cumbre
se vio invadida por ceroo de
500 personas que pasaron por
el Congreso, al menos parcial­
mente.
Es de señalar, este año,
la importante afluencia de jóvenes
(más que en ninguna otra Reunión) y la ayuda inestimable pres-
tada por la Unión Seglar
de Barcelona. 1
Viernes, 1 de noviembre de 1985.
En el saludo a los_ congresistas, don Germán Alvarez de So­
tamayor recordó la figura de Eugenio Vegas, quien, fallecido re­
cientemente, no pudo acompañarnos este año como solía los
anteriores. _
Glosando la figura del profesor Sciacca, el presidente de
SPEIRO le definió como un gran filósofo, en la semblanza de
su vida, destacó de él su gran humanidad y cordial sencillez.
Señaló también la importancia de la «filosofía
de la integridad»
desartollada
por el profesor Sciacca. Y recordó las Reuniones
anteriores en las que había dejado impronta de su saber y
su
magisterio.
A continuación, el profesor Pier Paolo Ottonello, catedrático
de Historia de
la Filosofía en la Universidad de Génova, pro­
nunció la primera conferencia que versó
más en detalle sobre la
filosofía del profesor Sciacca. Retomando las palabras de don Ger­
mán, recordó que
Sciacca buscó -al hombre integral. Para ello
procedió a una martirio
de sí y del mundo. De alguna forma se
hizo «hombre del desierto» y así, desde esa atalaya, engendró
1278
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
su filosofía. El profesor Sciacca sigue sufriendo este martirio,
dijo, aun después de muerto, por cuanto su
filosofía sigue sin
ser estudiada. Ello se debe a que al mundo siempre le molestan
las personas que sobresalen, y Sciacca era uno de ellos.
Este martirio de la inteligencia es, precisamente,
el martirio
de la libertad. Por ello, sólo
el desarrollo de la inteligencia nos
llevará a
la libertad. El mundo moderno es parcial, pero el pro­
fesor Sciacca quiso ver el mundo en su totalidad, y todo él, fun.
dado en Dios.
Recordando a
Sciacca, Ottonello dijo que el Occidente .había
decaído en la pasión de lo inmediato porque, ,al perder el hori­
zonte de eternidad, quiere destruir el pasado. Ninguna revolu­
ción puede, pues, arreglar el Oocidente, ya que éste sólo se
arreglará si reconoce que es llegada la hora de Cristo.
Tras esta primera conferencia, los congresistas
nos desplaza­
mos a la cripta del Tibidabo para celebrar la Santa Misa, que fue
presidida por el P. Monsegú C. P. Como coincidía que la Iglesia
celebraba la festividad de Todos los Santos, el P.
MonseglÍ, en
su hornilla elogió la figura del profesor Sciacca y de Eugenio
Vegas. «Para ser santo no hace falta estar canonizado», dijo el
celebrante, «y por eso podemos recordar hoy perfectamente a
estas
dos figuras que, sin duda están ya gozando de Dios en su
Gloria».
· ·
Después de la Santa Misa, tuvo lugar la segunda conferen­
cia, que por problemas de última hora, tuvo que ser la de
don Juan V allet de Goytisolo, quien versó sobre «El hombre,
sujeto de
,1a liberación». En su conferencia, Vallet señaló que el
hombre no se puede definir si no
.es contemplándolo entero,
como ha dicho Juan Pablo II, en todas sus dimensiones, desde
su principio a su fin,
Dios. Como mostró el profesor Sciacca,
el hombre pierde el norte de su inteligencia en cuanto olvida
esta perspectiva. De hecho, las ideologías
marxistas, con su pre­
tendida ilusión de liberar al hombre, como han perdido de vista
la dependencia del hombre con Dios, lo que consiguen
es que
el hombre pierda su condición de hombre, y por ello, se hace
imposible
su liberación. Cuando el hombre se cree autosuficiente,
pierde el sentido de
sus límites, y su inteligencia cae en la es­
tupidez. El positivismo estatal, su totalitarismo, se imponen a
ese hombre que, para su defensa, trata de escudarse en los pre­
tendidos derechos humanos, Pero éstos necesitan fundarse en la
transecendencia de un Dios _personal, creador y ordenador. Son
insuficientes
si no abarcan al hombre· oomo ser moral y si su
respeto no se basa en deberes para con el prójimo. Su abuso, su
1279
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNJON DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
mala aplicación unilateral contra el prójimo, o como fuente de
engaños ó de utopías revolucionarias, requiere su corrección ju­
rídkla. Como dijo Juan Pablo II, «La dignidad humana no viene
de que alguien
se la haya concedido en unas leyes: Se basa en
Dios», Por eso, los derechos humanos sólo pueden juzgarse a
la luz de la Verdad, que es
la única . que nos hará libres.
Por la
tarde, las actividades se reanudaron con un foro ge­
neral que estuvo a cargo de Luis María Sandoval, el cual trató
sohre la «Ciudad Católica».
En una exposición breve y directa hizo mención a los oríge­
nes y realizaciones
de nuestra obra para .hacer hlncapié en sus
rasgos esenciales: «La Ciudad Católica
es una hermandad que se
caracteriza por un pensamiento, una vocación, un espíritu y unos
métodos».
El ·confereciante
se extendió en recalcar que el espíritu de
la Ciudad Católica no sólo aboga por la especialización de cada
iniciativa en
su órbita, sin invadir las de las demás, sino que
consi,gue, a partir de ese respeto, una complementariedad ope­
rante. Pero, sobre todo, insistió en que el estilo de la Ciudad
Católica, estando
abierto a todo tipo de colaboraciones, no las
persigue, sino que las espera, debiendo cada uno animarse espon­
táneamente a dar un
pa~o al frente para tomar su puesto en
nuestra labor
de difusión.
El coloquio posterior ocupó
la mayor parte del foro y, a su
término, varios de los asistentes indicaron su intención de crear
células de estudio en Barcelona.
A continuación dio comienzo la primera serie de foros. Ma­
ria .Eugenia Argerich González, joven Licenciada en Geogra­
fía e Historia,
i,xpuso admirablemente en su foro, «Liberación
contra solidaridad», la dicotomia existente actualmente entre
es­
tos dos términos. Explicó, sin dejar lugar a dudas, cómo la soli­
daridad es la mejor solución que se plantea al «ploblema» de la
liberación.
En su disertación pasó por los diversos campos en los que
se ha realizado
y se realiza ( o al menos así se ha intentado) una
liberación: liberación de fa mujer, liberación del pasado, libera­
ción cultural, liberación del trabajador, liberación en
lo político
y
la tan zarandeada liberación de la juventud.
Afirmó que el hombre «libre» es el desarraigado, que debe
buscar
sus raíces en el trabajo; el hombre libre de hoy es aquel
que trabaja
por lo que quiere, lucha por conseguir sus ideales y
pone su libertad al servicio de los demás: el hombre, en fin, so-
lidario. ·
1280
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
Vicente Femández Burgueño, en su foro llamado «Las otras
liberacio¡,es: eugenesia y eutanasia», señaló que la sociedad ac­
tual pretende liberar al hombre del sufrimiento y la propia con­
ciencia de muerte, y a la sociedad de esas «vidas inútiles» mar­
cadas por las enfermedades hereditarias o las malformaciones
congénitas.
La eugenesia se manifiesta en nuestros días bajo el disfraz
de las especulaciones sociobiológicas, el carné de identidad ge­
nético, los intentos de donación humana, la colecta de espermas
de premios Nobel y el aborto eugenésico.
La eutanasia, bajo sus diversas acepciones, no es más que
la solución egoísta e hipócrita del materialismo y secularismo
ateo ante
el dolor y el sufrimiento. Estos misterios no tienen ca­
bida en un hombre que cifra todas sus esperanzas en el bienestar
físico y material.
T ermiuó el ponente señalando que sólo la
fe cristiana res­
ponde de manera coherente y razonable aJ problema humano de
las vidas y los sufrimientos «inútiles». Sólo desde una visión
cristiana
de la existencia encontramos sentido al hombre, a su
vida y a su muerte.
Angel Maestro Martínez desarrolló el foro titulado «El pa­
cifismo, hoy». El autor, experto en estos temas, pus·o de mQfilM
fiesto cómo el movimiento pacifista es una verdadera nebulosa,
ya que presenta una gran diversidad, unida a una gran comple-
jidad
y a una gran heterogeneidad. . ·
Señaló que existen dirferentes clasificacionestipara estudiar los
movimientos pacifistas.
Remarcó especialmente el provecho que
puede aportar a los
fines del e:xpansionismo soviétivo la postu­
ra de los grupos utópicos, entre los que se encuentran los va­
rios grupos religiosos progresistas, así como la postura de gran
parte de
la conferencia episcopal de los Estados Unidos.
La forma en que la Unión Soviética aprovecha los movimien­
tos pacifistas, bien
sea los manejados por ella o bien los que se
limitan a suministrar información y teleguiar el movimiento utó­
pico,
resultia significativo.
Bl pacifismo
unilateral es sólo una de las tácticas de desin­
formación existentes hoy en día, propiciadas por
la KGB.
Terminando esta serie
de foros, Jesús Amado Moya habló
sobre «Liberación de la juventud». En dicho foro, el conferen­
ciante señaló que libertad y responsabilidad son
dos aspectos de
la misma realidad humana. Es imposible educar para la libertad si
al educando no se le permite vivir en libertad, de forma tal que
el influjo del educador no sea excesivo ( autoritarismo, paterna-
1281
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CWDAD CATOUCA
lismo), ni insuficiente (abstencionismo, «liberalismo»). Bajo tal
esquema se presentó en el foro el sistema de educación de una
residencia de estudiantes de Pamplona, dirigida por la Institu­
ción Secular Cruzada de Santa María. Asimismo,
se puso de re­
lieve la necesidad de formar "1 joven en valores humanos, que
serán
la base sobre la que se podrá apoyar su espiritualidad.
La primera conferencia de la tarde corrió a cargo de José
María Petit Sullá, Catedrático de Filosofía de la Naturaleza de
la Universidad de Barcelona,
y estaba titulada «Libertad y de­
terminismo biológico». El ponente sefialó que en el Nuevo Tes­
tamento se daba por supuesta la liberación. No aparece de una
forma tan explícita
como en el Antiguo Testamento, pero se dice
de forma clara:
Veritas liberabit vos. La libru,ación a ¡,. que se
refieren los Libros Sagrados es, por supuesto, la liberación del
pecado
y de la muerte. ·
Hab1ando
del determinismo, el conferenciante dio un exce­
lente argumento para demostrar que el hombre sí posee el libre
albedrío. En efecto, todo ser puede obrar de una forma o de
otra. Esa capacidad se debe a que el efecto no puede ser
su­
perior a la oausa. Si estuviéramos determinados, lo estaríamos
a algo; pero como es iill hecho que lo queremos todo... resulta
que no es cierto que el hombre esté determinado.
Por
lo mismo, el conferenciante criticó el cientifismo. Esta
teoría opina que la verdadera sabiduría reside en saber cuáles
son
las conexiones de l"s cosas entre si. Ló que ocurre es que
eso no sirve
Pª'f nada, si no está ordenado para al,go. Porque
la
conexión de las cosas entre sí sólo tiene sentido en orden a
algo.
El profesor Petit terminó su conferencia señalando que él no
negaba que la ciencia llevase a Dios, pero que en realidad,
eso
sólo puede hacerlo la teología. Y eso es así porque las grandes
verdades,
como las de la Creación, la Redención y el Cielo no
son científicas, en sentido estricto. Por tanto, los verdaderos
sabios son los teólogos, y no los filósofos. Se hace preciso, por
tanto, profundizar en estas grandes verdades, que son las que de
verdad dan
la sabiduría.
Tras rezar
el Santo Rosario, y por un nuevo cambio de ho­
hufo, Estanislao Cántero pronunció ·su conferencia sobre «Educa­
ción liberadora
y educación para la libertad». En ptimer lugar,
recordó que educación, verdad y libertad se encuentran íntima-.
mente ligadas, de forma que la educación no puede conducir a
la liberación del hombre
si no es a través de la verdad, ya que
el rechazo de la verdad imposibilita la libertad.
1282
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
A continuación realizó una exposición crítica de la educación
liberadora y del naturalismo pedagógico que inspira a gran
parte
de la educación moderna. De la primera destacó que es un pro­
cedimiento para llevar al hombre al compromiso político revo­
lucionario; una falsa educación que conduce a
la esclavitud de
los hombres por su rechazo de la verdad y de la razón. Respecto
al segundo, indicó la pérdida del sentido auténtico de la liber­
tad del hombre a consecuencia
de una «razón desbocada» que
ha perdido el sentido de sus propios límites al rechazar fundarse
en
lo real. Seguidamente observó que cuanto más nos aproxime
la educación a la verdad, más libres nos hará, indicando que la
mejor y más auténtica educación para la libertad· es la educación
católica, por considerar al hombre en toda
la integridad de su
naturaleza, proponiendo, finalmente, la necesidad de volver a
los auténticos métodos educativos para aproximar así a los edu­
candos a Cristo Nuestro Señor
--1nodelo educativo por exce­
lencia-que es Camino, Verdad y Vida.
A continuación ruvo lugar la cena, que fue seguida, como era
de esperar, por una velada recreativa improvisada por los
jó­
venes.
Sábado, 2 de noviembre de 1985.
Tras comnezar con la Santa Misa, comenzó la segunda serie
de foros. El de Javier Urcelay, titulado «La teología de la libera­
ción» despertó un animado coloquio al final, por ver
si era
válida o no
la expresión «Teología de la liberación». El ponente,
en su foro, señaló que
la reciente instrucción vaticana de la
Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe se refiere sólo
a «algunos aspectos de
la Teología de la Liberación». Junto a
ellos
es importante resaltar otros aspectos, y en particular el
carácter que la Teología
de la Liberación tiene de despliegue
estratégico para la Revolución
en Hispanoamérica.
Fue Fidel Castro en
su visita a Chile en 1971 quien inauguró
el programa de la «alianza estratégica» entre marxistas y cris­
tianos revolucionarios. Doce años después, Nicaragua es la prueba
concluyente
de las potencialidades de estos planteamientos.
Así pues,
la Iglesia es el blanco de una profunda embestida
que busca
su transmutación dialéctica en una «nueva Iglesia»
al servicio de la utopía comunista. El ponente señaló, para ter­
minar, que aunque
fa situación es grave, no cabía preocuparse,
1283
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
ya que el mismo Cristo nos dijo: Nolite timere: Ego vinci
mundum. ·
Agripina Sanz García, en su foro titulado «Liberación o ser­
vidumbre por
la ensefianza» seííaló que el concepto de hombre
está
,en la base de la definición de educación y liberación. Des­
pués de un rápido recorrido por la educación antigua (Platón),
moderna (Rousseau) y liberadora (Freire), centró
su tema en la
situación actual de
la ensefianza en Espafia, fijándose, principal­
mente, en
fa pretendida libertad de ensefianza en la LODE y en
la obligada Reforma
de Ensefianzas Medias impuesta a nuestra
sociedad.
· Ante esta situación, urge proponer valores y modelos a nues­
tros jóvenes.
La ponente terminó con una referencia a los méto­
dos de formación de jóvenes, desartollados por el P. Tomás
Morales a lo largo de estos últimos cincuenta
afias en E•pafia .
.
Antonio Uuzáiz, en su foro sobre ««Los círculos de estudio»,
sefialó que entre
sus objetivos principales estaban, en primer
lugar, alcanzar un conocimiento complejo y desde
diversos án­
gulos y relaciones por medio de argumentos, objeciones, conse­
cuencias y aplicaciones
robre un tema, objeto de la reunión, y
en segundo lugar, desarrollar las cualidades personales de cada
uno de sus miembros. Los
círculos de estudio, sefialó, buscan
la edncacióh de una
minoría selecta de hombres y mujeres, capa­
ces de constituir una pujante élite social. Resaltó la importancia
de la formación
a. través del estudio, así como el transimtir los
conocimientos
'adquiridos a. los demás. El peligro reside, no en
la imposibilidad o dificultad
de la restauración del orden de la
sociedad, sino en
la apatía o desinterés de aquellos que están
especialmente capacitados
para llevar a cabo esta labor. Lo im­
portante es ser conscientes de nuestras limitaciones, ya que con
ello evitaremos . el desánimo. En el turno de preguntas, Papa­
lardo, miembro de Alianza Católica,
de Italia, destacó el hecho
de que el sistema de trabajo de los círculos es básicamente el
mismo que el seguido por ellos, congratulándose de encontrar
en otras naciones personas con el mismo pensamiento.
Concluyendo esta segunda serie de foros, Antonio Dolz habló
sobre «De la liberación liberal a
la liberación socialista», cen­
trándose en la íntima relación existente entre ambas m,eracio­
nes, pues constituyen dos elementos del mismo proceso: la
re­
volución. Mostró cómo revolución y liberación conver¡,;en en un
mismo punto,
que es el rechazo de Dios, puesto que la revolu­
ción busca fundar un estado de
cosas contrario al querido por
Dios, y la falsa liberación rechaza todo
lo que se impone al hom-
1284
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
bre haciéndole depender de algo que no sea él mismo: Princi­
palmente, Dios
y todo el Orden por El creado, esto es, la Igle­
sia y la Civilización cristiana.
Esta idea central fue desarrollada en dos sentidos: primero
exponiendo el proceso Revolucionario ( Pseudo Reforma -
Revo­
lución francesa -Revolución comunista) y el papel que juegan
en ella las
falsas revoluciones; y segundo, viendo cuál es el origen,
desarrollo
y fin de la revolución y de las falsas liberaciones.
En el coloquio que se suscitó al
final, Manuel M.' Doménech
apuntó la posibilidad de que el
tema de un próximo congreso
fuera «Teoría
y praxis de la Contra-revolución».
Después de esta segunda serie de foros,
se dio paso a la
conferencia de Angel González Alvarez, titulada «La verdadera
liberación». El conferenciante señaló
que la libertad ha estado
siempre secuestrada. Y que, por ello,
los liberalismos quieren,
en primer lugar, liberar la libertad, que no es patrimonio indi­
vidual. La única verdadera liberación
es la que nos libera de la es'
clavitud del pecado y de la muerte, como se repitió bastantes
veces a lo largo de todo el congreso.
Algunos teólogos, llevados
por la precipitación, tomaron como
punto de partida el análisis marxista. Pero su error fue, preci­
samente, que no escogieron un método teológico, sino un método
incongruente
oon la ,realidad que querían analizar. Y preten­
dieron que, con la teología,
el hombre se Hberara de la esclavi­
tud política.
Terminó su conferencia señalando cómo estos modernos
«teó­
logos» mantienen los términos teológicos, pero cambiándoles el
significado. Con ello pierden
la esencia teológica de la Iglesia, la
cual queda convertida en un
instrumento más de la lucha de
clases.
La última conferencia de la mañana estuvo a cargo de Nar­
ciso Juanola Soler,
quien habló sobre «Qué es y por qué la op­
ción preferencial por los pobres». Comenzó su conferencia re­
cordando al profesor Sciacca: Hay que restituir la objetividad
del pensamiento y
descubri.r qué significa, en serio, eso de la
«liberáción». Hay que ser razonable,
y eso significa usar la ra­
zón, que es lo único que trae la libertad.
El mundo nos seduce, pero no tiene nada que ofrecernos.
La
libertad no se puede producir, porque es algo moreil. Y, como
dijo Sciacca, «si no se es libre en el cumplimiento de la ley mo­
ral, no se puede ser libre».
1285
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
A la «Teología de la Liberación» hay que contestanla con· la
misericordia, ya que cuando se tiene temor de Dios uno ya no
trata de engrandecerse a sí mismo. Pero como a la «Teología
de la Liberación» le falta
el temor de Dios, no puede ser mise­
ricordiosa.
La misericordia debe
ir acompañada de Ja caridad, y abierta
a
la misecordia de Dios, que es la única que hace eficaz la mise­
ricordia material y espiritual.
Para estos teólogos
no interesa la liberación en sí, sino el
«acto
de liberarse». Se trata, como se ve, de Uh concepto de po­
breza ligado al actuar.
Para
los católicos, terminó diciendo el conferenciante, Cris­
to nos ha abierto ya las puertas del Cielo. Por eso, la libera­
ción existe
ya de hecho. Pero para los que aún ,seguimos en el
mundo, está en potencia. Por eso necesitamos ponernos delante
de Dios.
Tras la comida
se celebro la mesa redonda, con el título de
«La teología de la liberación». José M.' Petit subrayó
la impor­
tancia de
algunos ataques contra la Iglesia que se lanzan desde
el seno de la
mal llamada «Teología de la Liberación». Se acu­
sa, por ejemplo, al propio cristianismo de no ser otta cosa que
una consttucción humana e ideológica, no establecida siquiera
por Jesucristo. Se ataca también a la Sagrada Biblia, a la que se
niega su origen divino: «No es la Palabra de Dios, sino el re­
sultado de la historia recogida desde el cristianismo primitivo».
De este modo, ejerciendo
la libre interpretación de su contenido,
afirman que sólo podemos llegar a saber
lo que se traduce del
comportamiento de los cristianos
en concreto, nunca lo que es
el cristianismo.
Don Eduardo Escartín Sánchez explicó a continuación el
am­
biente político-social del problema en el que también se apre­
cia el ataque generalizado y abierto a la Iglesia. Dijo que la Teo­
logfa de la Liberación es un movimiento marxista, que responde
al intento periódico· de penetrar en la Iglesia y descomponerla,
como viene haciéndose desde sus orígenes. Pero lo peculiar de
este intento
,es que no existe ese contenido teológico con el que
se anuncia, sino que
su relación política es el motor qu_e la im-
pulsa. No hay marxista que no aplauda esta teoría. ·
En España se han introducido teorías liberales que preten­
den «liberamos». Pero la «Teología de la Llberación» como tal
y con lo que implica de mezcla cristiana con marxismo necesita
de una experimentación, cuyo · laboratorio es Iberoamérica (Ni­
caragua, Chile ... ). Desde ahí se intenta que no se vea el fondo
1286
Fundaci\363n Speiro

CRONICAXXN REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
político, toda fa terrible mentira que supoue esta liberación para
no asustar a los otros pueblos.
Su misión, por tanto, y su 4:ác­
tica, es la formación de los obispos y sacerdotes por medio de
la libre interpretación del mensaje de Jesucristo, llevado a la
práctica en
el fomento de la lucha de clases.
Terminó
el turno de oradores don Francisco Canal, Vida!,
explicando la «Cristología en el problema de la Teología de
la
Liberación». ·
Esta pretendida teología, en efecto, intenta denigrar la ima­
gen de Jesucristo, diciendo de El lo que no es y lo que no 'ha
dicho ni hecho. Se trata a Jesús considerando desde el primet
momento que no
es Dios, y se hace un cambio en el otden de
Su vida. Por ejemplo, se llegan a plantear cuestiones tan in­
creíbles como ésta: ¿Cómo se veía Cristo a sí mismo? ¿Qué
pensaba de
su conciencia y de su misión?
Otra tendencia
se indina por afirmar que la realidad de
Cristo es legendaria y que se ha etnbellecido como las «historias
de los niños». Por
úiltimo, hay quien dice --empleando un len­
guaje liberal-que el Credo responde a creencias absurdas y
que, por tanto, creetnos cosas pasadas de moda, que no se
ajus­
tan a los problemas del hombre de hoy.
Para oscurecer
la figura de Cristo estas argumentaciones se
han recopilado en una colección cuyos títulos más destacados
.son: «Sociología del movimiento de Jesús», «Ealesiología», «Pre­
historia de los Evangelios», «Qué debemos creer todavía
... -»,
y que para hacerlos efectivos han tomado una peligrosa ten­
dencia teológica, que sabemos aberrante y falsa.
Tras esta
mesa redonda, el Padre Nonell, de Hryspania Mar­
tir, se dirigió a los asistentes exponiéndoles cuál era el objetivo
de dicha asociación. Explic6 que estaban recopilando datos para
poder presentar ante Roma los procesos de los innumerables
mártires de
la Cruzda española del 36-39.
Inmediatamente. después, Fernando Claro Casado pronunció
una conferencia titulada «Liberación por el trabajo», en la que
señaló que fue precisamente con
el protestantismo cuando se per­
dió
la visión del trabajo como liberador, empezando a entender­
se como un castigo y buscándose el interés. Esto fue el origen
del capitalismo.
· ·
Con la revolución industrial se sustituyó el trabajo del hom,
bre por el de la máquina. ·
Para Marx y Engels, el capitalismo surgió ante la descom­
posición del estado feudal. Pero como resultó insuficiente por
el incremento de los mercados, surgió la burguesía que, a su
1287
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
vez, fue el origen de muchas revoluciones. Los marxistas preten­
den la abolición de la burguesía. Para ellos el
trabajo es la me­
dida del valor de las cosas, Y también el mismo trabajo se mide
por el trabajo que cuesta producirlo.
Ante este callejón sin
· salida el conferenciante propuso como
únka solución dar prioridad a la caridad. Sólo la doctrina so­
cial católica ofrece soluciones al hombre que se encuentra asus­
tado frente a un mundo desacralizado. Sólo Cristo nos puede
dar la verdadera libertad.
En otro orden
de cosas, el conferenciante elijo que el tra­
bajo humano responde
al mandatp divino: «Henchid la tierra
y sometedla». La técnica es buena, y la máquina debe conside­
rarse
como aliada del hombre porque, a su vez, ella también es
fruto
del trabajo del hombre.
El trabajo responde
a la voluntad de Dios, y adquiere su dig­
nidad por el hecho de que es un hombre el que lo realiza. Es el
trabajo el ·que está en función del hombre, y no al contrario,
ya que, en definitiva, el hombre vale más por lo que es que por
lo que tiene.
Después
de esta conferencia, Giovanni Cantoni, de Alleanza
Cattolica, de Italia, y director de la revista Cristianiti'I, se dirigió
brevemente a
los congresistas para explicarles en qué consistía
su movimiento.
Después de rezar el Rosario, Elisa Ramírez Garbajosa pro­
nunció su conferencia «La familia, céllllla primaria de la liber­
tad». Durante la misma, señaló que
la familia constituye la cé­
lula fundamental de la sociedad y así lo reconocen muchos do­
cumentos, como la Declaración Universal de los Derechos Hu­
manos, la ONU, etc.
Con
palabras del Papa Juan Pablo II, lo fundamental es el
hombre. Pero el hombre pasa, necesariamente, por la familia,
La ponénte señruó que hoy en día se está tratando de. crear
un nuevo modelo
de familia, que pretende ser democrática. En
realidad esto supone
el suicidio de la sociedad, por ser el suici­
dio de la libertad. Con ello, la familia está dejando de ser un
cuerpo intermedio,
y ya no forma personas.
El único verdadero modelo de familia es
el de Nazaret. La
autoridad está en San José. La maternidad, en María, preocu­
pada por
los demás. La filiación, en Jesús.
El matrimonio
es un contrato de derecho natural. El amor
no es sensible. Se trata de un amor de voluntad, como el de
Cristo. Por eso la familia representa a Cristo y por eso se ataca
a la familia,
1288
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE.AMIGOS DE LA CIUDAD CATOUCA
El amor, dijo, son dos personas que miran en la misma di­
rección. Porque la familia no sólo crea hombres, sino que los
educa.
Lo principal de Ja cultura, como dijo Juan Pablo II ante
la UNESCO, en 1980, es la educación. Gracias a ella, el hom­
bre llega a ser más hombre. Y esa educación del hombre debe
realizarse, sobre todo, en
la familia. De esta forma, la familia
se convierte en la. Iglesia doméstica, en Ja única comunidad en
que cada hombre es amado por lo que es y no por lo que tiene:
sólo en la familia se ama al hombre por sí mismo.
Tras esta conferencia tuvo
lugar la cena y, a su término, la
Unión Seglar de Barcelona proporcionó a todos Jos asistentes
una velada recreativa muy agradable, con tuna incluida.
Domingo, 3 de nuviembre de 1985,
Comenzamos el día con la celebración de la Santa Misa, que
celebró el P. Arredondo. Tras el desayuno, el joven Licenciado
en Filosofía,. Pedro Miguel Punes Díaz, pronunció una confe­
rencia magnífica titulada «La evangelización de América, verda­
dera obra de liberación cristiana». El conferenciante señaló que
la celebración deJ quinto centenario del descubrimiento de Amé­
rica por Cristóbal Colón y del inicio de la evangelización del
Nuevo Mundo tiene un hondo significado
cultural, histórico y
religioso. Es de gran interés para
despertllr la conciencia de la
identidad católica, tanto de Hispanoamérica como de España.
La empresa española en América tuvo la virtud de abrir
un debate jurídico y teológico que motivó una respuesta
ver­
daderamente liberadora. La obra. de evangelización de América
fue impulsada por la
doctrina que se refiere a la expansión del
Reino de Dios y a la dignidad de todos los hombres en Cristo.
Esta empresa se comprende mejor ·si se consideran :las con~
diciones religiosas en las que se encontraban los pueblos preco­
lombinos,
como, por ejemplo, los sacrificios humanos. A su vez,
es paradójico que poseían, efectivamente, grandes valores en di­
versos ámbitos, como la educación, la justicia, etc.
La labor de España en América fue la de evangelizar civili­
zando y civilizar evangelizando.
Como dijo Pablo VI, Hispanoamérica debe dar «un novísi­
mo testimonio de civilización cristiana» que «ilumine al mun­
do entero». Esa es la verdadera liberación.
Después de esta conferencia hubo un tiempo libre para
en­
cuentros, entre los que destacaron los de Luis M.' Sandoval, so-
1289
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
bre la informatización de la contra-revolución, otro de Hyspania
Martir, la presentación de Pacem, la presentación, mediante mé­
todos audiovisuales, de las actividades de la Uni6n Seglar y la
preparación de
la XXV Reunión de anúgos de la Ciudad Ca­
t6/ica.
A continuación, María Adelaida Raschini, Catedrático de His­
toria de la Filosofía en la Universidad de Génova, pronunció
su conferencia sobre «Historia y liberación». En su conferencia
señaló que era
un sin sentido hablar de liberación sin haber,
ante todo, hablado de
la libertad que d hombre posee por su
estatuto ontológico. Todas las formas de liberación buscan la li­
bertad personal a partir de la liberación entendida como volun­
tad de liberación del
mal. La historia, por lo tanto, es el tiem­
po
de la libertad (y por eso, la historia no es naturaleza). Es
en la historia donde cada hombre
es llamado a una tarea con­
creta: contribuir al desarrollo del «sistema de la verdad», esto
es, al desarrollo de la historia que permanece en
cuanto es tes­
timonio de
la verdad perenne.
Sciacca, recordó la profesora Raschini, combatió el bonum cer­
tamen del hombre integral, que supone el suicidio de la libertad
como lústoria, la consumación del martirio de la inteligencia y
de la voluntad para hacerse
integrailes ( no reductivas) para no
reducir así al hombre a parte. La gran empresa metafísica de
Sciacca fue la de la fundamentación del finito como positividad,
lo
cual sólo se puede hacer a partir de la idea de creación para
construir una metafísica
de la creación misma. Sólo desde aquí
se· pueden anailizar todas las situaciones negativas del mundo
de
hoy.
Con optimismo metafísico profundo, Sciacca nos inicia en el
único camino
real y positivo de la única historia auténtica y del
único .auténtico progreso: el de Dios, principio, centro
y fin de
1a Historia.
Después
de la comida dio comienzo la tercera y última serie
de foros.
Vladimiro Lamsdorff, profesor de Filosofía del Derecho y
Derecho Natural en la Universidad Autónoma de Barcelona, dio
el foro titulado «¿Liberación de Rusia?».
El ponente señaló cómo
es imposible la liberación de Rusia tal y como está hoy en día,
porque es la dictadura más dura del mundo. No está tan claro
el secreto de cómo perpetúan su poder, pues se ve que, aunque
las personas van cambiando,
el sistema permanece. Esto tiene
una respuesta sencilla: el régimen soviético es de una
configura­
ción muy simple. Se trata. de un único partido compuesto por
1290
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
dos sectores: los que «dicen sí a todo», pero que en la práctica
no tienen función alguna, y aquellos que nombran o quitan car­
gos de importancia, Estos son los funcionarios. De entre ellos, el
más importante es el Secretario local. El conjunto de todos ellos
forma la Nomenclatura. Con todo, y aunque son ellos los que
·
: mandan, necesitan de una burocracia funcional para ser encares.
En el foro dedicado a la «fecundación in vitro», Begoña Gar­
cía-Conde, tras• anotar los
«éxitos» que desde 1978 se vienen
sucediendo en este terreno, y
e,,,plicar cómo se llevan a cabo
estos métodos, hizo referencia a los problemas legales y éticos
que
se han suscitado al respecto.
Al final
de la ponencia hizo hincapié en que la separación
del aspecto unitivo y procreador del acto conyugal conculca la
ley natural y
es contraria al derecho y a la moral.
Pedro Brunsó Ayats, uno de los puntales de la revista Nord,
de Gerona, que tan espléndida labor realizan mostrando la in­
tegración de la tradición catalana en la hispánica, forjadora de
España, desarrolló el foro «Autonomía o foralismo», exponien­
do, para mayor
olaa:idad, el tema en relación a Cataluña. Mos­
tró cómo la Cataluña clásica se artículó en la monarquía hispá­
nica y cómo, en cambio, los actuales nacionalistas no
se apoyan
en
la auténtica tradición castellana, sino en los nacionalismos
surgidos en
· el siglo pasado de ideas revolucionarias extranjeras.
Ello ha provocado una teoría de las nacionalidades completamen­
te contraria a la tradición catalana.
Cerrando esta serie de foros, habló Patricio Jobbé-Duval,
de­
legado del C. E. E., sobre la «Liberación en las relaciones em­
presariales». Partió de las enseñanzas de la encíclica Laborem
exercens, que sirve de base para muchas aplicaciones prácticas,
a las que
se refirió en concreto, señalando que esta es la labor
que desarrolla en Francia el Centre d'Etudes des Entreprises
(C. E, E.), del que
Speiro ha editado dos folletos que pueden
resultar de gran utilidad.
A continuación, Jean Dumond, historiador e hispanista,
de­
sarrolló la conferencia «La primera liberación de América». Tras
agradecer la oportunidad que
le brindaban los amigos de la Ciu­
dad Cat6lica, demostró cómo la historiografía actual deja mucho
que desear en el apartado de la acción de
España en América.
En realidad, cuando uno
busca en fuentes directas, que no están
ensuciadas por
el fango de la Revolución, descubre la gran labor
realizada por España. De heoho, los indios vivían mejor en los
comienzos de las
encomiendas ( tan criticadas) que en el siglo
XIX, después de la independencia.
1291
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
La principal liberación realizada en América fue la religiosa,
y ésta
es aún más olvidada por los comentaristas actuales. A
ella hay que agradecer, incluso, que hoy pervivan estas razas,
ya que si no llega a ser. por los españoles se habrían visto con­
denadas a desaparecer por sí mismas. Todo el continente
ame­
ricano se vio sacudido por esta explosión de júbilo proveniente
de la conversión. Y que no se diga que fue una falsa conver­
sron: los mismos jóvenes indígenas
se lanzaban alegres a evan­
gelizar á sus compatriotas.
Por
último, Federico Müggemburg pronunció la conferencia
firu,] del Congreso, llamada «Lo que Hispanoamérica necesita
para su liberación». En su conferencia, el
ponente señaló que la
« Teología de la Liberación» es una herejía porque, areptando
una parte de verdad, mantiene postulados erróneos. En realidad,
lo que se ha equivocado
es el término «liberación» con el tér­
mino «salvación». Frente a esto, la
única liberación nos viene
de Cristo Jesús, el Verbo encarnado. Todas las construcciones
li­
beracionistas que rechacen· esta piedra .angular son falsas y enga­
ñosas.
Recordó cómo, para San Pablo, los enemigos y opresores del
hombre eran
el espíritu mundano, el demonio y la concupiscen­
cia. Por eso debe el hombre liberarse de ellos si pretende al­
canzar su liberación. En definitiva, el pecado es el único objeto
de
la liberación. Y para restaurar el· orden social y temporal,
destruido precisamente .por
el ,pecado, la filosofía tomista ofrece
terreno firme y recursos poderosos y seguros. Con
palabras del
Papa Pablo VI, dijo: «La Iglesia asocia, pero no identifica nun­
ca, liberación humana y salvación
en Cristo»..
El Papa Juan Pablo II es un agente evangelizador inusita­
do para Hispanoamérica, pues aúna
la evangelización que con­
tiene el mensaje de salvación eterna en Cristo, con el mensaje de
liberación, por la reconciliación, en lo temporal.
Para lograr
la verdadera liberación de Hrspanoamérica se itn­
pone un retomo dd mundo a Dios, se impone una genuina con­
versión; una genuina reconciliación que, para ser plena, exige
necesariamente
la liberación del pecado, que ha de ser rechazado
en sus ralees más profundas.
El ponente terminó su conferencia proponiendo como solu­
ción concreta
el novenario de años que unos seglares católicos
han propuesto
al Papa, y éste aceptado, para celebrar el quinto
centenario del descubrimiento y la evangelización de
América.
Esto puede ser la base de lo que Hispanoamérica necesita para
su verdadera liberación.
1292
Fundaci\363n Speiro

CRONICA XXIV REUNION DE AMIGOS DE LA CIUDAD CATOLICA
Acabada la conferencia se hizo una procesión con el San­
tísimo, presidida por el P. Alba, El P, Victorio Rodríguez di­
rigió unas palabras a los asistentes, tras las cuales se impartió
la bendición, dando por concluido, de este modo solemne, este
KX;IV Congreso.
AGUSTÍN LOSADA PESCADOR.
LA TENTACION LIBERACIONISTA
PLATICA DEL R. P •. VICTORINO RODRIGUEZ, O. P., EN-EL ACTO
LITURGICO FINAL DE LA XXIV REUNION DE AMIGOS
DE LA CIUDAD CATOLICA
Señor, al despedirnos de la Ciudad Católica, que es tu Ciu­
dad, que quiere ser totalmente tu Ciudad, queremos expresar
ante Ti nuestra actitud:
a) Inicialmente, al llegar al Tibidaba, recordamos la ten­
tación con que te probó el diablo en lo alto de la montaña:
«Haec
omnia tibí daba»: te daré todas estas grandezas ilimita­
das si me adoras (Mt 4,9).
b) Durante estos días hemos reflexionado sobre otra gran
tentación, igualmente falaz, igualmente diabólica: una libertad
fantástica, una liberación pseudohumanista, sin horizonte teoló­
gico, sin conciencia de pecado, sin amor a Ti. Otra vez haec
amnia tibí daba: libertad sin cauces, libertad sin verdad; no se
piensa en la libertad de espíritu de los hijos de Dios que obran
la
paz, sino en la libertad para la lucha, para la praxis revolu­
cionaria, suplantando
la esperanza teologal por la utopía intra­
mundana.
e) El diablo mintió, ,que es lo suyo (Jn 8,44), al prometer
a Cristo
«haec amnía tibi daba», porque prometía lo que no te­
nía y exigfa para sí la adoración propia de Dios. También mien­
te ahora por
los pseudoteólogos de la liberación, que ni andan
ni conducen por
los caminos de Cristo, Verdad y Vida, y pro­
meten una redención engañosa, demasiado m.'aterial, irrelevante,
convertible en miseria espiritual.
d) Cristo fue tajante con el diablo tentador en la cumbre
del monte: «Apártate, Satanás,
al Señor tu Dios adorarás y a El
sólo .darás culto» (Mt 4,10). También aquí se dijo estos días: esa
1293
Fundaci\363n Speiro